www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Multitud de cabalgatas por toda españa celebraron el tradicional festejo

La ilusión de los más pequeños, protagonista del día de Reyes

domingo 05 de enero de 2014, 16:50h
Los más pequeños han recibido esta mañana los regalos de sus majestades los Reyes Magos, que desfilaron este domingo, acompañados por sus pajes y cargados de caramelos y regalos, por cada una de las localidades españolas en las tradicionales cabalgatas que han llenado de sueños las calles de todo el país.
Tras despedirlos en la tarde del domingo en las múltiples cabalgatas que recorrieron el país, los más pequeños han recibido este lunes los regalos de Sus Majestados de Oriente. En este día de Reyes, la ilusión de los niños se ha convertido, como cada año, en la protagonista.

Ya el domingo, desde primeras horas de la tarde, los centros de las ciudades quedaron cerrados al tráfico y colapsados por miles de padres, algunos con escaleras, que aguardaban junto a sus hijos el paso de sus majestades los Reyes Magos de Oriente. Y es que el frente frío que está sacudiendo la península durante el fin de semana respetó las cabalgatas de Reyes del domingo, una jornada en la que el tiempo se estabilizó, tal y como estaba previsto.

La seguridad durante el recorrido de las cabalgatas ha sido un aspecto común que reforzaron muchas de las localidades después de que el año pasado esta jornada mágica para los niños se viera ensombrecida por la muerte de un menor de 6 años en Málaga, atropellado por una carroza. Precisamente, en varias ciudades andaluzas se vio intensificada la seguridad durante el recorrido de las cabalgatas y, en concreto, en la capital malacitana las carrozas contaron con protección perimetral con semicilindros de poliespán.

Desde hace una década, el Ayuntamiento de Valencia valla todo el recorrido del desfile, aunque la novedad de este año ha sido que se ha eliminado la presencia de vehículos de gran tonelaje como los autobuses de empresas e instituciones y se ha instado a los carroceros a proteger las ruedas de sus vehículos. Asimismo, cada carroza dispuso de personal de animación a los lados con la doble función de hacer el espectáculo más vistoso y vigilar posibles incidentes, y se redujeron la cantidad de caramelos y suprimieron los juguetes de pequeño peso que se lanzaban hasta ahora.

En Plasencia (Extremadura), el Gobierno local contrató a una empresa de vigilancia privada para "blindar" y proteger las cuatro carrozas que integraban el desfile, que además contó con nuevos "tronos" para sus majestades.

Un año más, los Reyes Magos de Oriente, además de utilizar su medio de transporte clásico -dromedarios-, han aprovechado otros medios más modernos para llegar hasta el último rincón de la geografía española y repartir juguetes, magia e ilusión entre los más pequeños.

A bordo de tres barcos llegaron sus majestades a la base naval de Las Palmas de Gran Canaria; en carros tirados por caballos en Teruel; en helicóptero aterrizaron en el campo municipal de Las Gaunas en Logroño, y en un tren de Alta Velocidad a Guadalajara.

Y un año más, Melchor, Gaspar y Baltasar repiten en ala delta. Es el caso de Alarilla (Guadalajara), donde llegaron acompañados de tres pajes, en parapente, en una peculiar cabalgata que partirá a las 18.30 horas de la montaña denominada La Muela, emblemático lugar para todos los aficionados al parapente en España.

También aprovecharon sus majestades esta ocasión para calzarse los esquís y deslizarse por las pistas invernales de la provincia de Huesca o en la estación de Sierra Nevada, en Granada.

Aunque más tradicional, la cabalgata de Madrid es la que mayor número de gente congregó para ver desfilar a los Magos de Oriente, cuya comitiva contó con trece carrozas, tres dromedarios, ochenta ocas, tres bandas universitarias, un elefante mecánico, dos escuadrones a caballo, un unicornio y una lechuza gigantes.

Los Reyes Magos llegaron a Barcelona como es tradicional por mar, y a su llegada al puerto fueron recibidos por el alcalde de la ciudad, Xavier Trias. El navío que traslada a Melchor, Gaspar y Baltasar es el pailebote Santa Eulalia, un velero característico del Mediterráneo occidental que era utilizado en la navegación de cabotaje, y que cuando no navega se puede visitar, cualquier día del año, en el muelle de la Fusta del puerto barcelonés.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios