www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CRÍTICAS A RAJOY POR NO ACUDIR AL DEBATE A CUATRO

La batalla electoral se libra en televisión

Elena G. Antón
x
elenagarciaelimparciales/12/5/12/24
jueves 26 de noviembre de 2015, 16:17h
La batalla electoral se libra en televisión
La evolución en las formas electorales en España importa desde EEUU la tendencia de los políticos a desfilar por programas televisivos de varietés donde pujan por ganarse al electorado mostrando su lado más humano y cercano. El Hormiguero de Pablo Motos y En tu casa o en la mía, dos escenarios clave. Mariano Rajoy recibe críticas por retransmitir el fútbol o aceptar ir al programa de Osborne, pero no a los debates a cuatro.

Hubiera sido impensable imaginarse a José María Aznar o a Rodríguez Zapatero cantando con una guitarra sobre “un idiota al que le deja su mujer” o echando una “carrera presidencial” en una mini moto, acompañados de sus rivales en versión fake.

Antes la cercanía con el pueblo era darle un beso a un bebé antes o después de un mitin en la ciudad de turno. Acercarse a coger las manos a las señoras que las tendían a la llegada del candidato. Ahora, los políticos se acercan a las personas a través de la televisión. Es menos cálido pero más masivo. Es como besar millones de frentes de bebé.

El Hormiguero se ha convertido en una cita ineludible para los candidatos. Para casi todos. Rajoy, ya en esta ocasión, dejó que fuese Soraya Saénz de Santamaría la que acudiese al plató a exponerse a las ocurrencias de Pablo Motos, Trancas y Barrancas. Y la vicepresidenta, hasta se marcó un baile. Sí han ido los uno de Podemos, Ciudadanos y PSOE. Sánchez, de hecho, repite el próximo martes. Su primera aparición, en septiembre, estuvo demasiado alejada de la campaña electoral.



Pablo Motos, querido y odiado a partes iguales, se ha granjeado buenas críticas en las redes tras la visita de Rivera, con el que se mostró bastante más complaciente y asertivo que unos días antes con Pablo Iglesias. El de Podemos, que aún así tuvo sus momentos de distensión e incluso cantó por Krahe, agradeció a Motos que las preguntas fueran difíciles, pero más debió agradecer Rivera que el presentador se mostrase tan en sintonía con él. Rivera, cómodo todo el rato, además de la carrera de motitos, habló sobre si bragas o tanga, marihuana y probó su puntería en una diana con la que tiró al agua al conductor del programa. Con más o menos manga ancha por parte de Motos, a ambos bien les valió para mostrar su yo más cercano y 'majete', reírse, opinar y hacer campaña vestida de buen rollito de prime time.



También el exitoso espacio de Bertín Osborne, En la tuya o en la mía, se ha convertido en estación de paso hacia el 20D. Este miércoles se estrenaba en el espacio Pedro Sánchez, confesando que de adolescente iba en chándal y bailaba breakdance en las plazas interiores de Azca. Sobre política, solo mentó que la líder de la oposición, cuando él gane las elecciones, será Soraya Saénz de Santamaría. Por lo demás, que si hacía un zumito, que si le contaba a Bertín como ligaba con las extranjeras y aprendía inglés. Pedro, encantado durante toda la entrevista, se vió que se caía bien a sí mismo y que estaría pensando "si es que mírame, ¿no soy para votarme de mil amores?".

Esa misma noche, Rajoy se estrenaba como comentarista de un partido de fútbol. Más de una crítica le ha caído encima por argumentar para su rechazo al debate a cuatro del próximo 7 de diciembre la falta de tiempo o el estar haciendo "labores de Gobierno", y sentarse a retransmitir en la cadena COPE los partidos del Madrid, el Atlético y el Sevilla. El presidente se confesó del Madrid y del Deportivo. Con frases para enmarcar y colgar en la habitación a la que uno va para alegrarse cuando está triste, también destacó un momento en el que el presidente, que tenía a su hijo sentado al lado, le dio al niño una colleja por meterse con los comentarios del FIFA. Rajoy persona-padre en estado puro.



Pero los debates son otra cosa para el presidente. Fútbol, vale. Bertín Osborne, bueno. Pero debates, uno con Pedro Sánchez, y gracias. Los debates a cuatro propuestos por el diario El País y Atresmedia han sido rechazados por Mariano Rajoy, queriendo enviar en ambos casos para representar a su partido a la vicepresidenta Soraya Saénz de Santamaría. Atresmedia ha aceptado pero El País rechazó este relevo propuesto por los populares y el debate del día 30 será a tres.

Show must go on

Como cantaba Queen, el espectáculo debe continuar, al menos hasta el próximo 20 de diciembre. Aún no ha acabado, ni mucho menos, el desfile politico por los programas de moda de la televisión para mostrarnos su lado más desenfadado, más humano y así, hacer esta nueva forma de campaña electoral: vótame, que soy muy majete y campechano.

Estas son, de momento, las próximas apariciones programadas:

Jueves 26 Entrevista de Pedro Piqueras a Pedro Sánchez.
Viernes 27 Pablo Iglesias en las noticias de Telecinco.
Sábado 28 Pablo Iglesias visita ¡Qué tiempo tan feliz! de María Teresa Campos. Pedro Sánchez acude a La Sexta Noche.
Domingo 29 Pablo Iglesias se somete a las preguntas de Ana Pastor en El Objetivo y Soraya Saénz de Santamaría se sube en un globo en Planeta Calleja.
Lunes 30 Rajoy con Pedro Piqueras. El presidente es el único que este día no participará en el primer debate electoral digital, organizado por el diario El País.
Miércoles 2 Rajoy se decide a seguir el ejemplo de su mayor contrincante y compartirá charla distendida con Bertín Osborne, en su espacio En la tuya o en la mía.
Lunes 7 El esperado debate a cuatro. O a tres candidatos y una vicepresidenta. Sánchez, Iglesias, Rivera y... Soraya Saénz de Santamaría.
Martes 8 Pedro Sánchez repite en El Hormiguero, tras su visita de septiembre.
Sábado 12 Rajoy visita también el programa de María Teresa Campos, ¡Qué tiempo tan feliz!
Lunes 14 Cara a cara Rajoy-Sánchez en la Academia de la Televisión con señal institucional para todas las cadenas. Mediaset, de momento, ha declinado ofrecerlo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios