www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SUCESOS

El hijo y nieto de la familia muerta en Tenerife confiesa el triple crimen

El hijo y nieto de la familia muerta en Tenerife confiesa el triple crimen
Ampliar
EL IMPARCIAL/Agencias
viernes 23 de marzo de 2018, 16:04h
El asesino mató a puñaladas a su abuelo y sus padres.

El joven detenido por el triple homicidio descubierto esta mañana en Arona, en el sur de Tenerife, ha confesado a la Guardia Civil que fue él quien mató a su abuelo y a sus padres adoptivos, según ha informado el subdelegado del Gobierno en Santa Cruz de Tenerife, Guillermo Díaz Guerra.

Según ha dicho el subdelegado del Gobierno en Santa Cruz de Tenerife, las autoridades encontraron al joven, quien les había llamado, "en gran estado de nerviosismo", cuando procedieron a registrar su vivienda. Debido a esto, y a las incongruencias en su relato, la Guardia Civil procedió a trasladarlo al cuartel para tomarle declaración. Allí, el detenido acabó derrumbándose y confesando la autoría del crimen, aunque aún no ha trascendido qué pudo llevarle a hacer algo así.

Los cadáveres, según las fuentes, corresponden a un hombre de unos 80 años, su hija de alrededor de 60 años y el marido de ésta, de unos 70 años, identificado con las iniciales A.O.R., que, al parecer, tiene un negocio en la zona de Los Cristianos. Todos ellos de origen español, convivían en la misma casa. El hombre de unos 80 años era un empresario del sector del plátano originario de La Palma que había regresado a Canarias tras emigrar a Venezuela, informó el subdelegado del Gobierno en Santa Cruz de Tenerife, Guillermo Díaz.

El hijo y nieto de los fallecidos, de 23 años, fue el que dio la voz de alarma, en torno a las 05:00 horas. Escuchó ruido en la casa y forcejeó con una persona que, tal y como ha explicado a la Guardia Civil, huyó.

Los cuerpos fueron encontrados tras un aviso de robo en el inmueble. Las muertes se han producido por apuñalamiento y los investigadores no descartan ninguna hipótesis. El joven ha sido detenido después de que los agentes le tomasen declaración, ya que presentaba cortes en las manos y sangre.

La Policía Judicial y la Guardia Civil se encuentran en el lugar de los hechos y tratan de corroborar esa explicación y buscan indicios y huellas de la persona que, según el interrogado, escapó. Según las primeras pesquisas, el presunto autor de los hechos podría ser el hijo adoptado de la pareja, quien se asegura tendría problemas psiquiátricos y que ha estado recibiendo tratamiento en Madrid.

Las diligencias son secretas y posteriormente se decretará también el secreto de sumario, y a falta de confirmación del estudio forense lo que se sabe es que los fallecidos tenían heridas producidas por arma blanca.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios