www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDUCACIÓN

Diez consejos para elegir el colegio adecuado

Diez consejos para elegir el colegio adecuado
Ampliar
lunes 27 de febrero de 2017, 18:58h
Es el tiempo de ponerse manos a la obra. Todo padre que quiera un colegio que se ajuste al gusto de lo que desea para su hijo debe empezar ya a visitar centros en sus famosas jornadas de puertas abiertas. Es ahora, entre febrero y marzo, cuando ha de hacerse la preinscripción.

Pero antes de rellenar cualquier ficha o formulario hay que tener claro qué es lo que se quiere y lo que no. Así, los profesores de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación de la UOC, Guillermo Bautista y Beni Gómez-Zúñiga enumeran cuáles son los aspectos clave para hacer una buena elección:

Dentro de lo que clasifican como criterios para la excelencia:

1.- La ubicación y la capacidad económica de la familia. Parece importante, ¿no? Pues sí, son dos de los puntos más importantes porque ayudan a acotar “el abanico de posibilidades”. Estos expertos recuerdan que “la coincidencia del lugar de residencia o trabajo de los padres con la ubicación del colegio hace posible la compatibilidad y la coordinación entre los miembros de la familia de la forma más relajada”.

2.- El proyecto educativo. Para muchos más importante aún. Según Bautista, es necesario informarse de la metodología didáctica que se aplica en el colegio. Resulta fundamental saber cómo agrupa a los alumnos, cómo se trabajan las áreas, si se estudia por competencias o cuál es el papel de los deberes en la dinámica didáctica.

3.- El trabajo de los maestros, la dirección y la comunidad de alumnos. Hay que informarse de si el equipo de docentes entiende la actuación educativa como un proceso global e integral: “Es importante que los profesores hablen a las familias de educación y de desarrollo integral de la persona, más allá de las matemáticas, la historia o las lenguas”.

4.- Las instalaciones. No es lo más importante, pero hay que procurar buscar un colegio que disponga de espacios apropiados para el ocio, el descanso y el aprendizaje. Si es importante que las aulas sean grandes, cómodas y con buena iluminación.

También nos advierten estos expertos en educación de los errores que hay que evitar:

5.- No se deje deslumbrar por la jornada de puertas abiertas. Hay jornadas de puertas abiertas que tienen un enfoque excesivamente comercial y todo se lo van a pintar de color rosa. Analice todos los aspectos del colegio, no únicamente lo que le cuenten ese día.

6.- Profundice en el proyecto educativo. “Además de que nos expliquen el proyecto educativo y esté escrito, las familias deben conocer cómo se concreta y se lleva a la práctica para que no se quede todo en buenas palabras”, destacan.

7.- No dé demasiada importancia a la opinión de otras familias. “Está bien saber qué dicen otras personas del colegio, especialmente las que tienen alumnos que están en él, pero debemos tener en cuenta que hay que diferenciar muy bien cuáles son los aspectos a partir de los cuales los demás opinan, porque no siempre tienen el mejor criterio”.

También nos aconsejan sobre las típicas dudas:

8.- ¿Un centro público, uno concertado o uno privado? Lo más importante es entender qué significa cada cosa, saber qué te vas a encontrar en un colegio público, concertado o privado, confesional o no. Luego, decidir en consecuencia: “Lo más conveniente es ser coherente con los principios y los valores de cada familia. Si la familia comparte los principios de una escolarización pública o confesional, por ejemplo, será mucho más fácil que el niño perciba el compromiso de sus padres y del colegio”.

9.- ¿Qué es mejor: un colegio solo de primaria o uno en el que se puedan estudiar también la ESO y el bachillerato? Según Bautista, la elección dependerá mucho de cómo es el niño: “Es verdad que a los niños que empiezan secundaria les gusta ir con los mismos compañeros de primaria; pero esto también ocurre, aunque en menor medida, cuando tienen que pasar del colegio al instituto”. Para el pedagogo, “un cambio de aires” puede ser positivo para la experiencia de escolarización del menor.

10.- El peso de las extraescolares. “Desde el punto de vista educativo, pueden ser tan importantes o más que las horas que pasan en el colegio en horario lectivo”, avisan los expertos. Lo más importante es que estén planteadas con “seriedad y rigor” y no lo que pasa muchas veces, que son un mero “parking infantil”.

Por otra parte, otra duda que le pueden surgir a los padres a la hora de elegir colegio: ¿Es bueno fiarse de los índices generales de aprobado? Cuándo dicen, por ejemplo, "tenemos un 93% de aprobados en selectividad" se suele asociar a dureza y disciplina en el plan de estudios. Por tanto, ¿es recomendable para un niño que debe ir feliz al colegio saber que hay un nivel de exigencia elevado?

Al respecto, Guillermo Bautista destaca que “cuando se escoge escuela los alumnos generalmente tiene por delante bastantes años hasta enfrentarse a la selectividad”, por lo tanto “hay criterios mucho más importantes y de peso que los resultados académicos en términos de aprobados en selectividad”.

Apunta en esta línea que “la escuela debe cuidar a los niños y "exigirles", pero en todas las facetas de su desarrollo, por ejemplo, en la de su bienestar en el más amplio significado del concepto”.

Igualmente, cuándo hay posibilidad/amenaza de repetir curso porque el alumno no sigue el ritmo de la clase, ¿es recomendable plantearse un cambio de colegio?

“Cambiar de colegio no suele ser una experiencia fácil para los alumnos y por lo tanto es una decisión que hay que tomar de forma muy meditada”, explica Bautista, que añade: “A priori, repetir curso no tiene por qué ser motivo de cambio de escuela. A veces, el hecho de repetir curso puede ser incluso una decisión tomada en consenso y puede resultar positivo si el profesorado, el equipo pedagógico, la familia, e incluso el propio alumno, creen que será lo mejor y por ello no tiene que ser la causa de cambio de colegio”.

Para terminar, los pedagogos recomiendan a la hora de realizar la elección del colegio poner en primer plano a los hijos y la familia: “Hay que ver cuál es el colegio que se adapta al carácter de los niños y a su idiosincrasia, y cuál es el que les puede ayudar más a crecer y a desarrollarse como persona”.

Concluyen con que no hay que olvidar que los niños van a al colegio cada día para ser felices y pasárselo bien: “Son los adultos los que piensan en términos de desarrollo integral, de socialización, de inversión de futuro”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.