www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ARTE PALEOLÍTICO EN UNA CUEVA DE RENTERÍA

"El estilo de algunos grabados hallados en Guipúzcoa es muy extraño"

Elena Viñas
x
elenavinaselimparciales/11/5/11/23
lunes 10 de julio de 2017, 14:50h
Uno de los bisontes grabado bajorrelieve en la cueva de Rentería
Ampliar
Uno de los bisontes grabado bajorrelieve en la cueva de Rentería (Foto: Diputación Foral de Guipúzcoa)

El experto en arte paleolítico Georges Sauvet cree, sin embargo, que no hay duda de que son auténticos.

Un grupo de espeleólogos vasco ha hallado 15 representaciones de bisontes y caballos del paleolítico en la cueva de Aizbitarte IV en Rentería (Guipúzcoa) en un estado de conservación "excepcional", según la diputación guipuzcoana, que llama la atención sobre la técnica utilizada, "inusual e inédita" en el Cantábrico. Se trata de un hallazgo de "especial relevancia" por la "excepcionalidad de la técnica utilizada" y por su fuerte impacto visual "al tratarse algunas de ellas de figuras en bajorrelieve".

Georges Sauvet, experto en arte paleolítico, comparte con este periódico su opinión sobre el descubrimiento, del que le sorprende el estilo de algunas de las figuras, “muy extraño y fuera de toda comparación con obras de otras cuevas vecinas”.

Basándose sólo en la imagen difundida del bisonte grabado en bajorrelieve, Sauvet hace una primera valoración y describe la figura como “tosca” y sin rastro del estilo Magdaleniense, a lo que añade que le recuerda al dibujo de un niño por su estilo “ingenuo e infantil” y le hace rememorar el “lamentable asunto de Zubialde”, donde fueron halladas en los años 90 pinturas rupestres falsificadas.

Tras una primera aproximación al hallazgo, de cuya autenticidad duda en un principio, Sauvet rastrea más detalles en Internet animado por la presencia de Diego Garate, arqueológico del Museo Arqueológico de Vizcaya, entre los garantes del descubrimiento. Eso, sumado al estudio más a fondo de las figuras, le lleva a cambiar de opinión y a considerarlas "sin duda" auténticas. Pero, insiste, hay grabados que son "extraños", como demuestran "la oreja redonda y el hocico en forma de trompa" de otro de los bisontes representados.

Correspondió, precisamente, a Garate mostrar durante la presentación del hallazgo las características de los grabados. “Enseñó detalles de las patas y de la cola de un bisonte que me parecen mucho más creíbles”, explica. Además, “hay otro bisonte grabado de un estilo más clásico y una vulva de características usuales en el Magdaleniense”.

El estilo único e inédito de las obras, de las que este experto destaca su "originalidad", convierten este hallazgo en un caso “extraordinario” al haber permitido descubrir una técnica “tan diferente” que no es posible comparar con las figuras paleolíticas documentadas hasta la fecha.

En el hallazgo de la cueva decorada ha participado también el Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (Cenieh), que destaca del conjunto paleolítico sus caracteres "particulares" que lo hacen "único" en la Península. "Has sido documentadas por primera vez figuras mediante modelado de arcilla creando bajorrelives; una técnica que permite crear imágenes espectaculares y que sólo ha sido documentada en yacimientos del Sur de Francia como Montespan, Fontanet o Tuc d'Audoubert", afirma en un comunicado.

Los trabajos de estudio de este nuevo conjunto "tendrán que hacer frente a las dificultades de acceso y visualización de los grabados", señala. Para ello, "será necesario aplicar novedosas técnicas de fotogrametría y de reconstitución tridimensional de las paredes grabadas, minimizando el deterioro de los suelos al pie de los grabados y superando las dificultades técnicas provocadas por el trabajo en un espacio tan reducido".



Bisontes, caballos y dos vulvas

El 6 de abril, integrantes del grupo espeleológico de Félix Ugarte y el investigador Diego Garate se desplazaron a la cueva de Aitzbitarte IV con el fin de explorar una serie de chimeneas verticales que se observan en el tramo medio de la cavidad. "Tras ascender un tramo de unos 10 metros y continuar por dos tubos semiverticales de unos ocho metros, accedieron a un espacio en forma de 'Y' en cuyos ramales laterales observaron grabados de factura paleolítica certificada por la pátina que presentan los surcos y el estado intacto de los suelos y paredes del sector", explica la diputación.

Se trata de un espacio extremadamente frágil por sus reducidas dimensiones y por el propio soporte arcilloso. "En una valoración inicial realizada por el experto Diego Garate se estima la existencia de, al menos, 15 representaciones de animales (bisontes y caballos) y dos vulvas, todo ello en un estado de conservación excepcional".

En el sector izquierdo de la cueva ha sido documentada la presencia de figuras trazadas directamente sobre la arcilla. Un bisonte y otro animal por determinar han sido modelados en la arcilla mediante buril de sílex y utilizando los dedos para crear volumen y planos de relieve diferenciados, para resaltar la perspectiva de las extremidades. "La ejecución del bisonte es de una maestría muy poco común", explican los responsables del hallazgo.

En un panel adjunto se observa una gran vulva de un metro de altura y otra más pequeña contigua. En la pared contraria se observa un caballo de gran tamaño (metro y medio), otras líneas sin interpretar y extracciones de arcilla.

En el sector derecho se observa un bisonte grabado al fondo, otra figura en el techo y, entre ambas, un bisonte con las patas replegadas también modelado en la arcilla.

La Diputación Foral de Guipúzcoa ha cerrado la cueva y ha notificado el descubrimiento al Gobierno vasco para que sea protegida.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(1)

+
0 comentarios