www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FERIA DE SAN ISIDRO

Ureña protagoniza una tarde meritoria

domingo 22 de mayo de 2016, 22:47h
Ureña protagoniza una tarde meritoria

El murciano Paco Ureña es el torero a seguir, haciendo un esfuerzo de pundonor y físico, toreando mermado de facultades se impone a su lote. El Cid no pudo conectar y Fortes lo intentó.

PLAZA DE TOROS DE LAS VENTAS

TOROS

4 toros de LAS RAMBLAS y uno de BUENAVISTA (4º), y uno de Julio de la Puerta como sobrero (3º) de origen Domecq. Destacaron el 2º, 3º y 4º por buenos

TOREROS:

EL CID (Azul Rey y oro): Estocada –Silencio-. Estocada – Silencio-.

PACO UREÑA (Rosa y oro): Media estocada y descabello – Ovación-. Pinchazo y estocada – OREJA-.

FORTES (Grana y oro): Estocada – Silencio-. Estocada y descabello - Silencio

INCIDENCIAS:

Feria de San Isidro. Tarde calurosa. Casi lleno.

Salía el primero de la tarde para El Cid y el toro hacía cosas raras y fue casi imposible torearlo con el percal. Nada en varas salvo que Ureña lo intentó por delantales. En banderillas cortó el viaje y esperó a Alcalareño; luego bien Pirri haciéndolo a la media vuelta, eficacia antes del lucimiento cuando éste es imposible. El Cid se puso directamente con la mano izquierda, si no fue brillante, sí trató de templar y llevar al toro embebido. Por la derecha trató de cogerlo en corto pero seguíamos sin emocionar. El toro era un manso de los de peligro silente y tenía más interés por el pitón izquierdo que fue el que quiso aprovechar El Cid que arrancó varias tandas por ese pitón con conexión con el tendido.

El segundo era para Ureña que le dio siete verónicas y dos medias en las que el toro repitió como ninguno en lo que va de feria. El toro en varas tuvo un buen comportamiento, y salió templado de los petos. Fortes hizo un quite por chicuelinas. En banderillas el toro mostró prontitud y un buen tranco. Estatuarios y naturales para empezar en las tablas y sacarse al toro al tercio. El viento no permitía irse muy a las afueras. Siguió Ureña con la zurda y sacó una tanda muy jaleada y aplaudida. Siguió toreando por ese pitón, muy cruzado y tirando de las embestidas. Con la derecha consiguió una tanda lenta, templada y muy intensa, enganchando adelante y rematando pasada la cadera. Y después dos tandas más que alcanzaron el aplauso con dos de pecho. Aviso. Petición.

Fortes en el tercero, sobrero de Julio de la Puerta, no pudo lucirse con el capote. En varas el toro empujó con la cara abajo. En banderillas puso dificultades y por eso fue cambiado con dos pares y tres pasadas. Fortes brindó al público y le recetó estatuarios y uno por la espalda que llegaron al respetable. El toro tenía fijeza y embestía empujando, se le daba distancia, temple y suavidad para tratar de torear despacio. Con la izquierda no hubo acople, el toro embestía con más violencia, con la derecha tampoco. Faltó mando en la franela.

El Cid desplegó el capote para recibir al cuarto haciendo las cosas con reposo. En varas se arrancó con fijeza y galopando. En banderillas fue aplaudido Curro Robles. La faena fue brindada al público y se dobló con el toro para comenzar la faena. Le molestó el viento para dominar a la perfección las encastadas y repetidas embestidas del buenavista. Le bajó las manos y lo intentó pero no se dejaba ver el acoplamiento que necesita una faena para llegar a los asistentes. Los derechazos fueron aplaudidos, después la faena fue diluyéndose. Tardó el toro en echarse. Aviso

Ureña, mermado de facultades por una cornada recibida hace una semana en Francia, se fue a porta gayola de rodillas para esperar al quinto. Tuvo que escaparse porque el toro se le frenó justo delante. Lo recibió con verónicas a pies juntos y muy quietos, después se sacó al toro para afuera ya abriendo el compás y rematando con una gran media verónica. En varas el toro derribó en el primer encuentro y luego no quiso “muchas coles” y el picador hubo de salirse de la raya para poder picarlo (para algunos que pitan: cuanto más hacia los medios va un picador más expone y más peligro tiene). En banderillas estuvo pinturero “Azuquita” y muy eficaz Víctor Hugo. Brindis al público y después distancia, ligazón, susto. Luego con la izquierda toreó al natural con despaciosidad, quietud y viento que dispuso la cogida del torero al quedarse descubierto y sin capacidad de reacción, de milagro no fue corneado. Otro susto al realizar la suerte suprema.

El sexto que no se dejó con el capote, hirió a un caballo de picar y fue difícil en banderillas. Fortes con la muleta empezó doblándose con él. Después le dio sitio y tomó la muleta con la izquierda para intentar el natural ante un animal muy rajado que no dejaba nada interesante que ver.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.