www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

octava sesión del juicio a bretón

Los agentes aseguran que los huesos encontrados en Las Quemadillas fueron debidamente custodiados

miércoles 26 de junio de 2013, 16:57h
En la octava sesión del juicio contra José Bretón, acusado de asesinar a sus dos hijos el 8 de octubre de 2011 en Córdoba, han declarado los agentes que inspeccionaron la hoguera en la que se cree que el encartado pudo quemar a los pequeños, los que ayudaron a la perito antropóloga en la recogida de muestras, los que detuvieron a Bretón y los que estuvieron con él durante la investigación. Los agentes han asegurado que les sorprendió la morfología de la hoguera, en la que había muchos huesos que fueron debidamente custodiados.
Los agentes policiales que realizaron la inspección ocular de la hoguera que José Bretón hizo en la finca de "Las Quemadillas" el día que denunció la desaparición de sus hijos han resaltado la "multitud" de huesos que se encontraron y han asegurado que todos "fueron debidamente custodiados".

Durante la octava sesión del juicio a Bretón, acusado de asesinar a sus dos hijos el 8 de octubre de 2011 en Córdoba, han prestado declaración los agentes que inspeccionaron la hoguera, los que ayudaron a la perito antropóloga en la recogida de muestras, los que detuvieron a Bretón y los que estuvieron con el acusado durante la investigación.

El jefe de la brigada de la Policía Científica de Córdoba ha recordado su extrañeza por el tamaño de la hoguera que se encontró nada más acceder a la finca, ya que habían algunos naranjos "chamuscados" y la forma era "alargada, en lugar de redonda".

El especialista también se extrañó de que hubiera una "mesa metálica" en el centro de la hoguera, por lo que solicitó de inmediato la presencia de un medico forense, que se retrasó durante varias horas.

Debido a la "multitud" de restos óseos que se encontraron y a la tardanza del médico forense, se decidió recoger tres muestras para su análisis en sede policial, que fueron introducidas en sobres y debidamente precintadas.

Sin embargo, el médico forense no pudo determinar el origen animal o humano de los restos, por lo que la Policía protegió y custodió la hoguera hasta que llegara la perito especialista.

El miembro de la Policía Científica de Córdoba que auxilió a dicha perito ha asegurado que el trabajo en la hoguera fue minucioso y que "en ningún momento" hubo "presiones" para que diera un dictamen que pudiera esclarecer el origen de los restos.

El agente ha explicado que durante el análisis de la hoguera los restos fueron depositados en sobres y cajas para ser trasladados a dependencias policiales para ser analizados.

Ha añadido que en la sede policial quedaron "debidamente precintados y custodiados" hasta que fueron analizados por la perito antropóloga, y una vez acabado el análisis fueron trasladados a Sevilla.

Además, agentes adscritos a la unidad de homicidios buscaron restos de sangre en la finca y en el coche de Bretón, pero todos los análisis fueron negativos.

Por otro lado, el policía asignado a Bretón para estar junto a él durante la investigación ha manifestado que cuando fue detenido pidió hablar con su exmujer, Ruth Ortiz, para comentarle "lo que había ocurrido realmente".

Como los agentes le denegaron la posibilidad de hacer la llamada, Bretón les comunicó que cuando llegó al parque Cruz Conde y vio que no había aparcamiento, dejó a los niños en la acera y dio una vuelta para estacionar, pero cuando regresó con el coche "ya no estaban".

El agente que practicó la detención ha subrayado que era una versión "que no había dado antes" y que transmitió "una vez detenido y cuando ya se le habían leído sus derechos".

El agente ha relatado que en un momento dado, cuando los agentes estaban en la finca, uno de ellos le dijo a Bretón: "vamos a merendar, vemos el partido, me dices cómo has matado a los niños y nos vamos de putas", a lo que el acusado le contestó que ese era "un buen plan".

Finalmente, uno de los inspectores de homicidios de Córdoba ha incidido en que tras la inspección ocular de la hoguera "se trabajó con la hipótesis de un crimen", mientras que tras cotejar la versión de Bretón con los informes de telefonía y las reconstrucciones de su trayecto hacia el parque, se llegó a la conclusión "de que los niños no salieron de la finca".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios