www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

The Imperial Ice Stars

Original versión de [i]La Cenicienta[/i] sobre hielo en el marco incomparable del Palacio Real

jueves 25 de julio de 2013, 16:27h
The Imperial Ice Stars repite en los Veranos de la Villa tras el éxito conseguido en sus anteriores espectáculos, mezclando su dominio sobre los patines con una brillante interpretación en La Cenicienta. Hasta el 4 de agosto en los madrileños jardines Sabatini. Por Elena Suárez
Los jardines de Sabatini acogieron el pasado miércoles el estreno de La Cenicienta, un espectáculo para todos los públicos donde la destreza olímpica del patinaje se mezcla con la interpretación, todo ello en mitad de un escenario de auténtico cuento, el Palacio Real de Madrid.

The Imperial Ice Stars presenta una propuesta donde se combina el virtuosismo del patinaje artístico con la delicadeza y sensibilidad que brinda la interpretación del ballet clásico.

La compañía cuenta con un alto nivel técnico. Sobre el escenario se dan cita 25 campeones del patinaje que han conseguido más de 250 medallas. Para llevar a cabo esta obra son necesarias 14 toneladas y 15 km de tuberías que consiguen mantener una temperatura de -15 grados sobre el escenario. Por ello es entendible el retraso que sufrió el estreno, previsto para el pasado martes, que por fallos de montaje en la estructura del complejo escenario, tuvo que cancelarse y pasarse al día posterior, asegurando la integridad física de los artistas.



El montaje es una versión adaptada del clásico de Disney, una Cenicienta que se asemeja más a la de Perrault que a la de los Hermanos Grimm. La vida trágica de la heroína que espera el amor de un príncipe y se combina con la moral de que lo bueno siempre triunfa.

Esta Cenicienta se combina con un fragmento muy bien elegido de El Lago de los Cisnes. Aprovechando y recordando así el éxito que la compañía rusa obtuvo en los Veranos de la Villa 2011 con El Lago de los Cisnes sobre Hielo, uno de los ballets más conocidos, escrito por el compositor ruso Piotr Ilich Tchaikovsky y adaptado por la compañía de patinaje, que volvió a dejar uno de los momentos más armoniosos de la velada. Un deleite para los oídos y la vista, por la perfecta combinación de música clásica y ambiente idílico.

Además de ver volar a los protagonistas, el espectáculo ofrece más sorpresas, como el zapato de cristal, que para asombro de muchos, sí es quitado por las bailarinas de la obra, demostrando el dominio técnico que tienen, al ir sobre un solo patín.

Ofrecen coreografías muy originales, como la danza de medianoche, cuando Cenicienta debe regresar del baile, en la que los bailarines representan las horas, el tic y el tac, con formaciones, figuras y pasos muy curiosos. Llama la atención la facilidad de los bailarines masculinos para realizar portés y cogidas complejas y espectaculares a las bailarinas, levantándolas incluso con una sola mano, mientras se recorren el escenario de punta a punta sobre los patines.



El vestuario es elegante y colorido, combinando encajes y telas que dan un verdadero aspecto de cuento de princesas y príncipes. El escenario no necesita mucho atrezzo gracias al incomparable marco en el que se sitúa esta producción: uno de los lugares más emblemáticos y con más encanto de Madrid, donde ver ballet o asistir a un concierto se convierte en un auténtico placer. Disfrutando de las temperaturas veraniegas que dejan las noches madrileñas y al aire libre, este espectáculo consigue transportar al público al más gélido invierno, con efectos de lluvia y nieve. Algo realmente original que sorprende a pequeños y mayores.

Esta es la tercera vez que los Veranos de la Villa acogen la programación de esta compañía. En 2011 colgaron el cartel de "entradas agotadas", con su producción El Lago de los Cisnes Sobre Hielo, y en 2012 con La Bella Durmiente Sobre Hielo. Desde su creación en 2003, la compañía ha llenado los escenarios más prestigiosos de todo mundo, como el Teatro Sadlers Wells y el Royal Albert Hall de Londres, la Ópera de Sydney, el South Africa State Theatre de Ciudad del Cabo o el Alte Oper de Frankfurt, entre otros. Tras una gira de cuatro meses, llega a la capital española para después aterrizar en el Festival de Danza de Bangkok y hacer una pequeña gira por Israel.

Por el momento y hasta el 4 de agosto, con una función diaria a las 22.00 horas, salvo el lunes 29 de julio, los jardines de Sabatini se transformarán en el escenario de La Cenicienta sobre hielo. El precio de las entradas oscila en torno a los 25 euros y podrán adquirirse a través de Internet o en las taquillas del festival.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios