www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

MODA

Mercedes-Benz Fashion Week | Ailanto, Ulises Mérida, Oliva...

EL IMPARCIAL/Efe
sábado 27 de enero de 2018, 17:43h

Con un visión cosmopolita, Ailanto ha presentado una colección con un punto de "melancolía", con aires de otro tiempo y bellos estampados sobre terciopelos y gasas durante la cuarta jornada de la pasarela madrileña, en la que también han participado Ulises Mérida y Angel Schelesser.

Exquisitos estampados vuelven a instalarse en el nuevo trabajo de Ailanto, bajo la creatividad de los hermanos Aitor e Iñaki Muñoz, quienes se han inspirado en el diseñador Mariano Fortuny y Madrazo para concebir una colección ecléctica con abrigos de doble cuello, blusones drapeados, petos, pichis y túnicas.

Con una visión muy particular de la moda, Ailanto se mantiene alejado de tendencias y de movimientos de vanguardia y propone prendas atractivas, favorecedoras que se inspiran en el pasado, pero siempre miran hacia el futuro. Volantes en pecheras y hombros, pequeñas jaretas y falsos plises adornan blusas con acabados brillantes para el próximo otoño e invierno 2018-19.

Ulises Mérida también mira al pasado para componer una colección de líneas suaves y poco definidas en las que "los contornos se difuminan con superposiciones", ha explicado el diseñador que ha dejado a un lado los tonos saturados de otras ocasiones.

Siluetas que sin embargo resultan envolventes, con líneas precisas con las que se atreve a recuperar la capa clásica española "pero actualizada, haciéndola más femenina" y acorde a los tiempos en una colaboración con la mítica casa Capas Seseña.

La obra del pintor Mark Rothko ha inspirado la colección de Angel Schlesser, en la que han primado las líneas sencillas y la superposición de tejidos como la lana y la seda en distintas texturas.

Los bloques de color, desde negros y rojos hasta tonos pasteles pasando por verdes botellas, tejas o azules y grises han coloreado vestidos, abrigos y pantalones.

Teresa Helbig, con su fórmula de trabajo en la que baraja buena costura, artesanía, sensatez y mimo, ha presentado una colección coherente de siluetas entalladas, muy sexi.

Inspirándose en estancias de épocas pasadas en lo que se atesoraban curiosidades como insectos, medallas o puntillas, Helbig ha construido "pequeños tesoros" con una nueva técnica en la que ha desarrollado el cuero guateado. Con su virtuosismo habitual, Helbig propone unos vestidos con collares de perlas, otros de tules con "plumeti" de terciopelo y "glitter" dorados y algunos de seda con tachuelas de perlas de cristal.

Tras una temporada fuera, el diseñador Juanjo Oliva ha vuelto a la pasarela madrileña con la firma Oliva, en la que se han visto aires renovados y propuestas informales para hombre y mujer, una moda contenida, sin artificios, que trasciende temporadas.

Con esta filosofía, Oliva ha desarrollado prendas de punto, pantalones pitillo, abrigos de verano, gabardinas, chaquetones. Ellas han llevado vestidos lánguidos, conjuntos con largo por debajo de la rodilla y vestidos de noche que recordaban la primera época del diseñador junto a Sybilla.

Ellos, trajes de chaqueta conjuntados con sargas, gabardinas, bermudas, pantalones con pinzas y jerséis de punto, unas propuestas minimalistas, de líneas sencillas y depuradas como el diseño nórdico instalado en la pasarela.

Al marcado compás del "hip-hop" y "trap" ha desfilado la urbana colección de Malne, llena de brillos callejeros que emanaban chulería y juventud, desde las potentes coronas de plumas que adornaban las cabezas, hasta los pies.

Las primeras modelos en desfilar calzaban unas zapatillas deportivas negras que han recordado que el calzado cómodo no tiene límites estilísticos. Combinadas con trajes de chaqueta y pantalón e incluso con vestidos de noche, las bambas de Malne han recreado sobre la pasarela una escena del "street style" más lujoso.

Por primera vez, Custo Barcelona ha presentado su colección en Madrid antes que en Nueva York (EEUU), "un gran esfuerzo" porque ha tenido que terminar la confección diez días antes de lo que obliga el calendario de la ciudad de los rascacielos.

El diseñador ha utilizado materiales tecnológicos y siluetas muy experimentales, algunas "muy pegadas al cuerpo" que contrastan con otras en las que hay un gran trabajo de volúmenes, especialmente en abrigos y cazadoras, con un sello marcadamente Custo para la temporada.

Fuera de la moqueta de Ifema, en el Club Matador, Moisés Nieto, con la colaboración de amigas y modelos, ha presentado una colección con prendas informales y divertidas en las que los bordados han cobrado protagonismo.

Para la noche, Nieto propone prendas de lentejuelas y terciopelo, mientras que para el día, camisetas y prendas de denim de segunda mano, "para darles una segunda oportunidad", ha explicado el diseñador.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios