www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Crónica religiosa

Apoyo de la Iglesia al nuevo Rey

lunes 30 de junio de 2014, 14:12h
Como no podía ser de otra manera. Esta semana algunos “indocumentados” que circulan por las radios y televisiones de nuestro país se preguntaban maliciosamente sobre el apoyo de la Iglesia al futuro monarca. Querían sacar noticia donde no la hay. El Secretario General y Portavoz de la Conferencia Episcopal Española, José María Gil Tamayo, ha sido muy claro: “Apoyo de la Iglesia Católica a los nuevos Reyes y agradecimiento a don Juan Carlos por sus 39 años de reinado. Todos vamos rezar por nuestro futuro Rey y lo vamos a hacer desde la naturalidad”.

Una semana llena de rumores de cenas “off de record” que muchos no han respetado y conclusiones equivocadas o mal interpretadas. Por eso conviene recordar las declaraciones de Gil Tamayo al Canal 24 horas de TVE, que ha enmarcado” dentro de la normalidad de un Estado aconfesional que la proclamación de Felipe VI se celebre sin ningún acto religioso”, al mismo tiempo que se ha mostrado convencido de que “el futuro Rey continuará la tradición católica de la Familia Real”. También el Portavoz de la Conferencia Episcopal Española cree que “el Vaticano sea uno de los primeros viajes de Felipe VI”. Gil Tamayo ha recordado la última visita de los Reyes Juan Carlos y Doña Sofía con motivo de la canonización de San Juan XXIII y San Juan Pablo II y la audiencia con el Papa, que duró 55 minutos.En esa audiencia FRANCISCO y JUAN CARLOS seguro que abordaron muchos temas futuros y quién sabe si los que ahora acontecen.



Los tiempos no son los mismos de aquel 22 de noviembre de 1975 cuando fue proclamado Rey, Don Juan Carlos, y con las posterior Misa oficiada por el entonces Cardenal Arzobispo de Madrid, Vicente Enrique y Tarancón, con aquella famosa homilía, cuyo borrador fue obra del padre Martín Patino, homilía que fue consensuada.

Los jóvenes periodistas que entonces cubríamos toda la información de esos días asistíamos esperanzados al cambio que se avecinaba. A muchos de nosotros se nos habían entregado, días antes de la muerte de Franco, unas pegatinas con los colores de la bandera de España y la leyenda “Juan Carlos I, Rey”. Unas pegatinas que repartimos entre los colegas españoles y extranjeros. Eran otros tiempos. Ahora reina la normalidad y con esa normalidad debemos enfrentarnos a estos acontecimientos que suponen que muchas cosas están ya superadas.

De ahí que la Iglesia Católica apoye a los nuevos Reyes.