www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

OCHO DÍAS SIN SEÑALES

Se esfuman las esperanzas para los 44 tripulantes del submarino desaparecido

Se esfuman las esperanzas para los 44 tripulantes del submarino desaparecido
Ampliar
(Foto: Efe)
EL IMPARCIAL/Efe
jueves 23 de noviembre de 2017, 16:48h
La Armada argentina confirma que hubo una explosión donde desapareció la nave.

La Armada Argentina ha confirmado que hubo una explosión en la zona en la que desapareció el submarino argentino ARA San Juan el pasado miércoles. Según han señalado, el miércoles 15 de noviembre a las 10:31 horas se registró en la ubicación en la que se reportó por última vez el sumergible "un evento anómalo singular corto violento y no nuclear consistente con una explosión".

El canciller de Argentina, Jorge Faurie, reconoció la "angustia" que se está viviendo hoy después de que la Armada apuntara hacia la hipótesis de una explosión en el submarino, desaparecido hace ocho días, avalada por una información llegada desde Viena al país austral.

"Hoy por la mañana nuestro embajador en Austria, Rafael Grossi, dio cuenta de una información proveniente de la Organización del Tratado de Prohibición Total de Pruebas Nucleares (CTBTO, integrada en el sistema de la ONU)", relató Faurie sobre ese organismo con sede en Viena.

Esa información, según afirmó el vocero de la Armada Argentina, Enrique Balbi, indica que se registró un "evento anómalo singular corto, violento y no nuclear consistente con una explosión" en la misma zona donde el submarino perdido se comunicó por última vez el miércoles 15 de noviembre.

El pasado lunes, el capitán de navío Gabriel Galeazzi explicó a la prensa que el miércoles de la desaparición del submarino el buque había comunicado que había sufrido una avería eléctrica en sus baterías, algo que, según dijo en ese momento la fuerza argentina, no tendría por qué haber afectado al funcionamiento del submarino. Sin embargo, la confirmación de esta última información puede explicar por qué no utilizaron ninguno de los mecanismos de emergencia que tenían a su disposición.

En declaraciones telefónicas al canal TN, Grossi, embajador argentino en Austria y experto nuclear, relató el trabajo realizado junto a técnicos del CTBTO, que se dedica a verificar que no existan ensayos de armas nucleares.

Esto se realiza a través de una red internacional de estaciones de detección de distintas tecnologías sísmicas, algunas otras de "radio isótopos atmosféricos" y otras de tipo hidroacústico, que trabajan con estaciones de detección instaladas en los fondos marinos.

"Nos sentamos con los técnicos para analizar la información hidroacústica que tenían de los últimos días que pudieran sernos útiles para la búsqueda y pudimos obtener información que confirma la existencia de un evento aislado en la mañana del 15 de noviembre, unas horas luego de la última comunicación que tuvo el ARA San Juan con su base", destacó.

En este sentido, pidió "ser muy cautos", porque esos datos que otorgan las estaciones hidroacusticas "indican una cierta característica definida por el movimiento de la onda hidroacústica, la velocidad que tiene y otras características".

"Por lo que me explicaron y entiendo por mi experiencia indica una cierta morfología que es análoga a la de una explosión. No se trata de un movimiento sísmico ni un ruido de un mamífero marino o algo biológico", añadió. "Los elementos de detección dicen que acá hubo un fenómeno casi idéntico al de una explosión y se produjo en este lugar, donde casualmente estaba el submarino", concluyó.

Ocho días perdido

El buque lleva desaparecido hace ocho días en el océano Atlántico con 44 tripulantes a bordo y las esperanzas de encontrarlos con vida son mínimas. No obstante, se continúa con la búsqueda, en el que están participando hasta 13 países.

El submarino ARA San Juan había partido el lunes 13 de noviembre pasado del sureño puerto de Ushuaia y se dirigía de regreso a su base, en la localidad de Mar del Plata, en la provincia de Buenos Aires, adonde debía haber llegado entre el domingo y lunes pasados. El viaje, con 44 submarinistas profesionales de la Armada, tenía como cometido participar en un adiestramiento integrado con la flota de mar y las aeronaves de la dotación naval.

Fue el viernes pasado cuando la Armada Argentina confirmó que el submarino reportó por última vez su posición en la madrugada del miércoles, por lo que, pasadas 48 horas sin tener comunicación con la nave, se resolvió activar el protocolo de búsqueda. Hasta ahora, no ha habido ni un solo rastro del sumergible y las familias de los tripulantes aguardan noticias con incertidumbre en la Base Naval de Mar del Plata.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios