www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÚTBOL

Ronaldinho cuelga las botas de forma escueta para prender su mito

miércoles 17 de enero de 2018, 20:13h
Ha sido el hermano del futbolista el encargado de otorgar oficialidad a la retirada del astro.

"¡Se acabó! Esto ya era un hecho (su retirada), hace muchísimo que no juega", afirmó hace horas el hermano y representante de Ronaldinho en declaraciones al diario brasileño O Globo. De esta forma sed ha anunciado la retirada de uno de los futbolistas que más alto han hecho volar al balompié en el presente siglo. Una manera de abandonar la práctica profesional discreta que bien puede retratar la deriva que ha vivido la carrera de un jugador que superó al mejor Zidane en la era anterior a la llegada de Lionel Messi y Cristiano Ronaldo.

"Vamos a hacer algo grande después del Mundial de Rusia, probablemente en agosto. Haremos también varios eventos alrededor del planeta e incluso estamos arreglando un partido con la selección brasileña", añadió Roberto de Assis Moreira. Esta forma alejada de la pompa que merecería el legado de Ronaldinho no es sino sintomática de la influencia que ha tenido siempre el entorno del jugador en su rendimiento y currículo. Porque el hombre que devolvió la sonrisa y la ilusión al Barça, última reminiscencia de la excelencia técnica brasileña hasta el advenimiento de Neymar, no jugaba al fútbol desde 2015, curso en el que jugó sólo nueve partidos en el Fluminense.

Ronaldinho cuenta con 37 años y parecería haber querido poner fin al olvido activo al que se había abocado después de resplandecer en el Camp Nou. Sus actuaciones en Brasil le llevaron a París como promesa de dimensión atemporal y de ahí aterrizaría en la Ciudad Condal. En Can Barça disfrutaría de su mejor versión, de la cima del fútbol que tenía en su alma. En la cosecha acumuló un Balón de Oro (2005), dos FIFA World Player (2004 y 2005), una Liga de Campeones (2006) y dos Ligas (2005 y 2006). Pero tras el éxtasis vivido en la final europea ante el Arsenal se secaría la concentración exclusiva en el fútbol del estelar mediapunta.

Su tarjeta de 94 goles acabaría con dos años de decrepitud. Eligió ser seducido por las actividades extradeportivas y en el césped empezó a caminar en lugar de correr. Esa actitud llevó a Guardiola a considerarle como nocivo en el proyecto que empezaba y que iba a asombrar al planeta. Su estatus internacional le aseguró un buen contrato en el Milan, pero en San Siro tampoco sintonizaría con la exigencia y dedicación personal que requiere ser un profesional del deporte de élite. Y también flaqueó. Sólo quedaban destellos de lo que fue.

Su declive no se detendría. Sólo en el Atlético Mineiro, en uno de sus múltipes intentos de resurrección que intento para volver a la selección brasileña, alcanzaría a mantener cierta regularidad para llevar a esa institución a conquistar su primera Copa Libertadores (2014). Pasaría por Flamengo, Querétaro (México) y Fluminense en sus últimos años. En esa oscura etapa de destierro de los focos que se ganó por su irresponsable gestión del éxito.

La realidad es que ninguna institución futbolística ambiciosa y perteneciente a aquel grupo de entidades con capacidad para conquistar títulos de relumbrón le tuvo en cuenta desde 2009. Casi 10 años después ha declarado su hermano que "ya estaba decidido (su retirada). Sólo faltaba hacerla oficial". Se cortaron ya las aventuras que le llevaron a probar ( y casi mendigar oportunidades) en India o en el fútbol sala. Unas probaturas que se cerceenaban a destiempo por falta de motivación. La historia de Ronaldinho, de fulgurante asenso y caída al trono del balompié, se recordará tan memorable como didáctica.

"Es imposible amar el fútbol y no ser fan de Ronaldinho. Trajiste una sonrisa en el rostro de todos. Espero que consiga regatear todos los desafíos de la vida, como hizo sobre el césped", escribió Pelé en su cuenta oficial de Instagram al enterarse de la noticia. Y Neymar, su heredero como guía de la Canarinha hacia un título Mundial (Ronaldinho lo alcanzó en 2002), expuso que "siempre me recordaré de tu alegría en la cancha. Dejaste un legado que difícilmente será superado en el fútbol arte".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.