www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

De maría luisa maillard

Presentación multitudinaria de [i]Vida de Soledad Ortega[/i] en la Fundación Ortega-Marañón

martes 27 de noviembre de 2012, 14:53h
La vida, el legado y la labor académica y cultural de Soledad Ortega han sido homenajeadas este martes en la Fundación José Ortega y Gasset-Gregorio Marañón gracias a la presentación del último libro de la periodista María Luisa Maillard, Vida de Soledad Ortega. Mediante un ameno viaje literario, el lector podrá descubrir la intensa, y para muchos desconocida, vida de la hijas del afamado filósofo español.
La Fundación José Ortega y Gasset-Gregorio Marañón ha acogido este martes la presentación del libro [i]Vida de Soledad Ortega[/i], de María Luisa Maillard, un viaje literario por la vida, la obra y el legado de la hija del brillante filósofo y académico español, calificado por Luis María Anson, presidente de EL IMPARCIAL, como "la más alta inteligencia del siglo XX español".

La presentación tuvo como conductores y ponentes a José Varela Ortega, presidente de la Fundación Ortega-Marañón y uno de los tres hijos de Soledad Ortega, Antonio Garrigues Walker, patrono vitalicio de la institución; y Javier Zamora Bonilla, director del Centro de Estudios Orteguianos.



En primer lugar, tomó la palabra Garrigues Walker, que comenzó su intervención destacando la especial dedicación de la autora hacia este libro, "que te atrapa desde el primer momento".

El presidente del despacho de abogados homónimo también quiso agradecer la labor y participación realizada por la Fundación Ortega-Marañón, así como la desempeñada por la Asociación de Mujeres Universitarias, institución clave en el avance de los derechos y las libertades femeninas en nuestro país y de la que fue presidenta la propia Soledad Ortega.

Garrigues Walker señaló que de todos los cambios sociales y políticos que ha vivido nuestro país, "el desarrollo del papel de la mujer ha sido uno de los más relevantes". También quiso poner énfasis en lo mucho queda por hacer en materia de igualdad de la mujer en la religión, poniendo como ejemplo el rechazo por parte de la iglesia anglicana a equiparar ambos sexos en su clero, y en materia de cuotas de presencia femenina en las empresas, "que no deberían ser obligatorias".



El jurista no quiso dejar pasar la ocasión para reconocer la profunda admiración que sentía y siente por la figura y labor de Soledad Ortega, con la que trabajó durante muchos años en los que llegó a fraguarse una estrecha relación de amistad y respeto mutuo. "No hizo otra cosa que apoyarme, que respaldarme, que inspirarme, a mi y a mi familia", declaró Garrigues Walker, que alabó el trabajo de recopilación de la obra y estudios de José Ortega y Gasset y se preguntó qué hubiera sido de todo su legado sin la labor de su hija, "una luchadora".

En segundo lugar intervino Javier Zamora Bonilla. El director del Centro de Estudios Orteguianos, que ha coordinado al equipo que ha reunido las obras completas de Ortega y Gasset, también quiso destacar la labor de la autora, en cuya trayectoria se encuentra además la biografía María Zambrano, otra de las grandes figuras femeninas del siglo pasado español.

Zamora Bonilla resaltó la prosa de Maillard, al tiempo que expuso las complicaciones que atravesó Soledad Ortega por culpa de la Guerra Civil española, conflicto que "truncó su juventud" y que la empujó junto a su familia al exilio y la obligó a reconstruir su vida en los años posteriores.

"A partir del año 53, junto a otras compañeras, volvió a poner en marcha la Asociación de Mujeres Universitarias, que también presidió, y con su impulsó intentó establecer un diálogo entre la España exiliada y la España franquista", apuntó Zamora Bonilla, que además puso hincapié en las complicadas relaciones que mantuvo la institución con algunos personajes polémicos de la época, como Buero Vallejo, Américo Castro, Antonio Machado o Tierno Galván, entre otros.



Por último, el director del Centro de Estudios alabó la labor de cuidado, clasificación, ordenación y recopilación de la obra de Ortega y Gasset "como un archivo vivo con el que los investigadores han podido seguir trabajando".

En tercer lugar tomó la palabra María Luisa Maillard, que agradeció a la familia de Soledad Ortega su colaboración a la hora de realizar y supervisar el libro. La periodista resaltó el trabajo que tuvo que realizar la hija de Ortega y Gasset "a pesar de todas las dificultades y con el enorme peso de su padre detrás".

La autora de la biografía destacó la labor de Soledad Ortega al frente de la Asociación de Mujeres Universitarias en los años más difíciles del franquismo "en los que logró mantener abierto un foro de libertad, ya que su compromiso con ella y con las mujeres fue constante a lo largo de su vida y dejó testimonio en numerosas ocasiones".

Maillard equiparó el peso de su figura a los de otros personajes femeninos españoles, como María de Maeztu o María Zambrano, al tiempo que destacó su obra y la incansable labor por la lucha de las libertades y los derechos de las mujeres "huyendo de la tentación peligrosa de mimetizar el mundo del varón".

La periodista citó a la homenajeada al señalar que "el hombre que se queda sin alma es un desalmado, mientras que a la mujer que se queda sin alma ya no le queda nada". Ademas, terminó su intervención destacando la personalidad de Soledad Ortega, "que no gustaba de exhibirse, sino prefería ser eficaz".

Como colofón al acto, el profesor Varela Ortega quiso clausurar la presentación destacando la labor que Soledad Ortega, su madre, también desempeñó al frente del Instituto Escuela. El presidente de la Fundación destacó lo ameno del libro y la falta de anacronía, "ya que refleja muy fielmente la realidad de la Guerra, de la postguerra, de las familias de entonces y sus ambientes".



Varela Ortega destacó dos cosas fundamentales que identifican la actual labor de la Fundación: "aquí no había una archivo, sino un montón de papeles desordenados, y convertir esa colección, cartas, fotografías, documentos de los Spottorno, de la Guerra de Cuba, en un archivo fue un trabajo muy importante de mi madre, además de un esfuerzo enorme; y tampoco había una biblioteca, que también fue una tarea suya, por lo que la labor de hoy en día no existiría".

"Mi madre representó en una época muy especial, rara y compleja a una generación que estuvo muy a favor de colaborar con la siguiente, nosotros, en construir esta institución (la Fundación Ortega-Marañón), añadió a modo de conclusión el profesor.

Entre los numerosos asistentes a la presentación del libro se pudo ver a Luis María Anson, académico y presidente de EL IMPARCIAL; Enrique Bacigalupo, magistrado del Tribunal Supremo; Soledad Varela Ortega, catedrática de la Universidad Autónoma de Madrid; Jesús Sánchez Lambás, director de la Fundación Ortega-Marañón (FOM); Manuel Gasset, patrono de la FOM; Joaquín Vila, director del periódico; José García Velasco, director de la Institución Libre de Enseñanza; Fernando Vallespín, director académico del Instituto Universitario de Investigación Ortega y Gasset; José Gasset, director de Relaciones Internacionales de Iberdrola; Emilio Gilolmo, director general de Relaciones Institucionales y Comunicación de Telefónica Internacional;José María Delgado, economista; Javier San Martín, catedrático de Filosofía de la UNED; Fernando R. Lafuente, director del ABC Cultural; Carmen de la Vega y María Cano, redactora jefe de EL IMPARCIAL.

----------

'Vida de Soledad Ortega', de María Luisa Maillard
Editorial EILA
ISBN: 9788494031601
Precio: 11 euros
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.