www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

según el científico, un horizonte aparente libera la materia de forma caótica

Stephen Hawking dice ahora que los agujeros negros "no existen"

domingo 26 de enero de 2014, 12:41h
La revista Nature se hace eco esta semana de un estudio publicado por Stephen Hawking en el que afirma que los agujeros negros no existen al menos en la forma en que los imaginamos, lo que se suma a una teoría más del científico sobre este fenómeno finito del espacio.


Stephen Hawking, una de las voces más reputadas en lo que concierne a la investigación sobre agujeros negros, afirma ahora que no existen al menos en la forma que los imaginamos, según ha informado esta semana la revista Nature.

En un estudio publicado el 22 de enero, Hawking sostiene que "no se puede salir de un agujero negro en la teoría clásica, pero la teoría cuántica permite que la energía y la información puedan escapar de él". Una explicación completa del proceso requeriría una teoría que combine con éxito la gravedad con las otras fuerzas fundamentales de la naturaleza. Pero esa es una meta que a la que los físicos llevan intentando llegar, sin éxito, casi un siglo. "El tratamiento correcto sigue siendo un misterio", dice el científico

Hawking sostiene que el llamado horizonte de sucesos, la frontera invisible que retiene en su interior cualquier tipo de materia, incluso la luz, no existe como tal. El científico sustituye esta barrera por lo que llama un horizonte aparente, que mantendría prisionera la materia temporalmente.

En 2004, el científico informó de que creía haber resuelto uno de los grandes problemas de la física teórica al afirmar que los agujeros negros contienen, preservan y emiten información. "Siento defraudar -bromeó- a los aficionados a la ciencia ficción pero la información se preserva, no hay posibilidad de usar los agujeros negros para viajar a otros universos. No hay un mini-universo ramificándose, como pensaba antes".

Así pues, Hawking reconsideró su teoría sobre los agujeros negros del espacio para pasar a sostener que, en lugar de no tener fondo, estos hoyos emiten unas radiaciones o información que, finalmente, permiten descubrir su contenido.

Según se forman, los agujeros negros comienzan a evaporarse y en el proceso irradian energía y pierden materia hasta hacerlo desaparecer, con toda su información, en una gran explosión final.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios