www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

PRESENTACIÓN EN LA FUNDACIÓN ORTEGA-MARAÑÓN

[i]En torno a Galileo[/i] o cómo afrontar la crisis según Ortega y Gasset

viernes 14 de diciembre de 2012, 00:16h
La Fundación Ortega-Marañón ha acogido este jueves la presentación de una nueva versión crítica del En torno a Galileo de José Ortega y Gasset, con comentarios del profesor de la Universidad de Salamanca y veterano en el estudio de los textos orteguianos Domingo Hernándesz Sánchez. El acto contó con la presencia del director de la editorial Tecnos, Manuel González, el director de la colección Los Esenciales de la Filosofía, Manuel Garrido, y el director del Centro de Estudios Orteguianos, Javier Zamora Bonilla. Por Laura Crespo
Este jueves se presentó en la madrileña sede de la Fundación Ortega-Marañón una nueva edición crítica del En torno a Galileo de José Ortega y Gasset, una de las obras clave del filósofo y ensayista español comentada por el profesor de Estética y Teoría de las Artes de la Universidad de Salamanca Domingo Hernández Sánchez dentro de la colección Los Esenciales de la Filosofía de la editorial Tecnos.

En torno a Galileo es una pieza maestra para completar el puzle del discurrir filosófico orteguiano. Germinada a partir de un curso pronunciado por Ortega y Gasset entre febrero y mayo de 1933, la obra adquiere ahora más actualidad que nunca atendiendo al concepto orteguiano de esquema de la crisis, que desarrolló ampliamente en sus ponencias de aquellos meses. Lo que es interesante desde la perspectiva actual es, según el artífice de esta nueva edición crítica, el análisis que hizo Ortega sobre el funcionamiento de los individuos en etapas de crisis, que es “de una actualidad terrible”.

Tal y como confiesa Hernández, “la definición que hace Ortega de la crisis”, y la “confusión” que ésta provoca en el individuo, “nos suena demasiado”. Sin embargo, entre el optimismo de atribuir el complicado momento actual a un ciclo histórico más y el pesimismo de quedarse con que la crisis descrita por Ortega duró más de dos siglos (XV-XVII), Hernández apuesta por una tercera postura: la que se apoya en la conclusión orteguiana de que el individuo en época de crisis es un hombre “perdido pero ilusionado”.

“Es una ilusión ligeramente angustiada y consciente de lo ganado y lo perdido pero capaz, al fin y al cabo, de volver a inventar en ciencia, política, arte y religión”, ha señalado Hernández.

En calidad de moderador durante la presentación de este nuevo En torno a Galileo, el director del Centro de Estudios Orteguianos Javier Zamora Bonilla incidió también en la idea de crisis expresada por Ortega como “momentos en los que las vigencias o creencias sociales pierden la fe de la gente, mientras que las ideas que han puesto en cuestión esas creencias son aún minoritarias, incapaces de sostener la vida”. Una definición en la que encajaría a la perfección el tiempo de Galileo y, según Zamora, puede que el nuestro propio.

La teoría del cambio histórico y la teoría de las generaciones son los dos grandes argumentos del libro que, tal y como recordó el también presente en el acto de la Fundación Ortega-Marañón Manuel Garrido, director de la colección Libros Esenciales de la Filosofía, “es una de las obras que marca la transición entre las dos etapas de Ortega y Gasset, el paso de la Filosofía de la razón vital a la Filosofía de la razón histórica.


Manuel Garrido, director de la colección Los Esenciales de la Filosofía; Domingo Hernández Sánchez, editor del nuevo En torno a Galileo; Javier Zamora Bonilla, director del Centro de Estudios Orteguianos; y Manuel González, director de la editorial Tecnos. (Foto: Juan Pablo Tejedor)


Los apuntes de María Zambrano
En torno a Galileo nació como una serie de ponencias de Ortega y Gasset en 1933 que, durante ese año y el siguiente vieron la luz en forma de artículos periodísticos en algunas de las publicaciones de la época. En 1942 se publicó una edición parcial, ya en formato libro, bajo el título, quizás más adecuado, Esquema de la crisis. Fue en 1947 cuando nació otra edición de estas conferencias, aún incompleta, con la actual referencia a Galileo en su portada y ocho años después, en 1955, el mismo año de la muerte de Ortega, cuando se publicó el texto que hasta hoy se mantiene.

Los análisis críticos de esta obra orteguiana se han basado a menudo en esas dos dimensiones: la periodística y la editorial en sus diferentes versiones. Sin embargo, el trabajo de Domingo Hernández adquiere un nuevo plano: el de los detallados resúmenes de las lecciones de 1933 que realizó una de las alumnas del curso, la por entonces joven profesora auxiliar María Zambrano. El acceso a los apuntes de la discípula de Ortega añade un punto de vista novedoso a la obra del filósofo, una visión objetiva y directa de cómo Ortega y Gasset impartió aquellos fructíferos meses de conferencias.

Con esta perspectiva tridimensional Hernández dice haber podido profundizar más en la figura del filósofo. “En esas ponencias explicaba dos temas (teoría de las generaciones y del cambio histórico), sí, pero también se estaba explicando a sí mismo: qué es Ortega en el año 33 y qué va a hacer después”, aseguró Hernández quien, calificado por los presentes como “uno de los mejores conocedores de los textos orteguianos”, hizo un modesto resumen de su trabajo: “Pongo notas y lucho para que Ortega se entienda mejor”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.