www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

España está que muerde

José Antonio Ruiz
x
jantonruytelefonicanet/9/9/20
sábado 14 de julio de 2012, 15:57h
Como a Mariano se le subleve la pasma y los aceitunos, o sea, la Poli y la Benemérita del Duque de Ahumada, va a tener que echar mano del escuadrón de lanceros de la Guardia mora del Generalísimo para parapetarse del encabronamiento colectivo en la bodeguilla que se montó Felipe en Moncloa, escondido entre los botelleros de Ribeiro de Ribadavia, o mismamente detrás de las estanterías del búnker atómico donde se apila el papel higiénico en previsión de apretones intestinales fruto del miedo irreprimible ante el asedio enemigo…, pues no va a encontrar bomberos patriotas dispuestos a apagar más fuegos mientras él siga empeñado en cortarle la manguera al funcionariado “al alimón” que indulta de la poda a todos los asalariados que viven de la exhausta teta de la función pública.

La noticia de la expulsión durante una semana de un bebe de 15 meses de una guardería pública de la localidad alicantina de Benejúzar por morder a sus compañeros me ha hecho recuperar la fe en nuestro país. No me cabe ninguna duda de que con mocetones como el susodicho España saldrá, más tarde o más temprano, adelante, como la liga BBVA, pues si no conseguimos asomar las orejas conejeras por el agujero de la madriguera en la que estamos metidos, atendiendo a razones, o sea, con cabeza, en cualquier caso acabaremos saliendo a bocado limpio, o sea, por cojones, topando como cabestros, “as usual”, con todo aquel que se nos ponga por delante dispuesto a hacernos la existencia imposible.

Me lo tomo a broma mayormente para evitar otro disgusto innecesario tomándomelo en serio, queriendo pensar que lo del niño no fue una reacción impulsiva, a lo Balotelli, al barruntarse la que se nos ha venido encima tras el harakiri parlamentario de Mariano, a lo Emilio Salgari, moto sierra en mano, como en La matanza de Texas, dispuesto a cargarse la paga y el pavo de Navidad.

Nos guste o no, España está en manos de sus acreedores, los muy cabrones, convencidos de tener derecho de pernada. Ojalá sólo estuviéramos intervenidos. Nos están tomando al asalto, tal cual hizo Ronnie Biggs hace medio siglo con el tren de Glasgow; y bien que nos lo hemos ganado a pulso aunque como de costumbre paguen justos por pecadores.

Y va Arias Cañete, el abuelo de Heidi, y nos pide que extrememos las medidas para evitar los incendios en el monte -¡Como si fuera tan sencillo!-. «En los años 60 y 70 los españoles no podíamos tener cierto tipo de aspiraciones», dice el astronauta Pedro Duque aquí en El Imparcial. ¡Pues anda que ahora!

Más que pena invita al júbilo saber que con un poco de suerte varios miles de concejales tendrán que buscarse las habichuelas en otra parte si quieren seguir viviendo, pero honradamente, de su trabajo. Lo que enerva al abajo firmante es que Rajoy no haya elevado el porcentaje como mínimo hasta el 50%, y sobre todo que haya indultado de la criba a diputados nacionales, diputados generales, senadores y parlamentarios autonómicos.

Claro que al primero que desterraba a la Cuba de Castro sin más demora es al tal Llamazares, camarada insurgente, diputado vitalicio más allá de la muerte, que la tiene como el Boson y a quien un verano de estos debieran conceder el deseo de participar aunque fuere como figurante con pica, ya sea en el Festival de Mérida o en el corral de comedias de Almagro. ¡Pero qué cara más dura! ¡Viva la Banda!

Tiempo al tiempo, asistiremos al linchamiento indeseable de los políticos indeseables. Si es pacífico, bienvenido sea, pues se lo han ganado a pulso. ¡Que se jodan! Como dijo Andrea Fabra, la hijísima (de casta le viene a la galga castellonense), en la referida sesión del hemicirco donde asistimos al desplume del pueblo inerme.

Este es el día no obstante que la niña, los ojitos de don Carlos, todavía no ha tenido la decencia de devolver el acta de diputada. La hija de papa dice que no dirigió su exabrupto a los parados sino a los socialistas.

Orgía de inútiles culiparlantes y aprietabotones. ¡Váyanse a la mierda, señorías! Dicho sea con todo respeto, salvando de la invectiva a los cuatro gatos decentes, que por suerte todavía los hay.

Se lamenta el Secretario Beteta de que a día de hoy únicamente se ha echado el cerrojo a dos de las seiscientas empresas públicas que los diferentes gobiernos, taifas y caciques se habían comprometido a cerrar.

Dios no lo quiera, pero que después no se lleve nadie las manos a la cabeza si alguno de los cientos de miles de desheredados se va de la lengua o de las manos.

La otrora gran Nación ultrajada por los cuatreros de la política reverdece su bien ganada fama como tierra de contrabandistas. Que se lo digan al ex consejero catalanoide que han pillado in fraganti con el cartón de Ducados en la mano. España entera, tierra de pícaros, es un cortijo donde el señorito saca al perro a evacuar en la vía pública y deja la mierda en la acera después de mirar a uno y otro lado para asegurarse que no va a haber ningún vecino que censure su guarrada y carencia de civismo.

Mariano Rajoy, Registrador de la Propiedad ajena, pensó que la calamitosa herencia que recibió de Zapatero tenía fácil arreglo cortándole las uñas al monstruo. Y tomó el camino fácil de los remiendos con una política de parachoques, chapa y pintura, en lugar de con un verdadero plan de choque, con tal de posponer el rejonazo hasta pasadas las andaluzas.

Lo que le está sucediendo ahora, cuando se ve con el agua al cuello, se lo tiene merecido, aunque la clac pepera aplauda desde su escaño como si su líder hubiera ganado el Festival de San Remo.

El auto de fe inquisitorial del otro día nos lo tendría que haber hecho en diciembre pasado. Si ahora ha decidido no ser consecuente con sus convicciones porque no hay más remedio, o sea, por razones de fuerza mayor, allá él. Pero que no nos implique en su traición. Si Raphael reconoce que ya no es aquel, ni te cuento Mariano.

Lo que más me indigna es que no haya tenido el arrojo de mandar desguazar de una puta vez una estructura de Estado insostenible; que no haya dispuesto vía BOE la clausura ipso facto de las embajadas del rey Arturo (Mas); que no haya puesto a la venta en la feria del coche usado de IFEMA la flota entera de carrozas oficiales, empezando por los cochazos de los señores rectores; que no haya jubilado a los defensores del pueblo; que no le haya retirado a los mendas la VISA oro, los pasajes de avión en preferente, el iPap, el iPhone, el ADSL, el plan de pensiones, y la pobre madre que parió a tanto listo. ¡Casta infame de vividores!

Pronto, muy pronto no nos quedarán lágrimas que derramar ni sudor que enjugar porque no va a haber donde doblar el lomo por un jornal. Y no quedará otra que pagar nuestras deudas con sangre. The Walking Dead.

Y por lo que a Cristina Kirchner respecta, no la dejaba entrar en España para sus restos. Luis De Guindos debería encontrar un hueco en su agenda para querellarse contra la impresentable señora por haberle llamado “Pelao”, que en realidad es un insulto a España entera.

¿Cesión de soberanía? Y qué más da, si lo que hemos perdido es la dignidad.

José Antonio Ruiz

Periodista

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios