www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

NEPOTISMO ELEVADO AL CUBO

jueves 13 de agosto de 2015, 12:59h
Los periódicos digitales informan día tras día del torrente nepotista de la extrema izquierda en el poder...
Los periódicos digitales informan día tras día del torrente nepotista de la extrema izquierda en el poder. Gentes que no tuvieron ocasión de trabajar en la empresa privada por inepcia o falta de preparación se colocan ahora como asesores o, incluso, en puestos de cierta relevancia, elegidos a dedo por muchos de los nuevos dirigentes. Los que denunciaban a la casta se dedican ahora a plagiar sus peores defectos: el nepotismo, el amiguismo, el enchufismo.

Lo que está ocurriendo en Barcelona, en Cádiz, en Baleares, en Madrid, no tiene término. Cada día los nuevos dirigentes de extrema izquierda ponen en marcha una última iniciativa que en el fondo no es otra cosa que una ocurrencia, a veces disparatada, para colocar a la mujer, a la pareja, al sobrino, a la hermana o al amiguete en puestos en los que no hay que dar golpe pero que están dotados con sueldos suculentos.

El escándalo crece de forma imparable. Algunos sectores de la extrema izquierda quieren que su paso por el poder les deje los bolsillos bien forrados. Asesores y colabora-dores especiales crecen como la espuma y multiplican en muchos sitios por tres o por cuatro los que tenían el PP o el PSOE y que constituían una desmesura escandalosa.

Desde páginas web disparatadas a la cínica colocación de los familiares más directos, el ferragosto se está convirtiendo en la apoteosis del nepotismo. En Baleares, Marga Prohens ha resumido la situación diciendo: “Ha llegado la hora de exigir explicaciones a un Govern que prometió juego limpio y que, en un tiempo récord, se ha convertido en una oficina de colocación de familiares, amigos y parejas”. Es solo un botón de muestra de la colosal dimensión que tiene lo que está ocurriendo en Autonomías y Ayuntamientos de toda España, donde se mueve, directa o indirectamente, la mano de la extrema izquierda.