www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Se modificaron siete ministros

Evo Morales renueva la mitad de su gabinete al cumplir seis años de mandato

martes 24 de enero de 2012, 10:04h
El presidente de Bolivia comienza su séptimo año al frente del gobierno con una significativa renovación de su tren ministerial, que supuso el nombramiento de siete nuevos ministros, la ratificación de diez y la incorporación de dos extitulares, que buscarán revitalizar un Ejecutivo que cerró el 2011 con dificultades.
El presidente boliviano, Evo Morales, ha realizado este lunes importantes cambios en su gabinete de gobierno con la renovación de siete de ministros, la ratificación de otros diez y la incorporación de otros dos extitulares que formarán nuevamente parte del equipo que trabajará con el líder indígena en su séptimo año de mandato.

El nuevo gabinete estará conformado por Juan José Hernando Sosa, como ministro de Hidrocarburos y Energía; Arturo Vladimir Sánchez, de Obras Públicas, Servicios y Vivienda; Amanda Dávila, de Comunicación; y Mario Virreyra, como titular de Minería y Metalurgia.

El despacho de Justicia lo dirigirá Cecilia Ayllón, mientras que como ministro de Salud y Deportes ha sido designado Juan Carlos Calvimontes; y para encabezar el despacho de Medio Ambiente y Agua ha sido nombrado Felipe Quispe Quenta.

Los ministros ratificados son David Choquehuanca en la cartera de Relaciones Exteriores y Culto; Nardy Suxo como titular de Transparencia y Lucha Contra la Corrupción; Luis Arce, ministro de Economía y Finanzas; Nemesia Achacollo, de Desarrollo Rural y Tierras; y Teresa Morales, de Desarrollo Productivo y Economía Plural.

Daniel Santalla continuará como ministro de Trabajo, Empleo y Previsión Social; Viviana Caro seguirá al frente de Planificación del Desarrollo; Roberto Aguilar como ministro de Educación; y Claudia Peña continuará a cargo de Autonomías.

Juan Ramón Quintana regresa al gabinete de gobierno de Morales como ministro de la Presidencia, mientras que Pablo Gruox ocupará ahora el despacho de Cultura.

"Dormir bien para no volverse locos"

Tras el anuncio del nuevo gabinete, el presidente boliviano, conocido por dormir poco y convocar a militares o embajadores antes del amanecer, recomendó a sus ministros que duerman bien y mejor solos, porque es más "importante dormir que comer", porque "si no duerme, uno fácilmente puede volverse loco".

"Algunos trabajamos 10 horas, 11 horas, hasta 16, 18 horas a veces", dijo el mandatario tras anunciar cambios en su gabinete y juramentar a los nuevos ministros.

"No me estoy quejando, no estoy reclamando, más bien (estoy) contento. Solo a veces, claro, siempre da sueño y aprendí en este corto tiempo, quiero que sepan, había sido tan importante dormir que comer, es mejor dormir que comer", explicó.

"Uno puede estar comiendo las 24 horas, pero si no duerme, uno fácilmente puede volverse loco", agregó, y dijo que eso le sucedió a él en su segundo año en el poder (2007).

"Casi me pasó eso a mí. Porque he experimentado, recomiendo a los ministros, ministras, en vez de comer y comer, hay que dormir y hay que escaparse para dormir solo", precisó.

"Si está bien acompañado, uno no duerme bien, pues. Ahí podemos preguntar al compañero Álvaro García Linera", agregó el mandatario, refiriéndose al vicepresidente del país y despertando las risas de la concurrencia

Recordó Morales que una vez perdió el control y no recordaba lo que dijo en un discurso porque "había dormido en la noche como dos a tres horas" porque "tenía muchas responsabilidades".

"No podía dormir a mediodía, ni en la tarde, ni en el carro. La otra noche, otras dos, tres horas. Cinco días había dormido cada noche como dos a tres horas y un domingo temprano tenía que estar a las 8 de la mañana inaugurando una obra", relató.

"Llegué temprano en helicóptero, prosiguió. Me acuerdo que las compañeras estaban esperando con desayuno. Tomé el desayuno, hubo el acto y no me acuerdo qué he hablado en ese pequeño acto y me sorprendí. ¿Qué está pasando conmigo?".

"Creo que tenía cinco actos ese día. Dije 'estoy mal', agarré el helicóptero, (volé) al cuartel de Chimoré, de ahí en avioneta (a La Paz), a las 11 de la mañana llegué a la residencia. Entré a dormir a esa hora y a las 6 de la tarde me desperté y recién me sentí Evo Morales, que había recuperado"