www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

NOVELA

Lorenzo Luengo: El dios de nuestro siglo

domingo 24 de septiembre de 2017, 15:51h
Lorenzo Luengo: El dios de nuestro siglo

Seix Barral. Barcelona, 2017. 448 páginas. 19 €. Libro electrónico: 9,99 €

Por Paulo García Conde

En ocasiones, los géneros literarios que utilizamos para catalogar una historia de ficción se convierten de manera involuntaria en protagonistas secundarios de la misma. Porque cada género tiene sus códigos, sus características propias, reglas no pactadas pero sí reconocibles. Y romperlas es una de las opciones menos frecuentes y más arriesgadas. En El dios de nuestro siglo, definida en la propia contracubierta como un thriller psicológico, encontramos elementos afines al género negro, pero combinados con otros que impiden terminar de colocarle una etiqueta definitiva, categórica. Porque, en realidad, las etiquetas no son necesarias.

Tenemos a un personaje protagonista metido a narrador, que cubre el papel tan tradicional del detective con un caso feo por resolver. Pero Daniella Mendes no termina de encajar en ninguno de los varios arquetipos vigentes. Lo primero que sorprende es su edad; lo segundo, su determinación y frialdad ante el mundo al que se enfrenta con apenas treinta años. Sin renunciar al rol de investigadora con ademanes de antihéroe, el informe escrito que elabora (y que se erige en recipiente acertado para brindarnos este relato) para entregar a su superior y a la psiquiatra que se ve obligada a visitar supera cualquier vaticinio respecto a lo que, como lectores, nos vamos a encontrar.

Pocas veces un pálpito puede sentirse más ridiculizado. Atrás quedan los capítulos acabados en tensión (sustituida esta, en su mayor parte, por la angustia), las vueltas de tuerca, los personajes misteriosos, las pistas a seguir como migajas de pan duro… La novela se despoja del manto con que la habían cubierto y toma las riendas de sí misma. Se encamina hacia otros senderos, no menos oscuros ni turbios; sí insospechados.

La desaparición de tres niños en una zona estadounidense de clase alta es el detonante en el informe de Daniella, a quien su reciente viudez y un imprevisto embarazo hacen sentir contra las cuerdas de un ring donde la lona no solo se agita, sino que cambia de forma. A pesar de su experiencia y de su afilado carácter tendrá que enfrentarse a situaciones que nunca habría creído posibles. Porque tras la desaparición de los críos tal vez se escondan más culpables de los que cabría imaginar, muchos más de los que cabría desear.

Con un lenguaje tan poderoso como minucioso, justificado por la vocación escritora de la narradora (y frustrada por un padre cuyo carácter determina y condiciona el de su propia hija), el relato se nutre de situaciones en que la ciencia y la filosofía juegan a vertebrar todo y, al mismo tiempo, nada. Lúcidas e inquietantes reflexiones acerca de la sociedad actual, de las bondades y maldades que puede llegar a albergar el alma humana se convierten en el campo magnético de una novela donde los sospechosos no interesan tanto por su condición de tal, sino por su papel en un mundo donde una fuerza tan pujante y omnipresente como la tecnología puede aliarse con perversiones arcaicas. Porque todo caso sin resolver es una pesadilla para quienes tienen el deber de aportar respuestas. Pero es también el reflejo, opaco e impúdico, de lo que una sociedad puede cobijar en sus entrañas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (9)    No(0)

+
0 comentarios