www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

‘Al pie de la letra. Geografía fantástica del alfabeto español’

La RAE desvela su libro secreto con motivo de su aniversario

jueves 03 de abril de 2014, 13:39h
La Real Academia Española presentaba este jueves su ‘libro secreto’, como lo ha calificado José María Merino, coordinador de la edición, que sale a la venta con motivo del 300 aniversario de la institución. Se trata de una compilación de textos diversos de los académicos sobre la letra que tienen asignada bajo el título de ‘Al pie de la letra. Geografía fantástica del alfabeto español’.


Tras dos ediciones no venales, que circularon apenas entre los propios académicos, la Real Academia Española (RAE) ha presentado este jueves la edición para el gran público de ‘Al pie de la letra. Geografía fantástica del alfabeto español’, con motivo de su tricentenario. La obra, que comenzó como un juego, cuenta con 67 textos de los académicos sobre la letra que representan en la institución, que van desde pequeñas narraciones, a poemas, reflexiones eruditas, o piezas de humor.


Las letras son asignadas a los académicos que entran en la RAE por un “azar misterioso”, e inspirador, como ha explicado el coordinador de la obra, José María Merino, que permite que emprendan este juego “entre erudito, divertido y estético”.

Así, el fallecido poeta José Hierro toma la voz de la ‘G’ para decir: “Mi sonido es suave, como el de la ola que se apaga en la arena de la playa”. Y habla de su difícil relación con la ‘J’. Recuerda que Juan Ramón Jiménez, con su peculiar ortografía, intentó liberarla “de la humillante servidumbre de sonar como una ‘j’”.

Fernando Lázaro Carreter ocupó el asiento de la ‘R’ mayúscula, y moteja a su letra de “canina”. No es el primero, porque como ya anotó “el viejo Covarrubias, se la había llamado canina pro el estridor con que se pronuncia, como el perro cuando regaña”.

A los académicos parece agradarles su letra. Luis María Anson escribe: “Asistiremos en el futuro, qué coño, a la marcha triunfal de la ‘ñ’, sonriente y segura entre las luces de las pantallas informáticas encendidas y parpadeantes en todo el mundo”.



También le gustaba la ‘Q’ a Camilo José Cela, que dejó escrito: “El motivo de mi confesada inclinación es que la letra ‘Q’, léase ‘cu’, mayúscula, es la silla académica donde cada jueves del curso asiento mi ‘cu’, tradúzcase ‘culo’.

Mientras tanto, Francisco Ayala reflexiona sobre la ‘z’: “Diríase que el duro sonido de la zeta quiere añadir crueldad (o crudeza, vigor y energía, si así se prefiere) al denuesto, al improperio, al insulto”. Y saca esta cuerda de ‘encetados’ calificativos: Zonzo, zamacuco, zángano, zangolotino, zanguango, zarrapastroso, zascandil, zopenco, zurrapa, zurupeto... Toda una muestra de ese vigor de la lengua.

En la presentación de la obra han intervenido su coordinador, José María Merino, así como el director de la RAE, José Manuel Blecua, el secretario Darío Villanueva y la directora de la Fundación José Manuel Lara, financiadora, junto a la Fundación BancoSabadell, de la obra, Ana Gavín.



Entre los artículos dedicados a las letras del alfabeto destacan los de Mario Vargas Llosa, Antonio Buero Vallejo, Camilo José Cela, José Luis Sampedro, Luis María Anson, Antonio Mingote, José Hierro, Luis Goytisolo, Ana María Matute y el actual director de la RAE, José Manuel Blecua.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios