www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ESTRENO EL 16 DE MARZO

Crítica de cine. Tomb Raider: el carisma de Vikander como sostén

Crítica de cine. Tomb Raider: el carisma de Vikander como sostén
Ampliar
viernes 16 de marzo de 2018, 12:24h
La actuación de la actriz sueca, lo mejor de una adaptación que ha preferido ir sobre la seguridad de lo ya visto.

El cine y los videojuegos son dos industrias condenadas a entenderse. Un mercado global de jugadores deseosos de ver en trasladadas a las pantallas las aventuras en las que participan con el mando en sus manos y, a la vez, el cine como fuente de inspiración para poner al espectador a los mandos de la historia. Narrativas en muchos casos similares y válidas para ambos mundos.

Toda una serie de características que, en teoría, deberían haber dado nacimiento a un género, que al igual que ocurrió con los superhéroes del cómic, bastara para emular con su éxito el PIB de varios países juntos.

Sin embargo, la práctica nos ha enseñado que no es tan fácil llevar a buen puerto esta conjunción. Con suerte, se pueden citar títulos que hayan logrado el visto bueno gracias al término medio, es decir, películas entretenidas y que pasaran el corte de la crítica: Warcraft, Prince of Persia, Silent Hill o Final Fantasy podrían situarse en este escalafón de “lo más destacado”.

Pero abrir el cajón de las adaptaciones de videojuegos supone también reconocer que “cosas” como el Super Mario Bros. de Bob Hoskins, Doom con The Rock o la locura disparatada de Dead or Alive vieron la luz y fueron sometidas al juicio de unos pocos (y valientes) espectadores.

El único asterisco, gigante eso sí, dentro de este nicho es el que se coloca sobre Resident Evil. La saga de seis películas protagonizadas por Mila Jovovich ha recaudado un total de 1.233 millones de dólares. Creciendo poco a poco desde los 103 de la primera entrega hasta los 312 de su Capítulo final. Aunque aquí posiblemente juegue a su favor el factor de temática zombie.

Entre medias, nos situamos con la saga que nos ocupa este fin de semana: Tomb Raider. La heroína aventurera de Square Enix ya tuvo una primera versión cinematográfica en la piel de Angelina Jolie. Su Lara Croft catapultó a la actriz gracias al éxito de público, que no de crítica, de la primera entrega, allá por 2001. Casi 300 millones de euros de recaudación que hicieron que Paramount viera con buenos ojos una secuela. La cuna de la vida llegó en 2003 y pareció centrarse en encontrar prendas todavía más ceñidas para Angelina Jolie que en la historia. Eso sí, dejó para los anales la pelea a puñetazo limpio entre Lara Croft y un tiburón. Una imagen perfecta para bajar el telón y trasladarnos a 2018.

Ahora son Warner, Metro Goldwinn Mayer y GK Films los que buscan romper la dinámica con esta nueva Tomb Raider. Una tabula rasa con el personaje visto ya en su formato pixelado y que se ha querido trasladar a la pantalla. De la exuberancia de la Lara Croft de Angelia Jolie tanto en la sexplotaition del personaje como en el CGI y las tramas sobrenaturales, a una versión de Alicia Vikander con los pies en el suelo.

La actriz sueca nos da una Lara Croft que se convierte en heroína a base de constancia y también de recibir unas buenas raciones de golpes. No es una supermujer que destroza enemigos. Si se enfrenta a un morlaco, gana el morlaco. Llora de dolor, se embarra, sangra y sufre. Una suciedad que se traslada con acierto a la trama. En esta película hay muertes y se mata con la cámara rodando, no se esconden en un segundo plano.

De manera magnética, Vikander atrae al espectador con su carisma y lo evade de pensar que está ante una trama ya vista y que se puede trazar el siguiente movimiento de unos secundarios planos, pese a contar entre ellos con el magnífico Walton Goggins (Los odiosos ocho).

Así, pese al reseteo de la saga, los caminos vuelven a repetirse. Lo mejor de la nueva Tomb Raider vuelve a ser el acierto del cásting de la protagonista. La aventura, adaptada a los nuevos tiempos, discurre por los raíles de ir sobre seguro y entrega una cinta que logra su cometido de entretener pero que se convierte en olvidable una vez salido del cine.

Tomb Raider


Año: 2018.
Duración: 122 minutos.
País: Estados Unidos.
Género: Aventura, acción.
Director: Roar Uthaug.
Guión: Geneva Robertson-Dworet, Alastair Siddons.
Fotografía: George Richmond
Reparto: Alicia Vikander, Daniel Wu, Dominic West, Walton Goggins, Kristin Scott Thomas, Alexandre Willaume, Adrian Collins, Hannah John-Kamen, Nick Frost.
Sinopsis:
Lara Croft es la hija ferozmente independiente de un excéntrico aventurero que desapareció cuando ella era apenas una adolescente. Ahora, Lara se ha convertido en una joven de 21 años sin ningún propósito en la vida. Se abre paso por las caóticas calles del East London, el barrio de moda, como mensajera en bicicleta, un trabajo que apenas le da para pagar el alquiler. Decidida a forjar su propio camino, se niega a tomar las riendas del imperio empresarial de su padre y con la misma firmeza se niega a reconocer que él se ha ido para siempre. Pero después de siete años sin él, deberá enfrentarse a los hechos y seguir adelante aunque Lara no logra entender lo que la impulsa a resolver el enigma de su misteriosa muerte.
Lara deja atrás todo lo que conoce y va en busca del último paradero conocido de su padre: una legendaria tumba en una isla mítica que podría estar en algún lugar de la costa de Japón. Pero su misión no será fácil; de hecho, llegar a la isla entrañará de por sí enormes peligros. De repente, Lara tendrá que enfrentarse a retos aún mayores y, contra viento y marea y gracias a su inteligencia, su fe ciega y su espíritu inquebrantable, debe aprender a superar sus límites mientras se adentra en lo desconocido. Si sobrevive a esta peligrosa aventura, podría ser su bautismo de fuego para ganarse el nombre de Tomb Raider.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.