NOTICIAS RELACIONADAS

enlaces patrocinadoS

PORTADA » sociedad

FALTA DE TRANSPARENCIA DEL GOBIERNO

Una farmacéutica italiana solicita cultivar arroz con genes humanos en Castellón

La organización ecologista Amigos de la Tierra ha denunciado este juevesla intención de la farmacéutica italiana Transactiva de cultivar al aire libre un arroz modificado con varios genes,uno de ellos humano. El objetivo de la empresa es obtener enzimas para el tratamiento de la enfermedad de Gaucher.

Carlota Calderón

05-05-2011

imprima esta noticia ENVIAR O COMPARTIR ENLACE

Transactiva es una farmacéutica italiana que, según informa Amigos de la Tierra, quiere cultivar arroz con genes humanos en Castellón, a fin de obtener enzimas con las que tratar la enfermedad de Gaucher.

David Sánchez, responsable de Agricultura y Alimentación de la organización ecologista, denuncia que este tipo de enzimas puede obtenerse en laboratorios a partir de células madre. “El tratamiento de esta enfermedad se puede conseguir a través de ingeniería genética, pero en un ambiente adecuado para que no suponga un peligro para la salud”.

La organización ecologista cree que el objetivo de la empresa al trasladar la investigación del laboratorio al campo es el de “abaratar costes”, un objetivo comercial que “no justifica la autorización de este cultivo” por parte del Gobierno. “Esperamos que la Comunidad Valenciana sea sensata y aplique el principio de precaución, ya que el riesgo de que acabe en la cadena alimentaria es elevado”.

Según a explicado David Sánchez a este periódico, hay una alta probabilidad de que el arroz genéticamente modificado se mezcle con arroz comercial en alguno de los procesos que van desde la producción al consumo. “No se sabe cómo podríamos reaccionar al comer ese arroz, los médicos que hemos consultado dicen que posiblemente desarrollemos alergias”.

ESPAÑA, PARAÍSO EUROPEO PARA LOS ORGANISMOS GENÉTICAMENTE MODIFICADOS (OGM)
Los riesgos ambientales y sanitarios de los OGM son aún desconocidos. En la revista Science aparecía en el año 2000 un artículo cuyo título refleja bien la situación: “Riesgos para la salud de los OGM: muchas opiniones pero pocos datos”.

Aún así, en EE.UU y Canadá forman parte de la alimentación cotidiana, y los consumidores no saben cuando los ingieren ya que no es obligatorio su etiquetado. En Europa, los OGM se pueden importar para su consumo, aunque debe especificarse en la etiqueta su condición y origen para asegurar la trazabilidad del producto.

En cuanto a su cultivo en la Unión, el único OGM destinado al consumo que se ha permitido es el maíz MON 810, cuyas semillas patenta la empresa Monsanto. Así mismo, se permite el cultivo de campos transgénicos experimentales, como el que pretende crear Transactiva en Castellón.

En el desarrollo de esta normativa, ningún país de la UE ha optado por cultivar de manera masiva el maíz MON 810. Muchos de ellos lo han llegado a prohibir debido a las dudas que existen en torno a sus efectos sobre el medio ambiente y la salud.

Tampoco se lo ponen fácil a las multinacionales que quieren establecer campos experimentales en su territorio. Sólo España destaca por su laxa política a la hora de regular el cultivo de OGM lo que, unido al secretismo con que el Gobierno ha autorizado el establecimiento de campos de OGM, ha convertido al país en el principal anfitrión de los transgénicos en Europa.

Así, la Península ha llegado a concentrar el 42 por ciento de los campos transgénicos experimentales y el 80 por ciento de la producción de maíz transgénico destinado al consumo.

“Las autoridades españolas son mucho más permisivas que cualquier otra autoridad europea", comenta David Sánchez, quien afirma que "las Comunidades suelen dar el visto bueno a todos los cultivos experimentales, lo que atrae a las multinacionales que, como Transactiva, no han obtenido el permiso necesario en sus países de origen".

Además, Sánchez denuncia a EL IMPARCIAL que hasta 2010 el ministerio de Medio Ambiente no proporcionaba información sobre la localización de estos campos, por lo que los agricultores no podían protegerse de la posible contaminación. “Cualquier ayuntamiento podía autorizar la experimentación con transgénicos sin la obligación de informar a sus habitantes, con la consecuencia de los agricultores que cultivaran maíz orgánico podían ver contaminada su producción sin saberlo”.

Amigos de la Tierra consiguió que el ministerio de Medio Ambiente diera esta información, aunque no sin pocas reticencias. "Hemos sabido que el ministerio consultó con la abogacía del estado para ver si realmente tenían que publicar la localización de los campos”, dice Sánchez. En cuanto a los cultivos de maíz MON 810, la ministra de Medio Ambiente Rosa Aguilar se comprometió a dar información sobre su localización exacta, aunque aún no se ha hecho efectiva esta promesa.

Este cultivo en España ocupa más de 70.000 hectáreas y supone que el 20 por ciento de la producción nacional de maíz sea del tipo genéticamente modificado.

“España ha hecho una apuesta clara por los transgénicos”, explica David Sánchez a este periódico, "aunque los agricultores han salido perdiendo". Sánchez aclara que los consumidores europeos rechazan el consumo directo de productos que contengan maíz modificado, por lo que los productores se ven obligados a venderlo más barato o a destinarlo a la alimentación animal . En el segundo de los casos, el maiz se introduce indirectamente en la dieta del consumidor , lo que Sánchez denuncia como un "fraude".

La Unión Europea rechazó en 2010 el etiquetado de carne, leche o huevos procedentes de animales alimentados con Organismos Genéticamente Modificados, a pesar de que Greenpeace reuniera un millón de firmas para reclamar el etiquetado obligatorio de estos productos. “La industria ha presionado a la Comisión. Es tan fuerte que se ha optado por no etiquetar”, sentencia Sánchez.

Amigos de la Tierra pide al Gobierno una "mayor transparencia sobre sus objetivos en torno a los OGM" y, a la Comunidad Valenciana que rechace el experimento de Transactiva ya que su "objetivo es puramente comercial y el riesgo que plantea para la salud es inaceptable".



enlaces patrocinadoS

De Compras por la red - Descubre una atractiva selección de ofertas online

VER MÁS OFERTAS AQUÍ