www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Irán contra Google y Hotmail

sábado 11 de febrero de 2012, 20:05h
La República Islámica de Irán ha bloqueado el acceso a las páginas de google.com y otras asociadas a este buscador de internet, además del correo gratuito de Microsoft hotmail.com. Antes ya había bloqueado google.es y google.fr. Poco a poco, los ayatollahs han ido aprendiendo la ventaja que la oposición tenía frente al régimen: el uso inteligente de la tecnología, es decir, la mensajería instantánea, las redes sociales, las aplicaciones de blog, correo y fotos interconectadas y las inmensas posibilidades que brinda la Red.

Así, desdela Revolución Verde, la inteligencia iraní ha ido aplicando esfuerzos en desarticular a la oposición cortando los canales de comunicación con el exterior y localizando a los opositores gracias al rastro digital que dejan en internet. Algunos de ellos tienen conocimientos informáticos pero otros –la mayoría- tienen sólo conocimientos de usuario que les sirvieron para levantarse contra una tiranía que había subestimado el poder de los blogs, las redes sociales, el correo electrónico y la mensajería móvil. Ahora son perseguidos a través de la tecnología que ellos mismos utilizaron.
Sin embargo, no basta perseguir a los opositores. Es necesario cortar las comunicaciones con el exterior. Mientras el régimen trata de lavarse la cara, activistas de todo el mundo denuncian las atrocidades de los ayatollahs y sus secuaces. La tortura de los detenidos, los asesinatos, las lapidaciones de mujeres, los ahorcamientos de gays, la persecución religiosa y política y, en general, la opresión de esta tiranía pasan factura a los diplomáticos y políticos iraníes que viajan buscando apoyo para su política exterior y su programa nuclear. Estas protestas menoscaban la imagen del régimen frente a sus propios ciudadanos.

La experiencia soviética muestra la importancia del apoyo exterior a los disidentes en el seno de las tiranías. Sin ese apoyo, el régimen tendrá las manos aún más libres para sofocar los movimientos de oposición. Si nadie sabe, si nadie pregunta ni nadie cuenta lo que está pasando en el país, la opinión pública olvidará o quedará confundida. Por desgracia, los regímenes totalitarios tienen experiencia en estas cosas: los hechos consumados a veces funcionan y la represión puede endurecerse si uno sabe gestionar la comunicación. He ahí los casos de Venezuela, Cuba y Corea del Norte. El régimen de Asad en Siria está perdiendo la batalla de la comunicación pero el resultado aún no está decidido.

El uso de Google y Hotmail asusta a los ayatollahs pero lo que en realidad les da pavor es el potencial de la red. Por eso, el régimen ha ido elaborando planes para lanzar una red nacional que permitiría desconectar a los usuarios iraníes de internet y conectarlos a una controlada por las autoridades y limpia de opositores, occidentales, demócratas y demás enemigos del régimen. Para ir allanando el camino, durante semanas, las autoridades han reducido la velocidad de la navegación y han aumentado el control que ya existía sobre internet.

De todos modos, el verdadero peligro para el régimen no es tanto la tecnología –que ahora también utilizan para perseguir opositores- sino las posibilidades que brinda a una oposición que no renuncia a la lucha por la libertad.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.