www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Crónica política

Ni los habituales cien días de cortesía para Rajoy

lunes 02 de enero de 2012, 22:41h
No va a tener ni los cien días de cortesía que habitualmente se han otorgado a todos los presidentes del Gobierno al comienzo de las legislaturas. El PSOE se lo ha dejado claro a Rajoy. El portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, José Antonio Alonso ha anunciado la petición de las comparecencias del presidente del Gobierno y todos sus ministros en la Cámara Baja para que expliquen las medidas adoptadas por el Consejo de Ministros el pasado viernes. En un día, este 2 de enero, donde ha comenzado la actividad política de este nuevo 2012, en el que el ministro de Hacienda ha anunciado nuevas medidas que serán aprobadas por el Consejo de Ministros, que esta semana se adelanta al jueves por la festividad de Reyes. También, semana crucial para la reforma laboral, después de que Rajoy pidiera a los agentes sociales, empresarios y sindicatos, que presentarán sus propuestas para llegar a un acuerdo antes del día 6.
José Antonio Alonso ha dado muestras de lo que le espera al nuevo Gobierno. El jefe del Ejecutivo y todos sus ministros deberán comparecer en el Congreso de los Diputados para explicar los recortes aprobados el pasado viernes y los que se impulsarán “en el futuro próximo”. Una medidas que el portavoz socialista ha calificado de “castigo tremendo” para las clases medias, los jóvenes, los autónomos y las rentas del trabajo. En el discurso de siempre del PSOE, según analistas políticos consultados por este diario, Alonso ha subrayado que “es una subida de impuestos para todos y no sólo para los que más tienen” y ha criticado las “congelaciones y los recortes del gasto social” con los que ha comenzado su mandato Mariano Rajoy.

El dirigente socialista ha intentado justificar el desfase entre las previsiones de déficit de 2011 que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero estableció para 2011, de un seis por ciento del PIB, frente al ocho por ciento que le sale al nuevo Ejecutivo del PP: “El Gobierno sabía que las cuentas estaban claras, que el exceso de déficit no es imputable a la Administración del Estado y también era perfectamente consciente del estado de las cuentas de las comunidades autónomas, entre otras cosas porque los populares gobiernan en la mayoría de ellas desde mayo”.

Fuentes del PP consultadas por ”El Imparcial” subrayan que precisamente ése ha sido el problema. “Tras las elecciones del 22 de mayo, pudimos analizar y conocer de verdad la realidad de las cuentas públicas de determinadas comunidades que habían estado gobernadas por el PSOE y que efectivamente tenían un importante desvío sobre el déficit presupuestado y lo que de verdad se estaba gastando. Tienen razón Alonso y otros dirigentes socialistas cuando dicen que el Gobierno de Rajoy sabía la situación de las comunidades autónomas gobernadas por el PP, precisamente por eso, porque pudo acceder a las cuentas de regiones como Castilla-La Mancha o Extremadura tras las elecciones del 22 de mayo”.

De todas formas, la subida de impuestos que decidió el Consejo de Ministros del pasado viernes ha satisfecho a muy pocos. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha admitido que el incremento de las retenciones en el IRPF, de las rentas del capital y del IBI fueron medidas “difíciles de adoptar, pero necesarias para promover el crecimiento económico, crear empleo, financiar los servicios públicos y mantener la cohesión social y territorial”. Montoso ha anunciado la adopción de nuevas medidas en la reunión que el Gabinete popular celebrará el jueves, aunque en esta ocasión estrictamente de política económica, sin más ajustes ni recortes, tendentes a demostrar a “los socios europeos e internacionales que en España hay un Ejecutivo con iniciativa y capacidad para tomar decisiones”.

El ministro de Hacienda ha insistido en que el Gobierno mantiene la previsión de déficit en el 8 por ciento al cierre de 2011, aunque el titular de Economía, Luis de Guindos, haya planteado que el saldo negativo de las cuentas del Estado puede ser todavía mayor. “Hasta que no estén cerradas las cuentas no se puede avanzar nada más”, ha subrayado Montoso.

En el PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba ha vuelto a tomar la iniciativa en la carrera sucesoria por la secretaría general del PSOE en sustitución de José Luis Rodríguez Zapatero. Como hizo durante las semanas previas a la campaña electoral de las pasadas elecciones generales, “con unos resultados que quedaron a la vista el 20 de noviembre”, según los analistas políticos consultados por este diario, el hasta ahora único candidato a dirigir el PSOE, a la espera de la decisión que tome Carme Chacón, ha estrenado página web, en esta ocasión bautizada como Rubalcaba38, para compartir y debatir sus propuestas para el futuro del partido con militantes y simpatizantes socialistas.

El “caso Urdangarín” también ha aportado novedades interesantes tras levantarse el secreto del sumario. Una de ellas que el Duque de Palma llegó a utilizar el Palacio de Marivent, residencia oficial de Sus Majestades los Reyes en la capital mallorquina para cerrar alguno de sus negocios, según se desprende las investigaciones judiciales. Concretamente, el ex director general del Deporte del Gobierno balear de Jaime Matas, Pepote Ballester, explicó al juez, José Castro, y al fiscal, Pedro Horrach, que en 2003 que tanto él como el su presidente cerraron en Marivent un acuerdo con Urdangarín por valor de 18 millones de euros y por el que yerno de Rey recibió una comisión de 300.000 euros. Ballester manifestó en su declaración judicial que el motivo de esta negociación fue el compromiso del Gobierno de Jaime Matas para patrocinar al equipo ciclista Illes Balears.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios