www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TENIS

Roland Garros. Muguruza pasa a cuartos sin sudar y Serena Williams abandona

lunes 04 de junio de 2018, 19:00h
La jugadora española pasó de ronda al lesionarse su rival y retirarse en el segundo juego de su partido.

Garbiñe Muguruza sigue quemando etapas en esta edición de Roland Garros que espera que suponga una catarsis dentro de su cubitativo 2018. Este lunes lo ha hecho de forma inesperada, pues se vio favorecida por la precoz lesión de la ucraniana Lesia Tsurenko. La jugadora clasificada como 39ª en el ránking de la WTA sufrió un infortunio de tipo muscular en el segundo juego del entrentamiento y después de recurrir al servicio médico decidió abandonar.

El electrónico señalaba un 2-0 nítido para la jugadora española. Sólo 19 minutos estuvo sobre la pista la caraqueña ante una contrincante que trataba de solventar los puntos con dos o tres golpes, nada más. Las molestias ya le habían rondado de cerca y no estaba la ucraniana para peloteos largos o para desplazarse por la pista para perseguir las bolas que le lanzaba la Top-3 del mundo. Así, la tenista de 29 años pidió asistencias y tras desplegarse el tiempo muerto médico no aguantó más. A la vuelta de vestuarios se retiró, ovacionada por la tribuna y por Muguruza.

Este rocambolesco brete coloca a Muguruza en cuartos de final, una ronda en la que será examinada por otra jugadora que ha ganado su partido de octavos del torneo parisino sin necesidad de darlo todo ni mucho menos. Se trata de Maria Sharapova, que no llegó a vestirse de corto pues su rival, Serena Williams, anunció que abandonaba el torneo por otra lesión. Por ello, el duelo entre las dos tenistas que regresaban al Grand Slam francés después de años de ausencia (por dopaje la rusa y por maternidad la estadounidense) se vio truncado.

"Tengo un problema en el pectoral que se agrava y que me impide sacar. Así no se puede jugar", confesó la ganadora de 23 grandes en una rueda de prensa que organizó toda vez que tomó la decisión. Confesó Williams, de 36 años, que arrastra un problema en el músculo pectoral que le impide sacar como ella desea y, por ello, ha escogido abandonar para no competir en esas condiciones y exponerse a una lesión de mayor dimensión.

"Quería saber cómo evolucionaba la lesión, cómo me sentía. Intenté diversos vendajes y diversos remedios, para ver si podía seguir. Nunca había tenido un dolor de este tipo y no sé como afrontarlo", desglosó y reconoció que "le prometí a mi entrenador que si no estaba al 60% me retiraba y si no puedo sacar, que es mi mejor arma, poco puedo hacer". "Estoy muy decepcionada. He hecho muchos sacrificios para estar aquí, me ha costado mucho separarme de mi hija y ahora tengo que retirarme", sentenció.

La tres veces ganadora de la Copa de los Mosqueteros estaba inmersa en una batalla contra la organización, que no respetó el número 1 con el que se entregó a la maternidad. Le estaba saliendo bien la jugada: en su vuelta había llegado con firmeza y lucha a estar entre las 16 mejores, a pesar de haber tenido que derrotar a jugadoras de nivel y de no poseer el mejor punto de forma. Por ende, Sharapova, que también pelea por su legitmidad y ya ha ganado Roland Garros dos veces, es el filtro definitivo para Muguruza.

La española declamó al final de su breve comparecencia que "es un buen partido (contra Sharapova), unos buenos cuartos, y me apetece mucho jugar este partido. No veo a ninguna favorita". "Tenemos un juego bastante agresivo las dos", analizó antes de confesar su incredulidad ante la noticia del abandono de Serena: "Me pilló completamente de sorpresa. Me imagino que tendrá sus razones". Y describió las conecuencias de esa retirada en su hoja de ruta denunciando que "ha sido un día largo de espera. Me pusieron en la pista uno (y no en ninguna de las principales) y pensé en decir 'porqué me ponéis allí', pero, bueno, no lo decido yo. Y al final mira tanta espera...".

Finalmente, en este lado femenino del torneo parisino se vivió otra gran campanada. Fue la sufrida como sujeto pasivo por Caroline Wozniacki. La danesa, segunda de la WTA, fue presa de la presión de tener que jugar su encuentro entre el domingo y el lunes y cayó, contra todo pronóstico, ante Daria Kasatkina. La rusa, de 21 años y decimocuarta del ránking, tocó techo en su carrera al triunfar por 7-6 y 6-3. De este modo, sólo Muguruza puede arrebatar el número 1 a Simona Halep, que arrasó a Elise Mertens (16ª) por 6-2 y 6-1 en 59 minutos. La rumana competirá por un lugar en las semis con Angelique Kerber (12ª), que venció a Caroline Garcia (séptima raqueta de la WTA), completando la ronda de las ocho mejores.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.