www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

teatro real

Muti dirigirá el Requiem de Verdi en el IV centenario de la muerte de El Greco

miércoles 09 de abril de 2014, 16:22h
El director de orquesta Riccardo Muti está ya en Madrid, donde dirigirá la Messa da Requiem de Giuseppe Verdi el próximo día 14 de abril en el Teatro Real. Dos días antes, el sábado 12 de abril, el maestro dirigirá el grandioso Requiem del compositor italiano en la catedral de Toledo, dentro del marco de los actos de conmemoración del IV centenario de la muerte de El Greco.
El maestro napolitano comparecía este miércoles ante los medios en una rueda de prensa en la que ha estado acompañado del director general del Real, Ignacio García Belenguer y del presidente del patronato del Teatro Real, Gregorio Marañón, que es, además, el presidente de la Fundación El Greco 2014. Ambas instituciones colaboran para la organización de diversos actos, como el que el próximo sábado reunirá a más de 2.000 personas en la catedral de Toledo -entre público en general, patrocinadores y representantes institucionales- y que será presidido por la reina doña Sofía. La expectación ha hecho que se instale, incluso, una pantalla en la Plaza del Ayuntamiento para aquellos que no puedan acceder a la catedral. Dos días más tarde, el lunes 14, será el turno para el público de Madrid, una ciudad a la que Muti ha asegurado sentirse muy vinculado desde que debutó en 1972, con presencia de la entonces princesa doña Sofía. “Éramos muy jóvenes”, ha bromeado Muti con su inconfundible sentido del humor y ese carisma con el que siempre cautiva a los asistentes.

PIE DE FOTO


Por supuesto, también con la pasión y profundidad con la que responde a las preguntas de los periodistas para explicar la esencia de la obra que se dispone a dirigir. En este caso, la Misa de Requiem que Verdi compuso con ocasión del fallecimiento del escritor Alessandro Manzoni, a quien el compositor admiraba profundamente. Para comprender de verdad esta obra, ha dicho Muti, hace falta entender la forma que tenemos los españoles y los italianos de relacionarnos con Dios, muy diferente a la que tienen, por ejemplo, los alemanes, los austriacos o los holandeses. “Nosotros”, ha continuado el maestro, “miramos a Dios como al responsable de nuestra existencia y, por eso, le exigimos el réquiem, el reposo eterno”. Un ejemplo de ello está, según sus palabras, en la oración del Padrenuestro. En concreto, cuando dice “no nos dejes caer en la tentación”, porque está dando la responsabilidad de nuestra vida a quien la ha creado. También en “líbranos del mal”. “Tú tienes que librarme, porque tú me has creado”, ha afirmado Muti, concluyendo que el Requiem de Verdi es humano y no divino. Por ello, ha asegurado que el texto latino es fundamental para entender la música de esta obra que dirigió el propio Verdi en la iglesia de San Marcos en Milán, es decir, no como representación teatral, sino como homenaje religioso a un hombre que respetaba y admiraba.

Por lo que se refiere a la especial circunstancia de que el Requiem de Verdi tenga lugar en Toledo, Muti ha querido recordar que, aparte de la incuestionable belleza de la ciudad, él se siente muy cercano a la misma por el hecho de ser napolitano. “Carlos III fue rey de Nápoles y quien construyó nuestro teatro de ópera. Y la influencia de España en Nápoles sigue siendo enorme”. De hecho, ha contado, “cuando era pequeño y mi madre me mandaba a hacer algún recado en Via Roma, lo que me decía era que fuera a Toledo, porque los napolitanos seguimos llamando Toledo a lo que ahora es Via Roma”. Lo cierto es que la religiosidad española y la de los cuadros de El Greco tuvo mucha influencia en Italia, sobre todo, en el sur. “Yo, de pequeño, siempre iba a las procesiones del Viernes Santo y todas esas procesiones son de origen español”. En las obras del El Greco se ve esa tragedia en el destino, esa fragilidad humana que caracteriza nuestra forma de entender la espiritualidad.

Muti ha reivindicado, por otra parte, la figura de Verdi y de los compositores italianos en general, a quienes, según sus palabras, no se les ha respetado como sí se ha hecho, por ejemplo, con autores alemanes como Wagner. Por eso, ha asegurado, “Verdi es el músico del futuro, porque hará falta esperar dos generaciones para que, por fin, se le entienda en la manera adecuada”. Es decir, sin esas “traiciones”, sin ese tratamiento superficial que no respeta la partitura. Porque no hay que olvidar que durante la primera parte de la vida de Verdi, no existía una sociedad que velará por los creadores y las obras, una vez entregadas al empresario de un teatro, ya no pertenecían al autor. El maestro napolitano ha mencionado, incluso, una Traviata “sin sentido” que pudo ver recientemente, advirtiendo que, por desgracia, los ejemplos no faltan. “No se trata de dirección antigua o moderna, sino de dirección inteligente o cretina”, ha concluido.

Tampoco ha obviado Muti las cuestiones acerca de los recortes en cultura, asegurando que con ellos se está jugando con un peligroso futuro. “Está claro”, ha afirmado, “que en una situación tan difícil como está, lo primero que hay que garantizar es un trabajo para cada persona, la sanidad para todos y, en general, la posibilidad de tener una vida digna, pero la cultura es el pan del espíritu. Si países de tanta tradición musical como Austria empiezan a hacer recortes, estamos llegando a un camino muy peligroso. Europa tiene que cuidar su cultura porque sino, al final, acabaremos convirtiéndonos en un museo”. Para el Requiem, Riccardo Muti ha venido a España acompañado de su formación musical, la Orchestra Giovanile Luigi Cherubini, que se unirá a la Orquesta y al Coro Titulares del Teatro Real, un ejemplo - ha dicho el maestro - de que, en el concepto de una Europa culturalmente unida, la idea de juntar músicos italianos con cantantes y músicos españoles es un claro ejemplo de que la música puede unir mucho más que la política. Porque en la música, los sentimientos son de belleza, sin necesidad de palabras que puedan conducir a malentendidos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.