www.elimparcial.es

arte rupestre

FIGURAS HUMANAS Y ANIMALES

Fueron descubiertos en Castellón en 2013 y 2016, pero no ha sido revelada su ubicación hasta ahora.

ARTE RUPESTRE

El Instituto Nacional de Antropología e Historia de México ha hallado en la región de La Montaña una serie de pinturas rupestres que podrían constituir la primera representación gráfica de los conquistadores españoles que realizaron los indígenas nahuas durante la Conquista.

Jorge de Torres ha trabajado en excavaciones en Etiopía y Marruecos

investigación del museo nacional de ciencias naturales

Investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales han identificado la existencia de una segunda apertura al exterior en la Cueva de Altamira (Cantabria). El estudio arroja luz sobre la dinámica atmosférica de la cueva y es esencial para diseñar medidas más eficaces para la conservación de las pinturas y grabados del Paleolítico superior, según informa la agencia Sinc.

sólo 35 yacimientos protegidos

La UNESCO ha aprovechado hoy la celebración de un foro de patrimonio en el Museo de Altamira para lanzar una advertencia sobre el rápido proceso de destrucción que sufre el arte rupestre en todo el mundo, por factores como el turismo, la minería, la obra pública o las guerras.
  • 1

ARTE PALEOLÍTICO EN UNA CUEVA DE RENTERÍA

El experto en arte paleolítico Georges Sauvet cree, sin embargo, que no hay duda de que son auténticos.

LA PRIMERA CUEVA DECORADA DESCUBIERTA

Un lugar mágico que ha sido descrito como la ‘Capilla Sixtina’ de la prehistoria.

aspirante a ciudad Patrimonio de la Humanidad

En el suroeste de la provincia de Teruel se ubica una de las localidades más bellas de España, Monumento Nacional, Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes, aspirante a ciudad Patrimonio de la Humanidad y lugar de referencia de un singular espacio en la Red Natura 2000.

SIGNOS EN OCRE ROJO DE HACE 35.000 AÑOS

El arte rupestre de las cuevas de Altamira podría ser más antiguo de lo que hasta ahora se creía. Según los últimos estudios, la datación de una serie de signos en ocre rojo sería de 35.000 años, el doble de antigüedad que los emblemáticos bisontes de Santillana del Mar.