www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

AUDIENCIA NACIONAL

Trapero dice que expresó su "firme voluntad" de respetar la legalidad

Trapero dice que expresó su 'firme voluntad' de respetar la legalidad
Ampliar
(Foto: Efe)
lunes 16 de abril de 2018, 12:23h
El exmayor de los Mossos, en libertad tras haber sido procesado por sedición.

La juez de la Audiencia Nacional ha notificado personalmente al mayor de los Mossos Josep Lluis Trapero su procesamiento por sedición y organización criminal. Lo mismo ha sucedido con los que fueran sus jefes políticos, el exdirector del cuerpo Pere Soler y el exsecretario de Interior César Puig -segundo del exconsejero Joaquim Forn-.

Lamela los había citado a las 8:30 horas, pero Trapero no ha parecido hasta las 08:45 horas. La comparecencia ante la juez de la Audiencia Nacional, en la que podían rebatir la acusación contra ellos, se ha prolongado solo unos minutos, en los que la Fiscalía ha declinado hacer preguntas y tampoco ha pedido la celebración de una vistilla para la adopción de medidas cautelares más gravosas de las que ya se les han impuesto en instrucción, han informado fuentes jurídicas. Los tres abandonaban la sede de la Audiencia Nacional sobre las 9:00 horas.

En el auto de procesamiento, la juez cree que la excúpula de la Policía autonómica, liderada por Soler y Trapero, bajo el mandato del exconsejero Forn y su segundo César Puig, condujo a "sus subordinados a una dejación auténtica de funciones" el 1-O, simulando un dispositivo "engañoso y fraudulento" que facilitó la votación del referéndum ilegal.

Sin embargo, el mayor de los Mossos ha alegado que se desmarcó ante el Govern del referéndum del 1-O y que se puso a disposición del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y de la Fiscalía para cumplir sus "órdenes" tras la aprobación de la declaración de independencia. En su recurso contra el auto de la Audiencia Nacional, el que fuera jefe de la policía catalana insiste en que los mandos policiales de Mossos expresaron su "discrepancia" con la cúpula de la consejería de Interior respecto a sus planes para celebrar el 1-O, suspendido por el Tribunal Constitucional.

Todos ellos junto con la intendente de los Mossos d'Esquadra Teresa Laplana -procesada solo por sedición por el asedio en la Consejería de Economía el 20 de septiembre-, a quien se le ha notificado el procesamiento por videoconferencia, cuentan ya con medidas cautelares consistentes en comparecencias quincenales, prohibición de salir de España y retirada del pasaporte; menos gravosas que la prisión o las fianzas que en algún caso ha pedido sin éxito la Fiscalía en instrucción.

Trapero alega que se demarcó del 1-O


En su recurso contra el auto de la Audiencia Nacional, Trapero alega que los mandos policiales de Mossos expresaron su "discrepancia" con la cúpula de la consellería de Interior respecto a sus planes para celebrar el 1-O, suspendido por el Tribunal Constitucional, y su "compromiso" con los mandatos de los jueces y la Fiscalía.

El escrito recalca que Trapero "en modo alguno compartía" los planes secesionistas del Govern, como lo demuestra, según la defensa, los dos correos electrónicos que el mayor envió al presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, Jesús María Barrientos, y al entonces fiscal de Cataluña, José María Romero de Tejada, el 27 de octubre pasado, cuando el Parlament aprobó la declaración unilateral de independencia.

En esos correos aportados a la causa, que Trapero remitió cuando ya estaba imputado por sedición y un día antes de ser cesado por el Gobierno en aplicación del 155, el mayor comunicaba que los Mossos d'Esquadra se ponían a "disposición" de las autoridades judiciales y de la Fiscalía con el fin de "dar cumplimiento a las órdenes que se pudieran derivar" en relación con la aprobación de la DUI. Trapero comunicaba además que los Mossos seguirían "garantizando la seguridad ciudadana y el orden público en Cataluña", tras tener conocimiento de la aprobación de la DUI por parte del Parlament "y desconociendo las consecuencias jurídicas de la mencionada declaración y sobre quién podían recaer las mismas".

La cúpula de Mossos trasladó también al Govern que "no se compartía desde el cuerpo policial el proyecto independentista" y manifestó su "firme voluntad y decisión" de respetar la legalidad vigente y los mandatos judiciales y su discrepancia respecto a "determinadas manifestaciones públicas en las que se hacía referencia" a la policía catalana.

Trapero insiste además ante la juez en que fue el coronel Diego Pérez de los Cobos, cargo del Ministerio de Interior, quien dirigió el operativo para impedir el 1-O y que en ninguna de las reuniones que mantuvo con los jefes de Mossos les manifestó que el operativo que habían diseñado fuera "inoperante o insuficiente".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.