www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

REINO UNIDO

Los padres de Charlie piden llevarse a su bebé para que muera en casa
Ampliar

Los padres de Charlie piden llevarse a su bebé para que muera en casa

miércoles 26 de julio de 2017, 02:24h
La polémica tragedia del bebé británico está llegando a su fin.

Charlie Gard, bebé de 11 meses enfermo terminal que se encuentra en un hospital de Londres, es uno de los nombres de este 2017. Su polémico caso y su existencia se aproximan a su final y la lucha de sus padres, imposible, les ha limitado ha reclamar, este martes, que les permitan llevar a su retoño para que fallezca en el entorno familiar, en el hogar, en lugar del centro médico.

Connie Yates, madre del pequeño, ha expuesto en una nueva audiencia ante el Tribunal Superior de la capital inglesa el anhelo de que les permitan a ella a Chris Gard trasladar a su hijo a casa. Charlie, que padece síndrome de depleción de ADN mitocondrial, un extraño desorden que inhabilita la capacidad del cuerpo de dar energía a los músculos, está abocado a la muerte y sus progenitoes desean que lo haga en el seno familiar.

Esta petición ha llegado horas después de que ambos renunciaran a la mediática lucha que han mantenido con el Great Ormond Street Hospital, donde está ingresado el niño, para conseguir que le trasladaran a Estados Unidos para que fuera tratado por un tratamiento experimental de nucleósidos. El centro médico, por su parte, ha defendido la vía de la muerte digna del niño, confeccionando una batalla entre partes enfrentadas que ha lanzado a la fama la terrible situación del pequeño.

Grant Armstrong, abogado de los padres del niño, ha declarado que la pareja desea "tener unos cuantos días de tranquilidad fuera del entorno del hospital" con su bebé y que, por tanto, defienden por que "los últimos días de Charlie con cuidados paliativos se desarrollen en la casa de la familia".

El hospital, por su parte, se mantiene escéptico sobre la petición. La abogada del Great Ormond Street Hospital, que no ha aclarado cuándo se desconectará el aparato de respiración artificial que mantiene con vida al bebé, ha argumentado que hay que "sopesar los intereses del bebé frente a las necesidades de sus padres". Asimismo, Katie Gollop expuso que el centro ha localizado un "excelente" recinto "especializado en enfermos terminales" que podría otorgar "la privacidad" necesaria en esos momentos.

"Charlie es un niño que precisa de un tratamiento altamente especializado y sus cuidados no se pueden simplificar. Redunda en el mejor interés para Charlie, y para todo el mundo, eliminar el riesgo de que se produzca una muerte precipitada, angustiosa o desorganizada, para que pueda tener una muerte pacífica y digna", sentenció la letrada.

Esta continuación de la divergencia de criterio entre las partes prolonga el comunicado emitido este lunes por los padres de Charlie. En él renunciaban a seguir luchando por el tratamiento experimental al considerar que el tiempo se ha "agotado" para su hijo y que su salud se ha deteriorado hasta llegar a "un punto de no retorno". Su campaña internacional, que ha contado con el apoyo, entre otros de Donald Trump o el papa Francisco, había reunido medio millón de firmas y 1,5 millones de euros para financiar dicho tratamiento.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.