www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LOS NUEVOS AVANCES REDUCEN EL NÚMERO DE MUJERES MAL DIAGNOSTICADAS

Con la tecnología adecuada, la supervivencia al cáncer de mama puede llegar al 100%

lunes 19 de octubre de 2015, 10:28h
Para las mujeres que no tienen bien diagnosticado un cáncer de mama, porque no saben si lo tienen o porque el tratamiento no está funcionando, una nueva tecnología permite dar con el diagnóstico preciso. Así, el presidente de la Sociedad Española de Medicina Nuclear e Imagen Molecular (SEMNIM), Juan Carlos Alonso Farto, ha explicado a EL IMPARCIAL que "con esta tecnología, el índice de supervivencia del cáncer de mama podría llegar al 100%, al detectar el tumor en una fase muy precoz".
Con la tecnología adecuada, la supervivencia al cáncer de mama puede llegar al 100%
Ampliar

Las unidades de prevención de cáncer de mama llevan años haciendo campañas de detección precoz con excelentes resultados. A día de hoy, “la supervivencia de las pacientes con cáncer de mama se supera en el 90% de los casos cuando se diagnostica en fase inicial”.

Así lo ha explicado a EL IMPARCIAL el presidente de la Sociedad Española de Medicina Nuclear e Imagen Molecular (SEMNIM) y director Médico de ITSS, la Unidad de Medicina Nuclear del MD Anderson Cancer Center de Madrid, Juan Carlos Alonso Farto, que ha añadido que “la supervivencia ya la estamos consiguiendo. Cada año, la supervivencia en las mujeres aumenta 1,4 gracias a los diagnósticos”.

El problema es que, destaca el doctor, “hay muchas mujeres que están mal clasificadas. Se ha publicado que de cada mil mamografías, 200 van a ser falsos positivos”. En estos casos, incide Alonso Farto, “entra MAMMI PET para diagnósticos más precisos”.

“Con esta tecnología, única en el mundo en alcanzar la máxima resolución clínica, el índice de supervivencia del cáncer de mama podría llegar al 100%, al detectar el tumor en una fase muy precoz”, ha insistido.

¿Qué es MAMMI PET?
Según explica este especialista, que también es jefe del Servicio de Medicina Nuclear del Hospital Gregorio Marañón, básicamente, MAMMI PET es una herramienta que tiene dos ventajas: la primera es que “permite mejorar con un diagnóstico preciso el pequeño porcentaje de mujeres en el que existen dudas de si tienen cáncer de mama” y, segunda, para las que ya se sabe que lo sufren, “poder aplicarles tratamientos más personalizados”.

El doctor Juan Carlos Alonso Farto es más exacto en la explicación de esta tecnología: “MAMMI PET es una cámara PET adaptada a la mama. Se han diseñado unos detectores que se adaptan a la mama sin comprimirla”, como sí se hace con una mamografía, que “permiten diagnosticar y hacer el seguimiento de tumores”.

Hay que señalar que la imagen molecular PET proporciona una imagen funcional, que facilita información decisiva al saber cómo se comporta el tumor, su metabolismo, áreas de mayor o menor actividad, cuantificación de la agresividad del tumor, etc.

Alonso Farto deja claro que “MAMMI PET no vine a sustituir a nada en el diagnóstico del cáncer de mama”. En este sentido, hay que saber que la mamografía tradicional se informa con grados de probabilidad. Dice “probablemente es un tumor” o “probablemente no es nada” y así se clasifican las lesiones de la mama en cinco estadios. “Pero hay un grupo de pacientes que están en el medio, que no se sabe si son benignos o malignos”, apunta el doctor.

Este grupo de mujeres, que normalmente son menores de 50 años porque es cuando más densas se tienen las mamas, “es el que más se beneficiaría de este nuevo tipo de exploraciones”, añade. Cuando se hace una mamografía y se clasifica en el nivel 3, que es “no tengo ni idea de si es benigno o maligno”, lo que se recomienda es repetir la prueba en 6 meses. Entonces, tiene que ser calificado como bueno o malo o se hace una biopsia. Pues bien, en estos casos, subraya este especialista, “en la parte de diagnóstico entra MAMMI PET, que es una herramienta más para tener un diagnóstico fiable”.

22.000 nuevos casos al año
Uno de los aspectos más relevantes es que el cáncer de mama, del que cada año se diagnostican más de 22.000 nuevos casos, “tiende a dejar de ser un tumor quirúrgico para ser un tumor médico porque el tumor se clasifica ya por el tipo de tratamiento que le vamos a dar”. Así, señala el doctor, “se hace un análisis de las células y se ve que este tipo de tumor va a responder a este tipo de tratamiento. Es lo que se llama la terapia personalizada”.

Antes se daban unas líneas de tratamiento que no respondían y que suponían para la mujer muchos efectos secundarios para no conseguir tratamiento. “Ahora –insiste– estamos tendiendo a caracterizar los tumores por los tratamientos. El MAMMI PET nos va a decir si un tratamiento está respondiendo o no. Esto es lo importante de esta herramienta, que nos permite saber si la línea de tratamiento es la correcta para ese tipo de tumor”.

El doctor termina haciendo un llamamiento a acudir a las revisiones periódicas porque "da igual del instrumental del que se disponga si no se acude a que te examine un especialista".

MAMMI (MAMography Molecular Imaging), de la compañía valenciana Oncovision, es un PET (Tomografía por Emisión de Positrones) dedicado a mama adquirido por el Instituto Tecnológico de Servicios Sanitarios (ITSS), situado en la Unidad de Medicina Nuclear de MD Anderson Cancer Center Madrid.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.