www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LA CORTE DE ESPAÑA VIVE MOMENTOS DE INQUIETUD

La Familia Real en Bayona, huesped de Napoleón

lunes 28 de abril de 2008, 17:00h
Como sin duda conocen nuestros lectores, la Familia Real se encuentra en estos días en Bayona de Francia, tras haber salido de Madrid el pasado día 10 de abril rumbo a Burgos. Al parecer, el embajador de Francia en España, Beauharnais, aconsejó al Rey Fernando trasladarse a esta ciudad castellana donde le estaba esperando el Emperador. Pero en esta localidad fue informado por el general Savary de que Su Alteza Imperial había tenido que desplazarse a Vitoria a donde de nuevo se dirigió la comitiva regia.

Tampoco en Vitoria se hallaba el Emperador, sino en la localidad de Bayona, cercana a la frontera española, por lo que de nuevo se puso en marcha Su Majestad Fernando y su nutrido séquito de asesores, entre los que se encuentran el Duque del Infantado, el fraile Escoiquiz y el Duque de San Carlos.

Antes de abandonar España, el Rey Fernando ha nombrado una Junta Suprema de Gobierno para que, en su ausencia, se ocupe de los asuntos de Estado y ha nombrado a su tío Don Antonio de Asís como jefe supremo de dicha Junta.

En Bayona le estaba esperando el Emperador, en el recién adquirido Castillo de Marrac, donde fue recibo Don Fernando el pasado día 20. Por cierto que Don Fernando ha manifestado su malestar ya que Bonaparte le ha tratado como “Príncipe de Asturias” y de Excelencia, en vez de como Rey de España y Majestad, que son los títulos que le corresponden tras haber renunciado el Rey Carlos a la Corona.

También ha recibido el Emperador a Escoiquiz a quien ha manifestado que la abdicación de Carlos IV en su hijo Fernando, producida después del motón de Aranjuez, era nula de todo Derecho y que ofrecía a Fernando, tras restituir la corona a su padre, el trono de Etruria y Florencia.

Así pues, No faltan las intrigas y las reuniones en esta localidad. Los rumores más disparatados corren de boca en boca. Se habla incluso de la posibilidad de que Fernando huya a América. Pero lo que parece más evidente es que Napoleón Bonaparte está más próximo al anciano Rey Carlos que a su hijo Fernando y que sin duda el Emperador, guarda cartas en la manga que nadie sabe a ciencia cierta cuando va a jugar.

El pasado día 30 han llegado también a Bayona Don Carlos y Doña María Luisa que fueron recibidos con enorme cordialidad por Don Manuel Godoy, que llevaba ya cinco días en esta localidad. El que fuera Príncipe de la Paz y valido de los reyes aparece abatido y con poco interés por participar en las intrigas a tres bandas que hora tras hora se suceden en esta Corte.




¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios