www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

AGUIRRE SE ENFRENTA CON LA CAMELANCIA SINDICAL DE LOS LIBERADOS

viernes 17 de febrero de 2012, 13:01h
Ahora sabemos que Alberto Ruiz-Gallardón, para evitar colisiones con los sindicatos, aceptó que dispusieran en la Comunidad de Madrid de 3.464 liberados, es decir, 3.464 funcionarios que, pagados por todos los madrileños, en lugar de trabajar se dedicaban a incordiar en la Administración autonómica. Si sumamos a esos 3.464 liberados, los del ayuntamiento de la capital, los de los municipios de la región, los de las empresas públicas y los de las empresas privadas, pues ahí tenemos la casi totalidad de los que asisten perfectamente organizados a las manifestaciones sindicales, con sus banderas, sus pancartas, sus altavoces y la general parafernalia. En ocasiones se han sumado a esas manifestaciones madrileñas, liberados de otras regiones a los que se ha trasladado en autobuses, con dietas y suculentos almuerzos al tradicional estilo del sindicalismo vertical del dictador Franco. Todo ese circo callejero organizado por las centrales sindicales se paga a 90% a través de los impuestos con que se sangra a los contribuyentes pues, las cuotas de los afiliados a CCOO y UGT solo alcanzan para sufragar el 10% de sus gastos.
Esperanza Aguirre ha hecho frente a la camelancia de los liberados en la Comunidad de Madrid y los ha reducido de 3.464 a 1.846, con un ahorro en horas de trabajo de 72 millones de euros. Solo aplausos merece la decisión de la presidenta de la Comunidad. Los ciudadanos están hartos de los abusos sindicales. De lo que se trata ahora es de modificar la ley que ampara la camelancia de los liberados. Si un trabajador quiere tener actividad sindical que la tenga, pero fuera de las horas de trabajo. El Gobierno de Rajoy debe hacer frente con decisión a este abuso absurdo y embridar a los sindicatos para que lleven a cabo su importante función en la vida española sin escandalosos agravios comparativos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.