www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL 6’7 DE MARIANO RAJOY

miércoles 27 de febrero de 2013, 13:27h
José Luis Rodríguez Zapatero y su gentil marioneta Elena Salgado mintieron como Pinocho al proclamar urbi et orbi, en noviembre de 2011, que el déficit ese año no pasaría del 6%. Se encaramó por encima del 9, lo que hizo imposible que Mariano Rajoy cumpliera sus promesas electorales porque el nuevo presidente tuvo que cargar con 30.000 millones de euros más sobre las cuentas del Estado.
Tras un año horrible de recortes y cautelas, el líder popular ha anunciado, por fin, la cifra clave de la economía española: el déficit se ha reducido al 6,7%. Aunque algunos argumenten indebidamente con los préstamos a las Cajas transformadas en Bancos, la realidad es que las medidas del Gobierno han tenido éxito y anticipan que en este año 2013, si los sindicatos no lo echan todo a rodar, el déficit se moverá en el entorno del 4%.
Hay quien ha calificado de proeza lo conseguido. No diría yo tanto pero sí que, frente a los que auguraban un mínimo del 9%, la realidad ha resultado altamente positiva. La deuda, en todo caso, ha continuado su escalada y se aproxima ya al PIB. Está cercana al billón de euros.
Con todo, lo más importante de la reducción del déficit es que se ha conseguido sin operación rescate. De la que nos hemos librado. Los rescatadores hubieran impuesto como primera medida la reducción del 20% de las pensiones de los jubilados, con consecuencia de crisis de Gobierno y convocatoria de elecciones generales. En medio de tantas zozobras, hay que recibir ese 6,7% anunciado por Rajoy con el ánimo despejado y la esperanza abierta.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.