www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

En la FRONTERA

Crónica religiosa. Ser custodios de la Creación

Crónica religiosa. Ser custodios de la Creación
domingo 03 de septiembre de 2017, 11:40h

Esto es lo que debemos ser todos: “Custodios de la Creación”, y por eso este viernes, 1 de septiembre, hemos celebrado la Jornada Mundial de Oración por el cuidado de la Creación, instituida por el Papa hace poco más de dos años, el 6 de agosto del 2015. Francisco nos decía entonces que “como cristianos queremos ofrecer nuestra contribución para superar la crisis ecológica que está viviendo la humanidad”.” Para ello-lo decía el Papa- debemos ante todo extraer de nuestro rico patrimonio espiritual las motivaciones que alimentan la pasión por el cuidado de la creación, recordando siempre que para los creyentes en Jesucristo, Verbo de Dios hecho hombre por nosotros, la espiritualidad no está desconectada del propio cuerpo, ni de la naturaleza o de las realidades de este mundo, sino que vive con ellas y en ellas, en comunión con todo lo que nos rodea”. “La crisis ecológica nos llama por tanto a una profunda conversión espiritual: los cristianos estamos llamados a una conversión ecológica, que implica dejar brotar todas las consecuencias de su encuentro con Jesucristo en las relaciones con el mundo que los rodea”.

También los obispos miembros de la Comisión de Pastoral Social de la Conferencia Episcopal Española han hecho público un Mensaje con motivo de esta Jornada, en el que aparte de recoger todo el pensamiento del Papa sobre este tema, nos recuerdan que “la respuesta a la crisis ecológica y la protección del medio ambiente hemos de situarlas dentro de la historia de amor que comienza con la creación y que tiene su desarrollo a lo largo de los tiempos hasta llegar a su cumplimiento en Cristo. Esta historia de amor exige la responsabilidad humana que, al mismo tiempo que nos permite asumir nuestras diferencias con la naturaleza, nos lleva a la convicción de nuestra pertenencia a la misma”. Los obispos nos dicen que “para avanzar en esta responsabilidad con relación a la creación, entre otras cosas, es preciso un diálogo franco y abierto que ayude a la superación de los intereses egoístas sobre la cuestión ecológica. En este diálogo con los creyentes de otras religiones, con los gobiernos de las naciones y con las instituciones sociales, los cristianos hemos de ser los primeros en asumir que la fe en Jesucristo nos ofrece fundamentos extraordinarios para la práctica de una ecología integral y para el desarrollo pleno de la humanidad”.

Ahora cuando las vacaciones estivales está prácticamente acabadas y todos volvemos a nuestra rutuna diaria, sería bueno reflexionar si hemos sido capaces de cuidar el medio ambiente, o hemos contribuido a su destrucción. Reflexionemos un poco y no olvidemos que debemos ser “custodios de la Creación”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+
1 comentarios