www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Y DIGO YO

Contra el chantaje nacionalista

martes 03 de abril de 2018, 20:07h

El PP, más de broma que de veras –o por lo menos así me pareció– pedía esta semana al PSOE que le prestara 5 votos al azar durante la votación de los Presupuestos Generales del Estado para, de esta forma, evitar el ‘chantaje’ del PNV, que ha exigido que se deje de aplicar el artículo 155 en Cataluña.

Decía bien el 'popular' Javier Maroto cuando hablaba de chantaje porque es eso justamente, una coacción política de un partido nacionalista que, con una cierta visión propia de futuro, intenta desacreditar un instrumento del Estado para restablecer el orden y la ley en una comunidad autónoma. Los nacionalistas vascos siguen muy de cerca todo lo que se está haciendo mal en Cataluña para, llegado el caso, aplicarse el cuento. Aquí el 155 no cuadra en los planes, no cae bien.

Y digo yo: Si los partidos nacionalistas se echan una mano en cuestiones de un mal llamado autogobierno y para retrasar toda iniaciativa beneficiosa para España, ¿por qué no acuerdan los partidos constitucionalistas un apoyo mutuo en casos de chantaje como el que aquí nos trae? ¿Tan difícil sería que PP, PSOE y Ciudadanos pactaran apoyarse en cuestiones de Estado de trascendental importancia como unos Presupuestos Generales o una ley de educación o una investidura?

Es fácil entender por qué se excluye a Podemos y no podría formar parte de este grupo de partidos por un pacto de Estado. Hay que recordar tan solo que en sobradas ocasiones se han mostrado más partidarios de formaciones nacionalistas y de sus intereses particulares que de defender los intereses generales del país. Defender la soberanía de España no estuvo nunca entre las prioridades de la formación morada.

El PP pedía el apoyo de Pedro Sánchez, que volvió a hacer bueno su famoso ‘no es no’. Que sepa que por eso pasará a la Historia. Ciudadanos hacía lo propio apelando a la responsabilidad de un partido como el PSOE, que se dice nacional. En cualquier caso, Albert Rivera tiene claro lo que hay: “Los nacionalistas no son de fiar y tratan de chantajear las políticas nacionales por su interés nacional”.

Y este provecho no es otro ahora que intentar conseguir el control de la Seguridad Social en territorio vasco, pero, eso sí, que las pensiones las pague “mamá España”. De autodeterminación ya hablaremos más adelante. Hay tiempo y, si no cambian los partidos constitucionalistas, el chantaje se lo harán al PP, al PSOE o al que pase por Moncloa.

¿Tan pocas miras tienen algunos para hacer un frente común?

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (6)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.