www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LA FÓRMULA SE BASA EN MÁS IMPUESTOS Y MÁS GASTO PÚBLICO

El programa económico de Podemos arruinaría España

EL IMPARCIAL
viernes 19 de febrero de 2016, 08:19h
El programa económico de Podemos arruinaría España
Podemos ha presentado su proyecto para un acuerdo con el PSOE, que marca sus exigencias políticas para los socialistas con números. La fórmula de la formación morada es muy sencilla: más impuestos y más gasto público, que, sin embargo, no queda claro que sea sostenible. El partido de Iglesias pretende gastar 96.000 millones más hasta 2019.
En concreto, el partido de Iglesias pretende subir 24.000 millones más de gasto público al año, hasta llegar en 2019 a un nivel de gasto de 96.000 millones sobre los que ya está presupuestando el Estado. Subirá para ello los impuestos y emprenderá una lucha contra el fraude, que, calcula el partido, supondrá unos 40.000 millones más para las arcas públicas.
De esos 40.000 millones, unos 12.000 saldrían de la lucha contra el fraude, 10.000 de la reforma del IRPF, y otros 12.000 de las empresas.

La reforma del IRPF cargaría fiscalmente a las “rentas acomodadas”, es decir a las que declaran ingresos superiores a los 60.000 euros anuales, que son unas 596.000 personas en total. En cuanto al impuesto de sociedades, la propuesta incrementaría el tipo de las pymes del 16% al 25%, y en las grandes empresas desde el 20% hasta el 30%.

Además, el efecto multiplicador de la expansión del mayor crecimiento e inversión, dice el partido, permitiría a la Hacienda pública recaudar 26.300 millones de euros adicionales. Con ello no pueden alcanzarse los 96.000 millones de euros más de gasto que exige la formación morada. No salen las cuentas, así que Podemos insiste en negociar el calendario de la reducción del déficit con las autoridades de Bruselas, que ya se ha mostrado reticente a abrir la mano en el caso de países como Grecia, gobernada por el socio de Podemos, la Syriza de Alexis Tsipras.

La nueva formación, que ha flirteado en el pasado con la idea de impagar la deuda, deberá ahora convencer a las autoridades económicas de la solvencia de sus razonamientos contables. Economistas del ala liberal ya han señalado las contradicciones de las cuentas de Podemos. Uno de los más vehementes ha sido Daniel Lacalle, que habla de "soluciones mágicas y asaltos a la contabilidad o los principios básicos de la economía".

A pesar de reconocer que no salen las cuentas, el partido promete, sin embargo, llegar hasta un déficit del 3% en 2018 –por tanto, ya ajustado con los compromisos de la Unión-, y del 2,2% en 2019. La deuda terminaría la legislatura en el 91% del PIB, frente al 100% actual.

Cuatro años de pretendida austeridad no han logrado cuadrar el déficit público comprometido con las autoridades europeas, y la Comisión ha vuelto a advertir a España de que harán falta más medidas de ajuste si se quieren cumplir los requisitos básicos para pertenecer a la economía de la moneda única. En este contexto es en el que han caído, como una bomba, la propuesta de Gobierno que Podemos ha realizado al PSOE y otros partidos políticos para formar un Ejecutivo ‘del cambio’.

Con un déficit todavía alto, que se espera que termine el año en el 5%, lo que supone ocho años seguidos de incumplimiento de los compromisos pactados con Bruselas y la deuda pública rozando el 100% del PIB, los intereses de lo adeudado se han convertido en una de las principales partidas presupuestarias para la nación: más de 30.000 millones de euros de las arcas públicas que no van a políticas de Sanidad, Educación, Desempleo o pensiones, sino a saldar el rendimiento de las inversiones de los acreedores del Estado.

Las autoridades de Bruselas no se han pronunciado sobre este programa en concreto, pero sí han advertido de que "sea quien sea" el que gobierne, deberán continuar los ajustes para llegar a lograr el objetivo de déficit y deuda pactado.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(1)

+

2 comentarios