www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

POR DELITOS DE FRAUDE Y PECULADO

Detenidos el expresidente de Guatemala y el presidente de Oxfam por corrupción

El expresidente de Guatemala Álvaro Colom.
Ampliar
El expresidente de Guatemala Álvaro Colom. (Foto: Efe)
martes 13 de febrero de 2018, 15:48h
El arresto del mandatario de Oxfam se suma al escándalo de Haití, conocido recientemente.

El expresidente Álvaro Colom fue arrestado esta mañana en Guatemala acusado de participar en un caso de corrupción conocido como el Transurbano, el modelo de transporte urbano implementado en el Gobierno de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), entre 2008-2012.

Hasta el momento, las autoridades confirmaron las capturas del presidente de los extitulares Juan Alberto Fuentes Knight (Finanzas), Salvador Gándara Gaitán (Gobernación), Ana Francisca del Rosario Ordóñez (Educación), Abraham Valenzuela (Defensa), Edgar Alfredo Rodríguez (Trabajo). También los ex ministros Óscar Velásquez (Economía), Celso David Cerezo Mulet (Salud ), Gerónimo Lancerio Chingo (Cultura) y Luis Alberto Ferraté (Ambiente).

Entre los detenidos, se encuentra el presidente de Oxfam Internacional, Juan Alberto Fuentes Knight, quien ostenta este cargo desde el 10 de abril de 2015. Lo que supone un nuevo golpe para Oxfam, después de que la semana pasada se conociera que directivos y cooperantes de la ONG contrataron a prostitutas en Haití poco después del terremoto que devastó el país en 2011.

La operación se ha llevado a cabo por orden del Ministerio Público y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala, que han efectuado 14 allanamientos en los que se ha arrestado a diez personas, incluido el exmandatario, acusados de los delitos de fraude y peculado.

"Haití no fue un caso aislado"

Helen Evans, que trabajó como responsable global para Oxfam Reino Unido entre 2012 y 2015, indicó este martes que descubrió otros abusos, incluidos a menores en tiendas de esta organización en el país, pero ni la ONG ni la comisión parlamentaria pertinente adoptaron medidas contra ello.

Encargada de investigar abusos por parte del personal de Oxfam a raíz del escándalo en Haití, contó que en 2012 la ONG le encargó abordar los posibles casos de explotación sexual y abusos.

Según la antigua trabajadora, "Haití no fue un incidente aislado". En este sentido, explicó que en diciembre de 2014 se realizó un sondeo confidencial entre los trabajadores en tres países que reveló que "uno de cada diez empleados habían sido testigos o experimentado una agresión sexual" y en el caso del personal en uno de los países el 7% "fueron testigos o experimentaron violación o intento de violación".

Después de recibir tres denuncias de abuso de menores en Reino Unido y dos de explotación sexual así como otras denuncias en el extranjero en 2014, explicó Evans, trasladó sus "preocupaciones" a los responsables de la ONG y les pidió más fondos para investigarlo. Por su parte, la ONG respondió que se realizaría una "revisión estratégica". Entonces, Evans llegó a la conclusión de que su situación en la ONG "no era sostenible" y, "frustrada ante la falta de un compromiso serio de cambio", dejó su cargo.

En junio de 2015, acudió a la comisión de ONG del Parlamento británico para informarle de que "Oxfam no estaba informando de incidentes de explotación sexual y abuso (...), de que la escala del abuso sexual probablemente era más amplia de lo que había estado informando Oxfam y de que se estaba poniendo en peligro a niños de más de 14 años en las tiendas de Reino Unido".

"Sin embargo, a medida que la escala del problema se conocía la organización no adoptó los pasos necesarios para responder", lamentó Evans. Según su testimonio, la comisión parlamentaria no se puso en contacto con ella ni tampoco tomó parte el Departamento de Desarrollo Internacional (DFID) ni el comisionado del Menor.

Sólo la comisión parlamentaria terminó poniéndose en contacto con ella cuando The Times publicó otra información sobre la actuación de Oxfam, el pasado octubre.

En un comunicado, la antigua trabajadora ha explicado que ha optado por hablar ahora porque considera que no sólo fue Oxfam quien no actuó al respecto, sino que la comisión de ONG y el Gobierno tampoco lo hicieron. Ahora, la llamada Charity Commission analizará la manera de proceder de esa ONG en Haití así como abrirá una investigación el regulador de las Organizaciones No Gubernamentales en el Reino Unido.

En España al igual que en otros países, esta organización está recibiendo peticiones de socios que quieren darse de baja y que por el momento no puede cuantificar. Al respecto, Evans sostuvo que "este asunto no debe usarse como excusa para cortar la ayuda (a Oxfam). Si hacemos eso, entonces debemos mirar a todos los sectores donde se producen tales abusos y analizar el cortarles a ellos también los fondos".

La organización, que percibe anualmente unos 338 millones de euros de fondos públicos en este país, reconoció que la conducta de esos trabajadores fue "completamente inaceptable" pero negó que se tratara de ocultar los hechos. Además, informó de que ha duplicado el número de personas que se encargan de la protección, el cual podría ascender a seis, un número bastante inferior al que había cuando Evans estaba al frente de dicha comisión, cuando sólo eran dos trabajadores.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.