www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Crítica de arte

[i]Anton Raphael Mengs y la Antigüedad[/i]

viernes 22 de noviembre de 2013, 14:53h
La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando celebra el 250 aniversario del nombramiento de Anton Raphael Mengs como académico honorario con una exposición en la que reúne los vaciados en yeso de esculturas clásicas que el pintor neoclasicista donó a la academia con el propósito de que contribuyeran a la formación de los artistas españoles en la esencia del clasicismo.
Así como la Antigüedad había sido objeto de estudio para los artistas del Renacimiento, quienes encontraron en ella el germen de sus propuestas artísticas, lo mismo aconteció en el siglo XVIII cuando el Neoclasicismo relegó los principios del Barroco.

Sin duda alguna, una de las figuras más destacadas de aquel periodo fue Anton Rafael Mengs, primer pintor de cámara de Carlos III, monarca afín a las ideas neoclásicas y, por tanto, al rechazo a los excesos del Barroco.

Se trata de la misma época en la que encaminadas a encontrar la esencia del clasicismo, fueron puestas en marcha expediciones arqueológicas con el resultado de hallazgos de tanta importancia como el de Pompeya y Herculano.

Con ese contexto histórico como telón de fondo, la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y la Fundación Mapfre han organizado hasta el 26 de enero una exposición titulada Anton Raphael Mengs y la Antigüedad, con la que conmemoran el 250 aniversario del nombramiento del pintor como académico honorario y con la que evidencian el interés que despertó en el siglo XVIII por los principios del clasicisimo como fuente de pureza y perfección.

A la indudable importancia que tuvo la presencia de Mengs en la corte española, necesitada de artistas franceses e italianos, se suma su papel como teórico, su faceta de estudioso de la Antigüedad y arqueólogo, así como su influencia en artistas de tanto calibre como Goya, quien conoció gran parte de las obras italianas gracias a las estampas que coleccionaba Mengs y que le dieron claves fundamentales para sus composiciones.



Pero además de estampas, durante su estancia en Italia, Mengs procuró reunir vaciados en yeso de esculturas romanas y griegas con una intención didáctica, ya que terminaron por donarlas a la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, institución de referencia en materia pictórica, escultórica y arquitectónica.

A través de estos vaciados –fechados en el siglo XVIII-, Mengs propuso el estudio de su anatomía, de los paños, de la expresividad o del contrapposto, al tiempo que ofreció la oportunidad a los estudiantes de mejorar la técnica del dibujo. Entre las esculturas expuestas destacan personajes mitológicos como un sileno, una amazona, Gaminedes, una venus o Mercurio, así como bustos y cabezas colosales, que permiten además hacer una lectura sobre la propia evolución de la escultura clásica.

También han sido reunidos un autorretrato de Mengs y un estudio a color del propio artista, así como estudios a lápiz que dan cuenta de las inquietudes del pintor, en cualquier caso referidas a la anatomía del representada, su comportamiento en el espacio pictórico y la búsqueda de la belleza, único camino de la perfección tal y como él sostenía.

Información sobre la exposición:

Lugar: Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

Fechas: del 20 de noviembre al 26 de enero.

Horario: de martes a sábado de 10:00 a 14:00 horas y de 17:00 a 20:00 horas / domingos y festivos de 10:00 a 14:00 horas.

Entrada: 3 euros.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.