www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CONSECUENCIAS DE LA PARTITOCRACIA: AEROPUERTOS SIN AVIONES, TRENES SIN PASAJEROS

jueves 12 de diciembre de 2013, 11:22h
En el aeropuerto de Ciudad Real, la clase política invirtió 500 millones de euros financiados por la Caja Castilla-La Mancha, que quebró. No ha conocido un solo vuelo regular y se ha puesto a la venta por 100 millones. El aeropuerto fue el delirio de unos políticos que encontraron la fórmula faraónica de colocar a parientes y premiar a amiguetes.

La Comunidad de Madrid ha ordenado retirar 15 kilómetros de vías, postes y catenarias del tren Warner-San Martín de la Vega, que era utilizado por 190 viajeros al día y perdía tres millones de euros anuales. La línea costó 85 millones y su inactividad ha permitido a los ladrones hacer su agosto, robando en las estaciones hasta los marcos de las puer-tas, los ascensores y los aparatos sanitarios.

Se trata solo de las dos últimas puntas de ese iceberg de instalaciones innecesarias en toda España, cuya construcción no tenía otro objeto que enchufar a parientes y paniaguados a costa del despilfarro del dinero de todos. Para mayor inri, la opinión pública sabe que no se pedirán responsabilidades por los atropellos y que todo quedará en lamentaciones. Los partidos políticos se cubren unos a otros y, mientras predican austeridad y asfixian a impuestos a los ciudadanos, mantienen las más varias prebendas y cometen impunemente toda clase de abusos. La opinión pública ha situado a la voraz clase política que padecemos en el tercero de los diez grandes problemas que agobian a España.

Los dirigentes políticos permanecen impasibles ante esta realidad que les entra por un oído y les sale por el otro sin romperlo ni mancharlo. Es un pertinaz escándalo que se seguirá produciendo para indignación ciudadana e impotencia general.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.