Ir a versión MÓVIL

www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Crónica cultural

[i]Lolitas[/i] invaden la pantalla

viernes 17 de mayo de 2013, 18:52h
La película Jeune et jolie de François Ozon, causa estupor y fascinación en el Festival de Cannes. Además, la nueva imagen sexy y mayor de Merida la joven intrépida de Brave la película de Disney, retirada por su nueva imagen de sex symbol tras las críticas.
Los franceses son genios en el arte de poner un velo delicado, poderoso y estéticamente intachable, a las historias más perversas que se puedan concebir. Más que un grito es un murmullo, lo que hace que el espectador agudice el oído y al terminar la pantalla, recuerde más la apariencia de fragilidad que la historia demoledora. No es casualidad que el Marques de Sade o Choderlos de Laclos, lo fueran. Aunque con alusiones a Lolita de Nabokov, la última película de François Ozon, Jeune et jolie, es tan osada como bella. Marine Vacth, modelo de 23 años, autodidacta en la actuación, da vida a Isabelle, una joven de 17 años (se roza el incesto), que aún está estudiando en el Lycée y que por diversión se encuentro con hombres desconocidos en los hoteles.

Después de 10 años sin presentar película en Cannes (la última fue Swimming Pool), Ozon que en este nuevo filme elige el tema de la prostitución en los colegios, de la vida de los adolescentes en el siglo XXI, se sale con la suya sin emitir ningún juicio moral. El acierto es justamente el no encontrarle explicaciones al comportamiento de esta chica que recurre a este método para dar a su vida sensaciones fuertes.

La prensa francesa también lleva uso días escribiendo sobre la vida de esta joven Vacth que ya llaman: “cisne blanco”. No ha querido ser actriz, pero la vida le ha conducido a ello. Su deseo era ser antropóloga. Pero no consiguió pasar el Bac de francés y tuvo que dejar los estudios. Hija de un conductor y una madre contable que no han querido ver aún la película (“mejor”, contesta Marine Vacth), dejó su hogar familiar a los 19 años. No le gusta maquillarse, ni peinarse, ni ir disfrazada con trajes lujosos. Marine Vacth se azara porque no consigue terminar sus frases cuando habla en una entrevista. Lo constata ella misma. ¿Está naciendo una nueva imagen de la estrella de cine?... así sea.

Otra de las mujeres que este año ha causado sensación es Merida, la despeinada pelirroja y peligrosa, hermana mayor de trillizos igualmente graciosos, y que osa desafiar al marido que le tienen reservado. Merida es el personaje principal de Brave que el año pasado, ganó el Oscar de animación. Ante tal éxito, Disney pensó que era necesario transformarla en una princesa más sexy, con un vestido estrecho, y ya sin arco ni flechas, lo que por lo visto, no era lo que el público buscaba. La imagen se difundió por la red y pronto llegaron las quejas de padres y fans de la amazonas.

Su creadora, Brenda Chapman, también directora del filme, según informa Europa Press subrayó que la princesa fue ideada “para romper estereotipos y ofrecer a las niñas un modelo de mujer más fuerte, accesible y con más sustancia, algo más que una cara bonita que espera el amor”. La campaña lanzada por Change.org, ha conseguido más de 200.000 firmas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios