www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

el director de cine ha fallecido a los 83 años

Reacciones: "Borau abrió las miras del nuevo cine español"

viernes 23 de noviembre de 2012, 18:06h
La Real Academia Española recordará a José Luis Borau con un premio que llevará el nombre del director de "Furtivos" y que reconocerá el mejor guión cinematográfico del año. Apenas veinticuatro horas antes del fallecimiento de quien ocupó el sillón "B" en la Academia, el director de la institución, José Manuel Blecua, anunciaba el nacimiento del mencionado galardón. Además, Blecua adelantó que se habilitará una sala, en la sede de la Real Academia, con el nombre de Borau para acoger "los valiosos fondos atesorados" por el académico, para que sirvan de consulta a investigadores y especialistas. Estos anuncios se produjeron precisamente en un acto, celebrado en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, de la que Borau era también miembro, en el que se presentó el libro "José Luis Borau. La vida no da para más", editado por Pigmalión y la Fundación Autor de la SGAE, en colaboración con la Semana de Cine Experimental de Madrid, que el cineasta fallecido impulsó.

José Manuel Blecua, director de la Real Academia de la Lengua, ha señalado a Efe que con la muerte de José Luis Borau, a quien conocía desde niño, "se pierde un momento importante de la historia del cine" y a un hombre "polifacético, poliédrico". José Manuel Blecua, nacido en Zaragoza, como José Luis Borau, ha recordado que, cuando era un muchacho, leía las reseñas de cine que escribía Borau en el Diario del AltoAragón. "Todos seguíamos sus consejos. Lo conocía perfectamente, lo veía pasear por las calles de Zaragoza, hablando con mi padre. He tenido muy buen relación siempre con él". El director de la Real Academia ha comentado que era vecino del cineasta y académico en Madrid. "Comprábamos el periódico en el mismo quiosco y le visité hace muy pocos días junto a Soledad Puértolas: estaba bien, la verdad. Esto ha sido muy repentino", ha lamentado Blecua. "Siempre decía que don Fernando Fernán-Gómez era poliédrico, y él también lo era. Tenía un sentido del humor único, con una capacidad de autocrítica enorme. Cuando ingresó en la Academia, hizo un discurso muy bonito sobre el influjo del cine en nuestra lengua, al que respondió Vargas Llosa". "El decía -continúa Blesa- que hablábamos de la 'chica' y el 'chico', del 'bueno y el malo' o utilizábamos frases como 'eres más lento que el caballo del malo' por influencia del cine", ha precisado Blecua. El director de la Academia ha reiterado que tenía una buena amistad con el cineasta y que tenían pendiente un cocido. "Era un hombre de una gran bondad con un gran sentido crítico de la existencia. Venía de una tradición del aragonés puro, inteligente".

José Luis Borau fue "el mejor presidente que ha tenido la Academia de Cine" español, en opinión de Enrique González Macho, que ostenta este cargo desde abril de 2011. "No me lo esperaba", ha asegurado González Macho, entristecido tras conocer el fallecimiento del realizador aragonés. Y ha destacado tres cosas del desaparecido escritor y director de cine: "La más importante es que era una maravillosa persona, un hombre lleno de bondad y muy inteligente". Además, ha sido "uno de los directores más importantes de nuestro país, con esas películas que ahí están y ahí quedan". Pero, principalmente, González Macho ha destacado la labor de Borau al frente de la Academia que él preside ahora y cuyo cargo ocupó Borau entre 1994 y 1998. Y, más allá de su labor en el cine y en todas las facetas que tocó, González Macho ha querido recordar una imagen concreta de Borau. "Queda en la memoria colectiva las manos blancas de Borau. Ese era José Luis Borau", ha dicho González Macho en referencia a la ceremonia de los Goya en 1998, cuando apareció en el escenario con las manos blancas en protesta contra el terrorismo.

José Luis Borau era "un creador imprescindible que dedicó su vida al cine", un cineasta "comprometido al máximo con su profesión", según ha destacado la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) tras conocer su fallecimiento. Borau, que fue presidente de la SGAE desde 2007 hasta 2011, era un apasionado "hacia todo aquello de lo que formaba parte", ha afirmado hoy la SGAE en un comunicado. Para él no existía la palabra vacaciones, pues, cuando se le preguntaba al respecto, solo tenía una respuesta: "Yo las dedicaré a trabajar". Socio de la SGAE desde 1964, Borau fue presidente de la entidad y durante su periodo en el cargo "volvió a demostrar su responsabilidad por desarrollar su cometido con verdadero entusiasmo, convencimiento y profesionalidad", ha destacado la sociedad.

El realizador Alex de la Iglesia ha lamentado la pérdida de Jose Luis Borau, un realizador con "una carrera impecable", que con su obra consiguió abrir "las miras del nuevo cine español" a "nuevos contenidos e historias". Borau era ante todo "uno de los más grandes directores de este país", ha dicho a Efe el director de "La Comunidad", a quien la noticia ha pillado en pleno rodaje de su nuevo proyecto. "Fue de los primeros que se atrevió a rodar fuera y ver el cine desde un punto de vista infinitamente más abierto que hasta entonces", ha recordado De la Iglesia en referencia a filmes como "Río abajo" (1984), rodada en EEUU. Además de su labor de realizador y de ser de los primeros en tener "proyección internacional" y un "director maravilloso", Borau era "una persona absolutamente encantadora", que le ayudó y dio consejos, durante la etapa como presidente de la Academia de Cine de De la Iglesia. Borau fue presidente de esta misma entidad de 1994 a 1999, director de películas como "Furtivos", "Tata mía" o "Hay que matar a B", así como Premio Nacional de Cinematografía, entre otros galardones.

El director de cine José Luis Cuerda ha recordado la figura de José Luis Borau como "uno de los grandes maestros del cine", muestra "perfecta" de que el cine español "no es esta tontería que nos quieren hacer creer". En declaraciones a EFE, Cuerda ha declarado que Borau fue un gran maestro "no sólo por las películas y por los guiones que escribía, y que también producía, sino porque ejercía el magisterio y era un hombre de opiniones justificadas y justificables". "Gran apasionado, es la muestra perfecta de que el cine español no es esa tontería que nos han hecho creer tantas veces los medios de comunicación, y desde instancias muy interesadas, de que el cine español acabe siendo esa porquería que nos quieren hacer ver", ha añadido. Y estas mismas palabras que Cuerda arroja con acidez, Borau, ha afirmado el realizador de "La lengua de las mariposas", las suscribía "con total indignación". "A pesar de su sentido del humor, él era un gran crítico de la sociedad en la que estamos viviendo, y creo que de una manera muy justificada, además", ha reflexionado. En su opinión, Borau "fue uno de los directores que tuvo una mirada más clara de cómo hacer cine, y además supo hacerlo". "Era un gran discutidor y un gran pensador. Además sabía muy bien lo que se traía entre manos y lo que significaba crear por medio de las palabras, y de las imágenes, y de los sonidos. No hacía nada a tontas y a locas, lo tenía todo muy bien pensado", resume.

La actriz y cantante Nawha Nimri ha destacado el legado del cineasta y escritor José Luis Borau y destacó que su marcha supone una "pérdida importante". La actriz, que esta tarde recibió el premio Cineuropa de manos del alcalde de Santiago, Ángel Currás, destacó que no ha tenido ninguna relación profesional con el cineasta fallecido. "Son 83 años, quiero decir: seguro que los ha desarrollado espléndidamente y ha dejado un legado importante, que en paz descanse", ha dicho. Tras señalar que su marcha supone "una gran pérdida", señaló que ha sido a una edad avanzada a la que ella espera llegar. "Sinceramente", enfatizó.

La directora del Instituto Buñuel de la Fundación Autor de la SGAE, Inés París, ha considerado que el mejor homenaje que se puede hacer al cineasta José Luis Borau es que "en este país se siga haciendo cine". París ha presentado hoy en el Festival de Cine Iberoamericano de Huelva el libro escrito por Bernardo Sánchez en homenaje al desaparecido cineasta,"José Luis Borau. La vida no da para más", escasas horas antes de conocerse la noticia del fallecimiento del mismo. En declaraciones a Efe, París ha señalado que se trata "de una gran pérdida para la cultura española" y ha dicho que "ojalá con el tiempo se haga realmente un homenaje como merece una figura tan importante". "Para él -ha proseguido- su mayor alegría, es que en este país se siga haciendo cine", para luego destacar tanto su faceta humana como personal.

La actriz Alicia Sánchez, protagonista de la película "Furtivos", ha destacado "la categoría humana y cultural" del José Luis Borau, cuyo fallecimiento es una gran pérdida para el cine pero también para su gente: "Era cercano, maravilloso y tierno". La actriz, que se dio a conocer con este papel, ha querido recordar el valor que tuvo esa película en su momento y el que ha adquirido con el paso del tiempo: "Es una de las mejores películas del cine español, su estreno fue un boom justificadísimo, en un momento en el que no se podía hablar de casi nada". Durante el rodaje, Borau "estaba totalmente superado por el trabajo", ya que ejerció las labores de productor, guionista, director y además interpretó uno de los papeles más importantes del reparto, eso sin contar con las "dificultades económicas y de censura", ha añadido la actriz. "No se me ocurre mejor película para comenzar mi carrera. Le debo mucho", ha señalado la actriz, que tuvo su segundo papel en la gran pantalla gracias a la confianza de Borau.

Ana Duato, que trabajó por primera vez como actriz en la serie de televisión "Celia" (1993), dirigida por José Luis Borau, ha recordado al director como una persona, "cariñosa, atenta e inteligente" y que además imprimía "carácter" a sus trabajos. "'Celia' fue mi primer trabajo, muy importante para mí, y tuve la suerte de encontrarme con una persona cariñosa, atenta e inteligente a la hora de darle notas a los actores, todo un padrazo", explica Duato a Efe, en un descanso de la grabación de la serie "Cuéntame", que protagoniza junto a Imanol Arias en TVE. La intérprete resalta que Borau era parte de una generación de directores que "han marcado una época y un estilo de cine" y, entre sus películas, ha destacado títulos como "Furtivos" o "Tata mía". La grabación de "Celia" se desarrolló entre 1991 y 1992 -"se rodaba en formato de cine, era como hacer una película muy larga", recuerda la actriz- y se basó en los cuentos que Elena Fortún escribió en los años 30, que fueron guionizados por Borau y su amiga Carmen Martín Gaite. De la desaparecida escritora, la actriz recuerda que "iba bastante por el rodaje y estaba muy contenta con el resultado de la serie", un proyecto que se gestaba desde 1987, cuando el proyecto se presentó a Pilar Miró, entonces directora de RTVE, según recuerda la cadena pública en su página web.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios