www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Más de la mitad de las personas que se suicidan sufrían depresión

jueves 08 de septiembre de 2016, 15:13h
Más de la mitad de las personas que se suicidan sufrían depresión
Ampliar
El Teléfono de la Esperanza 'salvó' a 37 personas en 2015.
El riesgo de suicidio es 21 veces superior en los pacientes con depresión frente a la población general, de tal forma que el trastorno depresivo está presente en más del 50 por ciento de las personas que se quitan la vida. El próximo día 10 se celebra el Día Mundial para la Prevención del Suicidio, que este año tiene por lema "Conectar, comunicar, cuidar".

Para el doctor Jerónimo Saiz, jefe de servicio de psiquiatría del Hospital Ramón y Cajal de Madrid y miembro de la Fundación Española de Psiquiatría y Salud Mental, "un hecho muy importante para la prevención del suicidio, sin duda alguna, es la detección, diagnóstico y tratamiento precoz de la depresión". Por ello, habría que establecer un Plan Nacional de Prevención del Suicidio en España "ya que estamos hablando de la primera causa de muerte no natural en nuestro país", afirma en una nota.

El retraso en el diagnóstico conlleva una cronificación del sufrimiento y la discapacidad, complicaciones médicas y psiquiátricas -incluido el riesgo de suicidio- y menor eficacia de los tratamientos.

Según Cecilia Borrás, presidenta de Després del Suicidi-Associació de Supervivents, "la idea del suicidio es un síntoma de la depresión que siempre debe ser valorado y considerado como tal, y actuar".

Y ello significa "hablar con esa persona que nos dice que no tiene ganas de vivir para aplazar la decisión" de matarse. A su juicio, "hay que romper la falsa creencia social que todavía persiste: nadie muere por hablar del suicidio, lo que mata es el silencio".

El suicidio "es un fenómeno complejo que no se puede evitar al cien por cien pero sí se pueden adoptar medidas para reducir las cifras", según el doctor Saiz.

El Teléfono de la Esperanza 'salvó' a 37 personas en 2015

El pasado año el Teléfono de la Esperanza atendió 1.484 llamadas relacionadas con el suicidio, 37 de las cuales eran personas que lo estaban intentando en ese momento.

Con estos datos, estos expertos quieren alertar sobre el gran problema sanitario que supone el suicidio y recordar que, según los últimos datos estadísticos oficiales, en 2014 3.910 personas se quitaron la vida, lo que volvió a situar el suicidio como la principal causa de muerte no natural.

Esta cifra, además, aumentó por cuarto año consecutivo hasta doblar el número de fallecidos por accidentes de tráfico.

Por ello, y con motivo del Día Mundial para la Prevención del Suicido, que se conmemora el 10 de septiembre, los voluntarios del Teléfono de la Esperanza se unen a la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio (IASP) y a su lema: "Conectar, comunicar, cuidar".

La iniciativa pretende llegar a quienes "pasan por una situación de sufrimiento intenso con deseos de morir".

Y para ello, desde el Teléfono de la Esperanza lanzan el mensaje: "Busca la "e", espera". Porque hay decisiones que no tienen marcha atrás, señalan en una nota de prensa.

"Espera" es la "e" que debe buscar quien ha perdido las ganas de vivir. La búsqueda es una actitud esencial para superar las dificultades que nos presenta la vida. Abandonar la búsqueda es, de algún modo, abandonar la vida. La propia acción de búsqueda ya constituye un gesto de vida, aseguran.

Insisten en explicar que el suicidio es un suceso multicausal y en la dificultad de elaborar campañas para su prevención.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios