www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Crónica cultural

La artista Elena Blasco se enfrenta al mundo con humor

domingo 08 de abril de 2012, 17:55h
La Sala Comunidad de Madrid-Alcalá acoge la exposición Millones y abundantes razones, de la artista madrileña Elena Blasco (Madrid, 1950). Una muestra repartida entre los dos pisos del espacio, en donde encontramos la mayor parte de las instalaciones en el piso de abajo y sus dibujos en el de arriba. 140 obras que la artista ha recogido de sus últimos treinta años de creación. Pintura, fotografía que aparece coloreada, esculturas con materiales diversos, plástico, alambres, telas, etc, y una obra grafica muy interesante. Empieza la exposición con una pequeña sala dedicada a los arboles. Instalados como personajes, con sus ramas recogidas, y en fotografías pintadas en donde aparece la forma del falo. Es difícil diferenciar sus etapas ya que las ideas sobre las que Elena Blasco se interroga, no siguen una evolución específica. Ni siquiera la exposición sigue un recorrido cronológico. Colores llamativos, formas lúdicas, desenfadadas, exuberantes, provocan una risa floja en el espectador que a veces debe acercarse para saber qué es lo que está viendo, exactamente.

Elena Blasco se licenció en Bellas Artes y se diplomó en Fotografía y Decoración. Es pintora, escultora y docente. A través de los títulos o frases que incorpora en las obras asoma el humor, como en esos grabados en donde la mujer se ve, literalmente, cortada por la mitad, con el bello título de Completamente enamorada hasta el punto de partirse por el eje (1996), o también la instalación del cuarto infantil amarillo, en la que aparece una tela en el suelo, también amarilla pero manchada de rojo, con la inscripción ¿Y cómo sabemos que usted no disfruto?. Asimismo, el pelo parece ser también un elemento que inspira particularmente a Blasco ya que aparece de forma recurrente en sus obras. La exposición se puede visitar hasta el 20 de mayo.

Hasta el 15 de abril, en el Teatro Fernán Gómez, se puede asistir al musical El crimen de Lord Arthur Saville, basado en la obra de Oscar Wilde. Lord Arthur debe enfrentarse a un terrible destino: le han profetizado que matará a un familiar.

Y, para terminar, recomendaría la obra El novelista ingenuo y el sentimental, del premio Nobel de literatura Orhan Pamuk (Estambul, 1952) que recoge las conferencias que pronunció sobre literatura en la Universidad de Harvard, cuando en el 2009 estuvo a cargo del seminario Charles Eliot Norton. Son una serie de seis estudios que analizan el arte de novelar, y la función del lector, a través de la experiencia personal de Pamuk. El título viene de la diferencia que considera el autor, según la famosa distinción de Friedrich Schiller entre poetas “ingenuos” que escriben con naturalidad y poetas “sentimentales” que se emocionan con la palabra escrita y el artificio de la literatura. Pamuk se detiene en las obras de Tolstói, Dostoievski, Stendhal, Flaubert, Proust, Mann y Naipaul para ir analizando, en cada uno de ellos, esa oscilación entre las dos formas de escribir.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.