www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

La Alianza Atlántica, contra el yihadismo

La Alianza Atlántica, contra el yihadismo
Ampliar
martes 20 de junio de 2017, 15:13h
Trump cuestiona la capacidad de la la OTAN para enfrentarse a la amenaza del terrorismo islamista. Sin embargo, la Alianza permanece en guerra contra los yihadistas del 11S.

La OTAN está cuestionada. Casi 60 años después de su fundación su papel actual y su propia configuración merecen las críticas del Presidente Trump. Como un elefante en una cacharrería, el nuevo inquilino de la Casa Blanca, entró en la cumbre de Bruselas arremetiendo contra sus socios por no cumplir con el compromiso de gasto militar. Pero estas críticas no son nuevas, y ya de hecho en campaña Trump dijo que la organización militar está obsoleta.

Las dudas se generan en cuanto la capacidad que esta tiene para contrarrestar la principal amenaza de hoy en día para Occidente: el terrorismo yihadista. Como señala el profesor de relaciones internacionales de la Universidad de Comillas, Alberto Priego, “no es una organización pensada para el ataque, sino para la defensa”.

Buena prueba de ello es que se fundó en 1949 por EEUU y sus aliados tras vencer en la II Guerra Mundial. El objetivo era estar preparados para defenderse conjuntamente ante un hipotético ataque de la URSS. Pero afortunadamente la sangre no llegó nunca al río, y lo que hubiera sido un ataque de destrucción mutua asegurada no se hizo realidad.

La OTAN siguió existiendo y cuando parecía que su poder iba a ser incontestable apareció un nuevo escenario internacional en forma de aviones comerciales usados como armas contra los símbolos de la América moderna.

EL ARTÍCULO 5º

Con los restos del World Trade Center aún humeantes el presidente Bush adoptó la decisión histórica de invocar el artículo 5º del pacto fundacional de la alianza atlántica. Dicho artículo establece que atacar a uno de los Estados miembros es equivalente a atacar a todos los demás a ala vez. En otras palabras que quién atacó las Torres Gemelas debía saber que no sólo tendría a EEUU en frente, sino que todas las potencias aliadas se acababan de convertir en enemigos suyos.

A partir de ahí comenzó la Active Endeavour. Una operación aún hoy vigente con el nombre de Sea Guardian. Mediante este despliegue naval en el mar Mediterráneo, los barcos de la alianza controlan el tráfico marítimo para evitar que grupos terroristas campen a sus anchas por una región que es estratégica.

AFGANISTÁN

Apenas unas semanas después comenzaba la invasión de Afganistán. Según indicó la Administración Bush había que capturar o eliminar a Bin Laden, que había recibido asilo en el inhóspito país. Dicha nación era controlada por los talibanes, un grupo fundamentalista que daba refugio a los yihadistas.

Más de 15 años después, la analista de relaciones internacionales de la Universidad Europea de Madrid, Beatriz Gutiérrez señala que la clave del esfuerzo aliado en la zona es la de crear un Estado afgano viable. Que sean los propios nacionales los que puedan garantizar su seguridad y la fortaleza de las instituciones.

Sin embargo en 2014 el grueso de las tropas americanas y europeas se retiraron y la situación del país se ha deteriorado. El atentado de la semana pasada, en pleno barrio diplomático de Kabul, lo atestigua. Por ello Trump podría solicitar a los estados aliados un nuevo envío de tropas al país.

Gutiérrez explica también que desde 2004 la doctrina principal de la OTAN ha ido cambiando: en vez de intervenir directamente se apuesta por fortalecer a los actores más cercanos para que sean ellos los que actúen. Pero no sólo militarmente, sino también en los aspectos políticos. Se crean instituciones, se forma a esas estructuras en el rechazo a aspectos habituales como la corrupción y el nepotismo, y en definitiva, se tutelan procesos de reconstrucción.

COALICIÓN CONTRA EL DAESH

En Irak tras la surgimiento del Daesh, que en 2014 consiguió el dominio de una buena parte del territorio, la OTAN se desplegó a favor de la coalición internacional creada para combatir al autoproclamado califato islámico. Esta participación ha sido muy relevante pues con sus medios técnicos la alianza ha podido transmitir información vital para el combate.

Por el contrario la OTAN no ha podido intervenir oficialmente ni en Siria ni en el norte de África, lugares donde también se llevan a cabo operaciones internacionales contra el terrorismo islamista. ¿Por qué no participa en estos conflictos esenciales en la guerra contra el terrorismo? ¿Por qué la participación en Irak no es directa?

Mira Milosevich, investigadora del think tank FAES, confirma que no se prevén “botas sobre el terreno”. Varias razones explican las dificultades para dar esos pasos: el compromiso de la OTAN de sólo actuar bajo mandato del Consejo de Seguridad de la ONU, el rechazo histórico de Alemania a las soluciones militares, la preocupación de algunos aliados por el prestigio de la organización en Oriente Medio…

RETOS PARA EL FUTURO

En cuanto al futuro está por ver si se logra el compromiso que Trump demanda y al que el resto de países se comprometieron. Actualmente son solo una minoría los países que gastan el equivalente al 2% de su PIB en defensa, que es lo que pactaron. La desestabilización de Libia, que tras la caída de Gadafi en 2011 ha visto como el yihadismo penetraba en su territorio, será probablemente otra de las prioridades en la agenda.

Y sin ninguna duda la inteligencia. Para Milosevic es aquí donde radica el éxito en la lucha contra los terroristas. Desde 2011 los países integrantes de la organización han avanzado en la creación de un organismo de información reservada conjunto. Esta transmisión de datos de forma regular es muy positiva para los servicios de seguridad de cada país.

Bruselas ha sido un jarro de agua fría pero si algo ponen de manifiesto los atentados de Londres es que la unidad frente al terror es imprescindible. Habrá que ver si la unidad atlántica se refuerza para combatir a la mayor amenaza contra las naciones del Atlántico norte.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios