www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RUBALCABA TOMA LA CALLE

jueves 01 de marzo de 2012, 12:58h
Alfredo Pérez Rubalcaba es un peso pesado de la política. Por culpa de las ocurrencias y los despropósitos de Zapatero perdió las elecciones, pero no la inteligencia. El líder socialista sabe que carece de argumentos para debatir en el Congreso y ha decidido tomar la calle. La multiplicación de movilizaciones, manifestaciones, huelgas y violencias terminará por hacer reaccionar a la opinión pública contra el Gobierno, si se muestra incapaz de dominar las algaradas.
El pulso de Rubalcaba contra Rajoy está ya en la calle. No era difícil pronosticar lo que iba a ocurrir tras las elecciones generales. Lo hicimos no pocos articulistas. Rubalcaba se iba a defender con las armas que tiene a su alcance. “La oposición responsable” anunciada por el PSOE, ahí está. Sería absurdo negar la evidencia. No han pasado tres meses y la calle está ardiendo. La “oposición responsable” quería decir que Rubalcaba hará aquello que crea más conveniente para el PSOE. Y en eso estamos.
Hay, sin embargo, tal hartazgo de las contradicciones socialistas y, sobre todo, del negocio de los sindicatos, que se están forrando a ganar dinero en lugar de defender a los trabajadores, que muchos centenares de miles de personas están dispuestas a lanzarse a la calle para manifestarse en favor del partido y del líder al que votaron abrumadoramente en las elecciones de noviembre pasado.
Rajoy puede encauzar a esas multitudes con movilizaciones en la calle y dar la réplica a Rubalcaba en el terreno que el líder socialista cree que le pertenece. Puede también Rajoy aguantar mecha y esperar a que se cansen los vociferantes y violentos. Está última fórmula, sin embargo, es muy peligrosa. Lo inteligente en estos momentos para el líder del PP sería dar réplica cuanto antes a la calle de Rubalcaba en la propia calle.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.