www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

a los 61 años

Fallece Antonio Corbacho, el forjador de José Tomás

miércoles 31 de julio de 2013, 17:42h
Antonio Corbacho, preparador de toreros como José Tomás o Alejandro Talavante, ha fallecido este miércoles en Madrid a los 61 años y debido a un fallo multiorgánico derivado de la Hepatitis C que sufría desde hace años y por la que se encontraba en lista de espera para un trasplante de hígado.
El apoderado y preparador de toreros Antonio Corbacho, hombre clave en la forja taurina del famoso diestro José Tomás, falleció a primera hora de este miércoles en Madrid, según han informado a EFE fuente familiares.

Corbacho, de 61 años de edad, estaba a la espera de un trasplante de hígado tras padecer durante varios años las complicaciones de una hepatitis C que él mismo achacaba a una transfusión de sangre realizada tras una de las cornadas que sufrió durante su etapa de novillero.

Durante el último mes permanecía ingresado en el hospital Gregorio Marañón, donde era atendido de varios fallos multiorgánicos que finalmente le han llevado a la muerte.

Madrileño del barrio de Chamberí, Antobio Corbacho debutó con picadores en La Roda (Albacete) el 18 de mayo de 1975 -donde ya resultó corneado de gravedad- y fue un novillero sin demasiada suerte hasta su retirada en Sevilla diez años después, cuando decidió pasarse a las filas de los banderilleros.

Por su amistad con Victorino Martín hijo, Corbacho comenzó a preparar taurinamente a un becerrista de Galapagar que era pariente del ganadero y que años después acabaría convirtiéndose en la primera figura de los últimos años, el famoso diestro José Tomás.

Fue el veterano banderillero, admirador de El Viti, Paco Camino y El Cordobés, quien inculcó al joven espada durante unos años la clásica filosofía y la desarrollada técnica del concepto del toreo que le llevaría finalmente al estrellato taurino.

Sobre esas premisas éticas y siempre con una peculiar, estricta y durísima preparación -"yo no soy duro, el que es duro de verdad es el toro", repetía siempre-, Corbacho entrenó después a otro buen número de novilleros y matadores que lograron éxitos notables.

Además de José Tomás, al que volvió a apoderar entre las temporadas de 2000 y 2002, Corbacho lanzó y dirigió la carrera de Alejandro Talavante, hoy también primera figura, y la de toreros españoles como Gómez Escorial, Sergio Sánchez, Víctor Puerto y Sergio Aguilar, así como la de los mexicanos El Cuate, Jerónimo, Ignacio Garibay y Arturo Macías.

Antes de que su enfermedad se agravara, Antonio Corbacho estaba apoderando al novillero colombiano Sebastián Ritter, junto al que pisó por última vez el callejón de una plaza de toros el pasado mes de mayo, durante la feria de San Isidro de Madrid.

Precisamente cerca de Las Ventas, en el tanatorio de la calle 30, sus restos mortales serán velados desde esta misma tarde.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.