www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Crítica de arte

Impresionismo y postimpresionismo

Elena Viñas
x
elenavinaselimparciales/11/5/11/23
lunes 04 de febrero de 2013, 15:56h
A finales del siglo XIX, el impresionismo florece en las tendencias pictóricas como un movimiento rupturista con lo académico. Esa especie de evasión que experimentaron artistas como Van Gogh, Cézanne o Monet dejó huella irremediablemente en su obra, en la que dejaron entrever una intención más expresiva que expositiva en su ejecución. Una exposición organizada por la Fundación Mapfre en Madrid reúne 78 obras impresionistas y postimpresionistas del Museo d’Orsay, gracias a las que es posible tomar contacto con esta etapa artística, germen de las Vanguardias del siglo XX.
“No conozco mejor definición de la palabra arte que ésta: el arte es el hombre añadido a la naturaleza. La naturaleza, la realidad, la verdad, pero con un significado, con una concepción, con un carácter que el artista hace salir y a los que da expresión”. Con estas palabras explicaba Van Gogh su relación con la pintura, de las que se deduce la nueva concepción del artista como parte integrante de la obra y no sólo como mero ejecutor de la misma.

Tanto el pintor holandés como sus contemporáneos, cuyas obras han sido encuadradas en el estilo impresionista o postimpresionista, vivieron tiempos de cambios a finales del siglo XIX, cuando el sistema político y cultural imperante comenzaba a languidecer en pos de una nueva corriente de pensamiento que abogaba por huir de la alienación del hombre para preservar sus valores espirituales y su integridad.

Así pues, como respuesta al academicismo y al imperante sistema de representación heredado del Renacimiento, y vigente desde entonces, surgen las propuestas de Monet, Cézanne, Pisarro o Gauguin, artistas hoy admirados como pocos que en su tiempo, tuvieron que lidiar con el rechazo de gran parte de sus contemporáneos dado el carácter rupturista de sus propuestas.

Una exposición organizada por la Fundación Mapfre en Madrid reúne 78 obras impresionistas y postimpresionistas traídas en su totalidad del Museo d’Orsay y que, pese a haber sido inaugurada este sábado, ya ha despertado gran expectación. Como prueba, la cola de gente que esperaba este lunes su turno para entrar.

No es para menos. La oportunidad de contemplar obras de Van Gogh, Renoir, Monet, Pisarro, Toulouse-Lautrec, Seurat o Signac merece la espera, como también el hecho de que la exposición invite a reflexionar sobre el viraje que supusieron aquellas pinturas en la concepción artística del momento, así como en la capacidad del espectador para admirarlas y reconocer su valía.

La pincelada vibrante de muchas de las obras expuestas junto a la experimentación del color llevada a cabo por sus creadores son algunas de las características presentes en las piezas reunidas, aunque no por eso resultan a simple vista homogéneas, sino más bien concebidas de acuerdo a una concepción libre de la estética impresionista y que coincide con el principio de evasión imperante en la época.

Entre las obras reunidas figuran creaciones tan destacadas como Alminares al final del verano y Estanque de nenúfares, armonía verde, de Monet; Muchachas a piano y Las bañistas de Renoir; retratos en diferentes soportes de Toulouse-Lautrec como La payasa Cha-U-Kao; Joven campesino haciendo fuego. Escarcha blanca, de Pisarro y considerada neoimpresionista por el color aplicado a partir de pequeños puntos; El merendero de Montmatre, El salón de baile en Arlés, Coronas imperiales en un jarrón de cobre y Autorretrato de Van Gogh; Los alminares amarillos y Campesinas bretonas de Gauguin; o los cinco paneles de gran formato de Edouard Vuillard titulados Jardines públicos.

Información sobre la exposición:

Lugar: Fundación Mapfre. Sala Recoletos. Madrid.

Fechas: del 2 de febrero al 5 de mayo.

Horarios: lunes de 14:00 a 20:00 horas / martes a sábado de 10:00 a 20:00 horas / domingos y festivos de 11:00 a 19:00 horas.

Entrada: gratuita.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios