www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CLASIFICACIÓN RUSIA 2018 - ÚLTIMA JORNADA: ISRAEL 0 ESPAÑA 1

España echa el cierre con victoria ante Israel pero lejos de ser cabeza de serie | 0-1
Ampliar

España echa el cierre con victoria ante Israel pero lejos de ser cabeza de serie | 0-1

lunes 09 de octubre de 2017, 22:34h
Un cañonazo de Illarramendi desatascó un partido sin soluciones para el plan B de Lopetegui. Por Diego García

España cerró su exitosa fase de clasificación para el Mundial de 2018 en suelo hebreo, lejos del ambiente cargado por el desafío catalanista y de la presión extricamente deportiva, ya que los nacionales llegaron a este duelo postrero con el billete directo al campeonato ruso en el bolsillo. Lo único en juego en este choque ante Israel era reforzar la candidatura a aparecer en el sorteo mundialista como cabeza de serie y eludir, de este modo, a cocos como Brasil o Alemania. Por ello, Julen Lopetegui eligió a los menos habituales y más hambrientos, con el fin de usar esa energía novedosa de los que buscan hacerse un hueco en la convocatoria trascendental para eludir la relajación.

Repitió sólo Sergio Ramos del enfrentamiento contra Albania. Así, Reina salió bajo palos, escudado por Azpilicueta, Nacho, el capitán Ramos y Monreal. Busquets (centenario en la selección a partir de este lunes) e Illarramendi serían un dble pivote que conectaría con la delantera por medio del debutante Jonathan Viera. La velocidad de Pedro y Asensio en los extremos y la astucia anotadora de Aduriz completaban una alineación que debía domar y tumbar al orgullo como local de los hebreos.

Un zurdazo de Asensio, cruzado y desde el pico del área, descorchó la ejecución dominadora de los españoles en el tercer minuto. Con rapidez el equipo dirigido por Elisha Levy quedó atrincherado en su campo, con un 4-5-1 muy junto que permitió la posesión perpetua de los visitantes. Además, la presión de los líderes del grupo ataba todos los cabos para que la maniobra protagónica resultara completa. Y el 75% de posesión se extendió durante gran parte del enfrentamiento. Sin embargo, los secundarios no supieron sostener la fluidez combinativa y profundidad y juego entre líneas de jornada precedentes.

La circulación resultaba muy horizontal. Asensio, Pedro y Viera no encontraban huecos y Aduriz se veía obligado a bajar a recibir para participar en la dinámica. El control era absoluto pero faltaba vértigo. No había pericia ni creatividad para abrir el muro hebreo. Los isrealíes, por su parte, confiaban en Hemed , Cohen y Melikson para tratar de cazar un contragolpe que redujera su esfuerzo defensivo, pero no atinarían en el último pase y sus salias serían testimoniales. Un centro-chut del que fuera delantero del Mallorca y una volea de Cohen que atajó De Gea fueron las únicas llegadas que surgieron de su modelo de robo y salida. Sólo un error en la combinación española les daba alas. Y uno de Nacho fabricó el disparo angulado y por encima del larguero de Natcho.

Desprovisto de triangulaciones en sintonía, con un 4-2-3-1 novedoso, los de Lopetegui no acertarían a poner en apuro al meta Harush salvo en acciones aisladas. El técnico vasco se propuso experimentar con ese dibujo y se aseguró la pelota pero no la potestad del ritmo y el peligro. Sólo un latigazo de Sergio Ramos, desde larga distancia, forzó una estirada meritoria del portero -minuto 33-. Aduriz y Viera tambiénlo habían probado desde lejos y sin éxito. Ese cierre de jugada abrupto, con chut desde 25 metros, se desnudó como la única solución española ante la tela de araña rival.

Antes del descanso se abrió una ventana para el tú a tú. Israel mostró más ambición, se soltó y adelantó metros para complicar a la zaga visitante con centros laterales en llegadas efervescentes. Y, en ese escenario coyuntural, Viera imaginó una acción creativa que zanjó con un pase sedoso que ofrió a Pedro un mano a mano marrado ante el portero de un equipo de Israel que fue de menos a más. Los hebreos parecerían habrse dado cuenta de la falta de amenaza nacional y se convencieron de sus posibilidades de éxito, en busca de la meta de Reina. De esta manera, con 0-0, España entró en vestuarios presa de sensaciones agridulces. Dominaron sin morder y a punto estuvieron de pagarlo.

El seleccionador español buscó inyectar una convulsión en la dinámica y en el intermedio sentó a Ramos para dar entrada a Iago Aspas. La campeona de Sudáfrica 2010 modificaba su dibujo: jugaría con tres centrales -Azpilicueta, Nacho y Monreal-, dos carrileros -Asensio y Pedro- y dos delanteros -Aduriz y el punta del Celta-. Efectó el preparador un movimiento ofensivo que retaba a los locales. Israel empató el intercambio de golpes inicial con un remate desviado de Hemed pero volvería a achicar en campo propio de inmediato. Los centros laterales, colofón de la circulación visitante, no ofrecería soluciones a la favorita y sólo a partir del minuto 60 amaneció el fruto con un disparo fuera de Viera -desde la frontal- y un remate fallido del delantero vasco, con todo a favor. En el 65 Isco saldría al verde por el goleador del Athletic. El juego en la mediapunta era necesario.

Bitton y Ben Chaim entraron por Kabha y Melikson en las filas de un conjunto local que había perdido su confianza en hacer daño a la contra. El técnico Levy apostó por acumular más talento que pulmones cuando el campo declinaba hacia su portería tras la participación del malagueño del Real Madrid. Trataba de reaccionar, pues Asensio rozó el larguero, y en el 75 quemó sus sustituciones metiendo a Benayoun -de 37 años, ex del Racing de Santander- por Atar. La clase de este último otorgó a Cohen un zurdazo desviado en el 86. Y Pedro dejó su escaño a José Callejón a falta de un cuarto de hora, con las cartas sobre la mesa y el cansancio haciendo mella en unos y otros. Se estaba rompiendo la táctica e Illarramendi abortó la incertidumbre al cazar un rechace de la zaga local -al córner de Asensio- y traducirlo en un derechazo ajustado al poste. El golazo del donostiarra inauguró el marcador -minuto 76-.

El crepúsculo de este partido sin picante, en el que los ganadores dominaron pero no se granjearon demasiados méritos para llevarse los tres puntos más allá del control del esférico, cerró una fase clasificatoria sensacional. Un total de 36 goles a favor y sólo tres en contra conforman un registro sólo superado por Alemania -que ganó todos sus partidos y anotó 43 dianas- que, sin embargo, deja a los nacionales a la espera de ser cabezas de serie, ya que dependen de varios resultados para evitar a los colosos en el sorteo. Había que ganar este partido -objetivo alcanzado muy lejos de los focos del Bernabéu en el combate ante Italia- y esperar los siguientes condicionantes: que Portugal, Gales o Argentina no lleguen al Mundial; que Suiza no gane al equipo de Ronaldo; que Chile no tumbe a Brasil; y que Perú no doblegue a Colombia. Todo ello para que España sume más puntos en el ránking FIFA que los mencionados conjuntos.

- Ficha técnica:

0 - Israel: Harush; Keltjens, Tibi, Ben Haim, Davidzada; Natcho, Cohen, Kabha (Bitton, m.67); Melikson (Ben Chaim, m.54), Atar (Benayoun, m.75) y Hemed.

1 - España: Reina; Azpilicueta, Nacho, Sergio Ramos (Iago Aspas, m.46), Monreal; Busquets, Illarramendi; Pedro (Callejón, m.76), Jonathan Viera, Asensio; y Aduriz (Isco, m.65).

Goles: 0-1, m.76: Illarramendi.

Árbitro: Craig Thompson (Escocia). Amonestó a Davidzada (52) por Israel.

Incidencias: último partido de la fase de grupos de la clasificación al Mundial 2018, disputado en el Itztadion Teddy. Yossi Benayoun fue homenajeado por sus 100 internacionalidades con Israel.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.