www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

PASOS PARA FORMAR GOBIERNO

¿Qué posibilidades tiene ahora Rajoy de formar Gobierno?

Elena G. Antón
x
elenagarciaelimparciales/12/5/12/24
domingo 20 de diciembre de 2015, 23:56h
¿Qué posibilidades tiene ahora Rajoy de formar Gobierno?
Desde el 13 de enero, fecha en la que se reunirán por primera vez los parlamentarios elegidos, se abre un plazo de sesenta días para que los partidos se pongan de acuerdo para investir al nuevo presidente. Se le complica esta empresa a Mariano Rajoy, quien ni siquiera contando con el apoyo de Ciudadanos conseguiría suficiente número de asientos a favor.

El 20D deja un escenario inédito para investir al futuro presidente del Gobierno. Ni mayoría absoluta, ni nada mínimamente parecido donde se pudiera necesitar solo de pequeños apoyos en la votación.

El fragmentado resultado, con 123 escaños para el Partido Popular, 90 para el PSOE, 69 para Podemos -en suma con sus marcas blancas-, 40 para Ciudadanos y la poca voluntad de unos y de otros por entenderse, harán probablemente que tras el 13 de enero, fecha en la que los parlamentarios elegidos se reunirán por primera vez en la cámara baja, no sea fácil llegar a un acuerdo.

La investidura, en caso de acuerdos, podría ser cuestión de días o, en caso contrario, extenderse hasta un máximo de dos meses. Si en ese plazo no se llegase a un acuerdo, el Rey firmaría entonces un decreto para la convocatoria de nuevos comicios.

En esa primera reunión del 13 de enero, los diputados nombrarán al presidente del Congreso, quien será el encargado de fijar los plazos para la sesión de investidura, no fijados previamente ni en el reglamento ni en la Constitución. También será el encargado de entregar a la Casa del Rey una lista con los portavoces de los grupos que han obtenido representación en el Congreso. Mientras, en un plazo de cinco días desde la reunión primera, los partidos deben presentar su solicitud para constituirse en grupo parlamentario.

Después de una ronda de consultas entre el Rey y los portavoces de los grupos, el monarca comunicará al presidente del Congreso la propuesta de candidato a presidente del Gobierno, con el nombre más susceptible de ser apoyado, y será en ese momento cuando se fije la fecha de la primera sesión de investidura.

Rajoy tendrá dos oportunidades para ser investido presidente, lo cual no parece tarea fácil. Podemos y PSOE, claro está, no se espera que apoyen ni se abstengan en la votación a Rajoy. Tampoco IU ni los nacionalistas. La duda sí podría planear sobre Ciudadanos, pero la suma de ambas formaciones se quedaría en 163 escaños, insuficiente.

Si en la primera votación, tras escuchar el pertinente discurso de Rajoy y las réplicas de las demás formaciones, el Partido Popular no obtiene el apoyo necesario para formar Gobierno, tendrá una segunda oportunidad 48 horas después. Escaso plazo para que los populares lleguen a acercar posturas con otras formaciones como para que sumen en positivo en la segunda sesión de investidura, en la que solo haría falta mayoría simple -más votos a favor que en contra-.

Pasadas estas dos oportunidades, habrá una tercera para evitar unas nuevas elecciones, no así para Mariano Rajoy, que saldría ya de escena como presidenciable. Habiendo llegado a este supuesto, el Rey propondrá un nuevo candidato a la Presidencia, que podría ser el consensuado por el bloque del frente popular encabezado por PSOE y Podemos.

Desde la primera votación, el plazo establecido por el reglamento del Congreso para investir al presidente es de sesenta días. Si, con el segundo nombre sobre la mesa, las negociaciones y votaciones se dilatan más, el rey firmará a petición del presidente del Congreso un real decreto por el que se disolverán las Cortes de nuevo y se fijará una fecha para nuevas elecciones.

Este escenario, nunca vivido en la democracia española, replica lo que actualmente está sucediendo en Cataluña con la investidura de Artur Mas. Hasta la fecha, en los procesos electorales nunca ha transcurrido más de un mes y medio entre la fecha de los comicios y la investidura del presidente del Gobierno. Pero tampoco nunca unas elecciones han arrojado unos resultados tan fragmentados y en los que la capacidad de negociación va a ser tan vital.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(1)

+

0 comentarios