www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

DISPONIBLE EN LA PLATAFORMA DESDE ESTE FIN DE SEMANA

Llega La peste, la gran producción de Movistar+ dirigida por Alberto Rodríguez

Llega La peste, la gran producción de Movistar+ dirigida por Alberto Rodríguez
Ampliar
La gran apuesta de Movistar+ por la ficción española ve la luz este fin de semana tres años después de ser planteada. Creada por Alberto Rodríguez y Rafael Cobos (La isla mínima, El hombre de las mil caras) y protagonizada por Paco León y Pablo Molinero, La peste nos lleva a la Sevilla del siglo XVI para tratar de resolver unos misterios asesinatos. Por Javier Nuez.

En la primavera de 2014 se produjo una reunión que acabaría siendo vital para el panorama audiovisual español. Un gigante, Movistar+, quería empezar a desarrollar sus propios contenidos. Domingo Corral, elegido como director de contenidos, lo tenía claro: “quería que la primera serie la hicieran Alberto Rodríguez y Rafael Cobos”.

Director y guionista, sevillanos ambos, estaban en plena postproducción de La isla mínima. Rodríguez, que ya había hecho Grupo 7 y tendría por delante aún El hombre de las mil caras, ya había pasado por televisión con Hispania y no le quedaban muchas ganas de regresar. Sin embargo, ambos compartían una ensoñación: ¿cómo sería la Sevilla del siglo XVI?

“Alberto siempre había tenido el sueño de reconstruir aquella Sevilla: una de las ciudades más ricas, pobladas y variadas, la capital del mundo”, señala José Antonio Félez, productor de cabecera del director andaluz.

“Tras hacer Hispania, lo que no me apetecía era volver a meterme en una producción con los tiempos ajustados, preparar y editar capítulos de montón de minutos, no quería repetir esos ritmos”, apunta Rodríguez, que además ponía como condición hacer una serie “lo más verosímil posible”.

Movistar dispuso carta blanca y el germen de La peste ya estaba en marcha. Con el deseo concedido, Alberto Rodríguez y Rafael Cobos se pusieron manos a la obra con el guión.

“Hay tres tipos de escritores: el que piensa antes de escribir, el que piensa mientras escribe y el que lo hace después de escribir”. Rafael Cobos parafrasea a Schopenhauer cuando habla de se primer enfrentamiento con la hoja en blanco. “Nosotros somos del primer tipo: somos muy conceptuales, decidimos hablar antes y de ahí construir”, apunta antes de describir los primeros bocetos: “Teníamos muy claro hablar de Sevilla y que se nos había dado bien usar el thriller como pretexto para contar algo que nos pareciera interesante”.

Rodríguez, por su parte, habla de la dicotomía que se le presenta al ejercer a la vez como director y guionista: “Tengo dos partes que se pelean, como un Jeckyl y Hyde. Como guionista, íbamos incorporando todo lo que se nos ocurría, pero luego nos dábamos cuenta de que los primeros argumentos eran inasumibles. Dentro de lo que hay hemos logrado encajar muchas de esas cosas”.

Inasumible o no, La peste ha contado con un presupuesto de 10 millones de euros para tratar de reproducir con exactitud la Sevilla del siglo XVI. El más alto que haya tenido una ficción televisiva en España nunca. Pese a ello, creadores y productores lo tienen claro a tenor del resultado. “Es hasta barata”, comenta Domingo Corral. “La presidenta de Sky, que distribuye de manera internacional la serie, se sorprendía de lo que había visto tras compararla con otro de sus productos de ficción histórica, Britannia, que ha costado entre 30 y 40 millones de euros”, apostilla.

“Cada euro que se ha gastado luce en pantalla”, añade Félez. “La Sevilla del XVI era renacentista, de la que apenas queda nada hoy, así, el primer reto era lograr situar la acción: dónde se van a mover los personajes, cómo vamos a ver esas calles que no existen… Teníamos que crear esa ciudad, hacer aparecer lo que no existía”, relata el productor.

Para ello, un departamento de arte formado por 70 personas fue el encargado de dar vida a esa Sevilla. “La alternativa, construir decorados fuera, nos hubiera costado el doble. Un equipo así es exagerado para televisión. Había carpinteros, herreros… todos los oficios, pues cada objeto que se ve está cuidado al máximo, no hay ningún anacronismo, lo que hay es lo que se utilizaba en el siglo XVI”, continúa explicando Félez.

Ese mimo por el detalle se refleja en la pantalla y también en la historia. La labor de documentación a cargo de Rafael Cobos fue exhaustiva.”Uno se da cuenta de lo diferente que eran las cosas por entonces: el diez por ciento de la población de la ciudad era negra, se hablaban unos 50 idiomas y dialectos, gente de procedencias inverosímiles, convivía la mayor de las riquezas con la pobreza más absoluta…” van señalando los creadores.

“Lo que nos preocupaba era pensar como pensaba un ciudadano de la época en contraposición a lo que se piensa hoy de lo mismo”, apunta Cobos. “Queríamos que se reflejara la moral y costumbres de la época y no hacerlo con la mentalidad de hoy y ser políticamente correctos: si había explotación infantil, la había; si había esclavitud, aparece; la mujer en aquella época sólo podía ser monja, puta, ama de casa y madre”, completa Félez.

Ese sueño de Alberto Rodríguez de pasear por esa Sevilla perdida, puente entre dos mundos, se hace casi tangible en este thriller vibrante en medio de una ambientación más que lograda. Sus creadores mencionaron que “no bastaba con hacer una serie buena sino que debía ser excepcional”. A tenor del resultado, lo han conseguido.

Los seis episodios de La peste están disponibles de forma completa desde el 12 de enero en Movistar+.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

Foro(s) asociado(s) a esta noticia:

  • Llega La peste, la gran producción de Movistar+ dirigida por Alberto Rodríguez

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    7216 | Fernando Loja - 13/01/2018 @ 14:04:50 (GMT+1)
    He visto los dos primeros capitulos. Sinceramente ,no me han gustado. Obscura, falta de ritmo y sober todo la fatal diccion de los actores.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.